Tu Concepto de Personal Branding Hace la diferencia

En mi artículo “Errores conceptuales de Marca Personal”  termino comentando que  Muy probablemente a favor de nosotros no existe un concepto único porque no hay un camino único para gestionarla. Esta es una de las riquezas de la marca personal. La diferencia la Marcas TU.

Hoy inicio con aquel final porque para buena fortuna sigue evolucionando y se siguen integrando mas dudas al proceso.  Como lingüista quisquillosa de las acepciones debo aceptar que en este caso llegan incluso a agradarme las divergencias a grado de polémica.
La polémica nos hace forzosamente cuestionar y no hay nada mas enriquecedor que buscar respuestas a dudas profundas.
Ultimamente circula sobre la marca personal si se gestiona, se inventa o se hace, si me vendo o no me vendo, si mi ego debe o no entrar en ella, si es una meta o un resultado.  Si todo lo que hago es branding porque me coloca en tal o cual posición por encima de…

Cualquier discrepancia tiene un fundamento

El motivo por el que nos enrolamos en la gestión de marca, el campo laboral en que nos desarrollamos, el entorno cultural, incluso el nivel de conciencia juegan un rol importante en nuestra particular percepción de marca personal.

Está perfectamente claro que quien habla de “venderse” se refiere a su propuesta de valor y no a su persona. Aunque si nos ponemos a pensar cuando firmamos un contrato laboral, nuestro cuerpo tiene que cumplir 8 horas presenciales en la oficina frente al ordenador llevando a cabo una tarea a cambio de una remuneración. Y no suena lindo.

Creo que en este sentido todos alguna vez hemos vendido nuestro tiempo a una empresa, y es tiempo de vida real que hemos dejado en ellas a cambio de una remuneración. En ese sentido estamos vendiéndonos por un sueldo. Virginio Gallardo ha hecho esta comparación.

Los que lo hemos hecho, por su puesto no lo entendemos o definimos de esa manera, pues resultaría ofensivo.  Así definimos y entendemos los conceptos de manera diferente y para cada quien valido.

Quienes hablan de inventar o descubrir mas que gestionar, seguramente se refieren al proceso “interno de evolución personal” donde se hacen visibles fortalezas y habillidades que desconocíamos, pues no habíamos entrado al ruedo a medirlas. Y sin embargo siempre estuvieron ahí, pero de no ser por la gestión habrían permanecido “dormidas” no sabemos cuanto tiempo.

Quienes defendemos el “ego” por su puesto no nos referimos al auto bombo, el egocentrismo y la arrogancia de un super-yo. Sino a la auténtica expresión de un verdadero “yo” sin falsa modestia, sin miedo, con foco claro de su potencial y sus límites. Un yo que nos muestra donde termina nuestra área de expertise e inicia la del colega. Donde podemos colaborar con otros compañeros de “marca personal” sin “competir” ni arrebatarnos conceptos e ideas. Sino complementando y enriqueciendo experiencias.

Los conceptos determinan las vías y los resultados

Si hacemos el ejercicio en Google: Best bussinessmen ¿Quien sale primero?, ¿estás de acuerdo?, ¿que sientes?. En algunos casos a mi se me hace un nudo en el estómago al ver los resultados y tal vez movería a algunas personas a la primera posición.  Sabemos que el término (mejor) es subjetivo y filosófico y los criterios que determinan a un individuo como mejor que otro u otros son muy personales.

Este es mi punto, nosotros determinamos los criterios, y  los caminos, decidimos las prioridades y jerarquizamos lo que vale. Si tu consideras que es importante venderte, en el sentido de “hacer atractiva tu propuesta de valor”. Tu sabes a lo que te refieres, y por su puesto no ofreces tu cuerpo.

Cuando Kiyosaki habla de su carrera de ratas refiriéndose a los empleados, a mi me hace mucho ruido. Lo he dicho, lo repito y siempre diré que para mi

, sin importar el puesto, la actividad, el sueldo. En mi punto de vista el trabajo no es un medio de sobrevivencia, ni un medio de validación o estatus.

Asi pues elegimos muy “personalmente” los atributos, las vías, los conceptos que son afines con nuestros valores y el momento en nuestras vidas para dar camino a la gestión de marca en una vía.

Los conceptos y la claridad de los mismos importan

De nuestros conceptos resulta la percepción y determina el comportamiento

Como lingüista y pedagoga enfatizo la importancia de los conceptos que determinarán nuestro comportamiento y el resultado del mismo. Es un hecho que hay diferencias de percepción, está claro que existe confusión en alguna terminología, y sin embargo tampoco hemos de perdernos en las minucias del lenguaje debatiendo percepciones ajenas.

Es válido cuestionar incluso nuestros propios conceptos, es valido enriquecerlos con algun punto de vista contrario al nuestro. No se nos va la escencia del ser en la divergencia. Nos enriquece.  Esta es la riqueza de la gestión de marca.

Yo personalmente en este punto de mi vida, gestiono mi marca. Considero que la confusión de la venta surge del transferir la marca de un producto a la de una persona y no identificar concretamente si la persona es la marca o el producto.

Hoy creo que

; tratándose de marca personal. Si se dice: Madre Teresa,  Lady Di, Vesace, Tiger Woods, Charles Dickens, etc. Nos viene a la mente una idea global, lejos realmente de la definición de los sujetos, pero una clara asociación a una actividad u oficio, y una percepción del bien hacer del mismo.

¿De que manera afecta interiormente nuestro concepto en la percepción del todo? En esta gráfica sobre pensamiento divergente vemos como al integrar un nuevo elemento la estructura mental debe hacer un re-ajuste completo, no se trata de adicionar un elemento mas. Así sucede con los procesos de conceptualización de marca personal. Una nueva visión va a ajustar totalmente nuestro pensamiento y actitudes. Efectivamente importa y sin embargo, tampoco es cuestión de vida o muerte, pues la percepción depende de muchos elementos cognitivos, sociales y culturales que no cambian por un articulo en redes sociales, pero si pueden iniciar el proceso de cuestionamiento de los mismos para generar ese cambio.

El móvil determina los resultados

El móvil determina el camino de acción y los resultados

Por su puesto, necesitamos subsistir. Pero apuesto que estaríamos dispuestos a pagar por estar un día como mano derecha de la persona que mas admiramos para absorver todo lo que sea posible de esa persona. Esa es una marca personal, y es sin duda resultado de una trayectoria. No hay dos hombres de negocios con trayectoria equivalente. No hay dos millonarios que hayan  sumado su riqueza de igual manera.  No hay dos científicos que hayan hecho su descubrimiento usando los mismos procesos.

Por cuestiones personales, entre otros; mis problemas de salud. Me he visto en la necesidad de explorar y buscar un desarrollo espiritual y las diferentes personas a quienes he acudido para este efecto son un claro ejemplo de lo que aqui pretendo plantear.

Eckhart Tolle y su enfoque de Stillness, Awareness hace un par de años me perdían totalmente tras 2 o máximo 5 minutos. Vivía en la ciudad de México; la ciudad mas grande del mundo, tenía un trabajo de tiempo completo, 8 horas mas 3 de transporte (promedio) en días de tráfico las horas de transporte equivalían a las horas de trabajo. Tres hijas una en maternal, otra en kinder, otra en primaria, el blog, actividades domésticas: comida, ropa, quehacer y un emprendimiento en barras de dulces y talleres de scrap, mas ocasionales actividades de masajes.

Por su puesto Eckhart me habla de Stillness y lo mando a la esquina. En esos momentos Christine Marie Sheldon me hacía mas sentido con su enfoque de love or above, porque era justo lo que me movía en esa totalmente maniaca rutina agotadora a todo nivel, en la que solo algo mas allá del amor nos mueve por encima de cualquier barrera.

No creo sin embargo que sea posible un hacer maniaco por largo periodo sin demérito de otros aspectos vitales, y por su puesto, toqué límite y cuando Christine ya no me era suficiente, Deepak Chopra me fue mas funcional debido a que maneja conceptos de Neurociencia con los que yo estaba familiarizada por la Psicolingüística. Llegando el punto del Sanscrito y la cultura Budista, si bien puedo entenderla a nivel conceptual, me es difícil asimilarla por cuestiones de cultura.

Continuando en mi búsqueda de crecimiento espiritual Sonia Choquette con un enfoque intuitivo sin duda y después de Christie y Deepak me fue realmente contundente en resultado. Yo soy intuitiva y sus conceptos no solo resonaban a nivel intelectual, como en el caso de Deepak sino a nivel interior. Entonces pude comprender que a nivel espiritual como a cualquier otro nivel los conceptos van a nivel taxonómico de la comprensión a la aplicación y transferencia.

Cuando yo escuchaba por ejemplo a Michael Bernard Beckwith hace ya varios años podía conectar mejor que con los conceptos de Eckhart, yo al comprender casi el cien por ciento, tenía la impresión de realmente vivia dichos conceptos. No fue sino hasta llegar a Sonia Choquette, un par de años después que comprendí que eso que yo creía tener bien integrado era solo a nivel de comprensión, no de aplicación y menos de transferencia.

Hoy puedo escuchar a Eckhart y no solo encontrar sentido en sus palabras, me es posible aplicar parte de lo que manifiesta. Estoy sin embargo todavía muy lejos de integrar de manera real en mi sus conceptos. Me siguen haciendo mucho ruido. Mi mente es ruidosa y definitivamente creo que amo ese ruido.

Es probable que mi ego esté en juego en este caso y probablemente sea la razón por la cual lo defiendo. No doy nada por hecho y simplemente entiendo que el resultado de crecimiento interior que me brindó cada uno de estos coaches espirituales ha sido diferente y complementario. Pero no habría podido ser en algún otro orden. Uno me ha dejado lista para el otro.

En la marca personal funciona igual. Los inicios de gestión pueden ser un poco con los ojos cerrados, con ciertas nociones y conocimiento a nivel intelectual, conceptual, pero sin realmente integrar y tranferir mucho de ello hasta que nos metemos al ruedo de la gestión y vivimos el proceso.

En un post muy reciente se habla de la marca personal para ser la opción uno a elegir por encima de. Queda claro la cuestión de sobre-vivencia y la competencia para conseguir trabajo, clientes, etc. Pero seguro marcas personales como: Gandhi, Martin Luther King, no hicieron lo que hicieron para tener rankings en redes sociales y ser opción uno en la mente de sus seguidores. Si nos mueve la sobrevivencia gestionamos de cierta manera, si nos mueve el sentido de vida es otro el proceso.

En un punto nuestro propio crecimiento nos dan otro nivel de conciencia y podemos si no mas claramente verbalizar (porque la claridad no depende de nuestras palabras sino de la interpretación de las mismas por el lector). Podemos con mayor seguridad vocear nuestras ideas y conceptos. Totalmente válidos en el momento y muy probablemente líquidos; es decir en proceso de cambio.

BESOS