Soy una puta, una tonta, una mentirosa

Así te hacen sentir los comentarios de todos
Todos tenemos una parte no grata que queremos ocultar

Y también una santa, una sabia, embajadora de la verdad. En la definición de marca, el descubrimiento del auto-concepto nos encontramos con todas nuestras contradicciones. Nuestras sombras según la teoría de Carl Jung. Podemos aplicar tests de personalidad y si identificamos algo que no nos agrada tratamos de combatirlo, esconderlo. Escondemos tan bien algunas cosas que ni si quiera a nuestros propios ojos resultan visibles. Cuando hacía terapias con flores de Bach por lo general con gente que conocía de años y de cerca. Les preparaba fórmulas para los estados emotivos que identificaba. Las flores de Bach nos nivelan las emociones, pero también nos hacen conscientes de nuestros patrones de indecisión, miedo, intolerancia, egocentrismo, envidia, orgullo, resentimiento cuando las usamos por un periodo de tiempo. Nos damos cuenta de los hechos que generan las emociones y la manera en que las canalizamos en el cuerpo y conducta en general. A veces me pedían que les cambiara la fórmula porque no les gustaba lo que sentían.

Puede sonar increíble, pero no tenemos miedo de nuestras sombras, nuestras inseguridades y defectos. Tenemos más miedo a nuestros poderes sin medida. Tenemos miedo a ser felices, tenemos miedo a ser ricos, tenemos miedo a sobre-salir a llamar la atención y nos decimos: “¿quién soy yo para merecer esto, o hacer aquello?.  Soy tonta(o), no soy nadie. Puede gustarnos o llamarnos el poder pero rechazamos la responsabilidad. Podemos buscar el amor, pero evadimos el compromiso. Podemos  querer dinero pero evitamos las complicaciones de generarlo y manejarlo. Es más fácil que otros hagan las cosas por nosotros. Nos saboteamos, nos limitamos para no ir más allá.

Según Jung esto es parte de un inconsciente colectivo. Como madre me interesa mucho trabajar mi auto-concepto sanamente por mis hijas. Como educadora trato de dar a mis hijas confianza y seguridad pero pese a mis esfuerzos mi hija más pequeña abiertamente me dice: “no me la creo mamá”; cuando le digo que es hermosa. Me parece ese inconsciente colectivo y los arquetipos grabados en nuestras mentes con ideas del ser, de la adecuación. Aquí un muy buen artículo sobre los arquetipos de Carl Jung y las marcas . Mi hija a sus 2 años ya se cuenta su propia historia. Todos lo hacemos.

El auto concepto
El auto concepto

Siempre tenemos algo de inadecuado en nuestro interior, algo de juicio. Esos opuestos que tal vez juzgamos o criticamos están de algún modo en nuestro interior.

¿Cuál es la personalidad ideal para gestionar en redes sociales?

Todas, cualquier personalidad tiene algo que aportar a las otras. En conjunto somos complementarios y los talentos unidos forman un todo armónico. Creemos que debemos ser extrovertidos, gregarios, líderes pero justo este artículo de William Arruda nos comenta como es que los introvertidos son ideales para gestionar marca personal al tener cercana relación con sus contactos.

El punto no es convertirnos en la tipología ganadora y dominante. El punto es simplemente ser quienes somos con nuestros defectos y virtudes. En el momento en que nos permitimos brillar damos permiso a los demás de hacerlo. Al liberarnos de nuestros miedos, nuestra presencia libera a otros. Como se menciona en este vídeo.

¿Qué es entonces lo que aplica si no esconder ventilar los defectos?

Nadie somos modelo de perfección. Ninguno está exento del error. El punto no es cínicamente decir: “así soy y que se aguanten”. Desgraciadamente hay gente que llega a ese punto. El caso es ser y aceptarnos con todo lo que sabemos somos. Las fortalezas pueden convertirse en debilidades y vice-versa.  Volviendo un poco a las flores de bach la abnegación, rigidez y auto-represión pueden dar como resultado personas fuertes ante los problemas, inquebrantables ante la dificultad. Por otro lado estas personas requieren también una dosis de amor, ternura y mostrar auténticamente vulnerabilidad. Conocer y aceptar nuestra parte “oscura” nos permite integrarla en el todo de manera saludable y potenciar la parte de “luz” que necesitan las diferentes circunstancias de vida.

No hay que esforzarse por ser único, diferente y perfecto. Es un hecho somos únicos, diferentes y nuestra naturaleza nos llama a la perfección. En nuestro interior como en la historia del buda cubierto hay un tesoro, hay grandeza y poder. Pero nada de eso es fácil de manejar y efectivamente los talentos y la grandeza yacen dormidos, semi-apagados por la parte “oscura” que nos atrevemos a descartar, esconder, negar. En el momento que ponemos todo tal cual en la mesa surge por encima de la oscuridad la luz de nuestro interior.

¿Como encontramos balance entre la grandeza y la miseria?

A todos niveles; mente, cuerpo, y alma buscan equilibro. No se puede hacer el bien negando el mal. No podemos ser grandes negando u ocultando nuestros defectos. Es necesario ser objetivos y aprender a ver la variedad con tolerancia, con misericordia primero hacia nosotros mismos. Tenemos derecho a equivocarnos, a no saber. La sencillez, la apertura, la naturalidad son siempre buenas guías para encontrar balance. ¿Quien no ha cedido tiempo, vida, amor por dinero?. ¿No es venderse a un trabajo que nos desagrada por dinero prostituirse?. En algún sentido de la palabra lo es, y en ese sentido de la palabra muchos lo hemos hecho. ¿puedo acaso saber todo?. ¿alguien puede tener todas las respuestas en mano para cualquier cosa?. Tal vez al golpe de un click en internet encontremos muchas, respuestas a casi todo. Pero si le quitan internet ¿sabrá lo mismo?.  ¿Alguien no ha mentido alguna vez en toda su vida?. Puta, tonta, mentirosa. Algo de eso y también todo lo contrario.