Sin Trabajo No Comes.No comen tus Hijos.No pagas la Casa; Te Deshaucian

¿Nuestra vida depende del trabajo?
¿Nuestra vida depende del trabajo?

Ciertamente muchas cosas importantes de nuestra vida dependen del trabajo . Yo estuve desempleada con dos bebés que alimentar. Una de siete meses y una de 2 años. Pagando renta. Mi esposo con empleo temporal. Y fui boletinada por demandar al empleador por despido injustificado. El boletinaje en México significa que tu curriculum es publicado en todas las redes de recursos humanos que te pueden emplear para bloquear cualquier posibilidad de empleo. Es una práctica ilegal y nadie admite hacerlo. Lo cierto es que muchas empresas privadas y gubernamentales se alinean con ese boletinaje cuando te atreves a demandar. El objetivo de las empresas es espantar a los trabajadores para que no usen los recursos legales existentes que los obligan a respetar las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo. Es una manera de obligar al empleado a firmar una renuncia voluntaria. Sin obligación para el empleador. Debes recibir lo que quieran darte que en mi caso era menos de la mitad de lo que legalmente me correspondía. Son muy pocos los abogados que ayudan con este tipo de demandas porque son procesos largos, desgastantes y con pocas probabilidades.

 

Así te hacen sentir los comentarios de todos
Así te hacen sentir los comentarios de todos

En principio lo más difícil no es el desempleo

Una de las partes más difíciles de esta situación fue enfrentar las opiniones de todas las personas. Solo mi esposo me apoyaba con la demanda. Interiormente yo me sentía entera y fuerte para salir adelante. Pero percibía el miedo, la lastima, el rechazo de familiares y amigos. Eso realmente dolía y realmente obligaba a alejarme de muchas personas cuya opinión y actitud no me ayudaban en nada. Los clichés de “todo pasa por alguna razón”, “Dios no abandona a nadie de su mano”, “Siempre vendrán tiempos mejores”. Me caían en ese momento de la peor manera y no me ayudaban a sentir mejor en ningún sentido. Lo que realmente me ayudaba era platicar con los amigos que habían pasado por esa situación y salido de ella y me ofrecían alternativas. Un amigo me dio todo un plan de búsqueda super enfocado. Me dijo: “la búsqueda de empleo es trabajo de tiempo completo”. Durante el proceso de búsqueda no sé si era más desgastante el no tener respuesta de las vacantes disponibles que encajaban con mi perfil o tener las entrevistas y enfrentar las preguntas como: ¿Cuál fue el motivo de la separación del ultimo empleo?. Y ver el rostro cuando les daba la respuesta. Y agregaban siempre la pregunta. ¿Y por que crees que te seleccionaron para el recorte?. No podía tal cual decirles cosas como: Porque estoy cerca de los 40 años y quieren evadir responsabilidades de jubilación. No había respuesta que me dejara bien parada. Sabía que el boletinaje hacia lo suyo cuando enviaba mi currículum a puestos donde mi perfil encajaba al 100% y ni si quiera me consideraban para entrevista. Con maestría mas de 20 años de experiencia, 4 idiomas, conocimientos de sistemas y computación. Nada parecía hacer la magia. Revisar el correo electrónico y no tener nada era siempre desalentador. Revisar el correo y tener alguna entrevista era siempre angustiante. Mi hija de 2 años estaba en la etapa del ¿Por qué?. Me preguntaba sin cesar. Mamá y ¿porqué ya no vas a trabajar?. Porque me despidieron. ¿Por qué?. Porque pensaban que mi trabajo no es indispensable para ellos ¿porqué?. Le contestaba todo lo que podía y al final me miraba y sonreía. Y me decía: mamá te quiero. Eso era todo lo que necesitaba para mantenerme firme. Los hijos mueven a una madre a hacer lo imposible.

 

 

Mis hijas no vivirán esto. Me lo prometo

Afortunadamente siempre hay verdaderos amigos. El fruto de tu trayectoria y la Huella que haz dejado en la vida de quienes han compartido contigo el camino florece justo cuando lo necesitas. Amigos que no veía desde hace muchos años se hicieron presentes me dieron la mano. Empresas que no se alineaban con el ilegal boletinaje o que se atrevían a confiar a pesar de la mala recomendación de una red nacional de recursos humanos. Gente que no me conocía en absoluto y que decidió confiar en mi por mi trayectoria.

Aquí es cuando se hace evidente que ningún mal elemento habría permanecido en un empleo 12 años. Ningún mal elemento tendría maestría, experiencia, idiomas. Eso habla de una actitud. Eso habla de una disciplina de trabajo. Eso era entonces mi marca personal. Cuando no contabas con web 2.0.

Por su puesto en el momento en que descubrí la Huella Digital, y la Marca Personal. Fue inmediato para mí conocer el potencial que ofrecían ante situaciones como la que viví. Sentí en ese momento que estas herramientas ponen nuevamente en manos de los interesados. Los empleados su vida. Su destino. Si bien nuestra vida depende del trabajo. Ahora es posible que el trabajo dependa de nosotros y no del empleador, de los reclutadores y sus escrutinios, de las empresas y sus políticas. Promuevo y gestiono la marca personal por su puesto por mí. Pero veo claramente el potencial para las generaciones que vienen. Mis hijas vivirán una nueva realidad y si yo puedo contribuir a que así sea. Lo haré cada día sin dudar. Por ellas, por otras madres que necesitan dar de comer a sus hijos. Por los empleados “mayores” que merecen oportunidades. Yo soy empleada mayor. Tengo 46 años. Ante mi huella digital. Hoy en día nadie se atrevería a decirme que ya no estoy en condiciones de aportar algo. Y a quien se atreva. Con mi marca personal lo callo.

Bases para un nuevo paradigma de trabajo
Bases para un nuevo paradigma de trabajo

La Nube, la Marca Personal, la Huella Digital plantean un Nuevo Paradigma.

Tenemos la vida que conocemos. Trabajamos según el patrón que nos han enseñado. En el momento en que descubrí la marca personal la nube, la Huella Digital empecé a pensar, y funcionar de otra manera y la vida empezó a fluir conmigo en ese mismo sentido. Esto fue lo primero que publiqué en Marca Personal

Conocía el trabajo en la nube por concepto en la maestría. En la Materia de Sistemas descubrí que una ejecutiva de Dell abandonó un puesto directivo por maternidad y los empresarios no la dejaron ir. Le instalaron todo en su casa y desde ahí dirigió su área mientras atendía a su bebé. Cuando estudié este caso me parecía algo de otro siglo que con suerte mis descendientes podrían disfrutar. En ese entonces yo era soltera y trabajaba 8 horas religiosas en el escritorio ante la computadora, o por honorarios. Hora trabajada, hora pagada.

Home Office es un término en el momento común en áreas de sistemas y editorial. No es freelance. Desde el inicio de la relación laboral se establece que el trabajo se hará desde tu equipo en tu espacio. En algunos casos ellos te dan el equipo debido a los aplicativos y accesos necesarios para llevar a cabo el trabajo. Saber que podía trabajar desde casa con un contrato con la empresa era nuevo para mi. Familiares y amigos me preguntaban. ¿existen trabajos así?. No todas las áreas de desarrollo lo permiten, pero estos trabajos eran mucho mejor pagados y me permitían estar cerca de mis hijas como era mi deseo.

Tampoco es fácil adaptarse al cambio. Debo confesar que me sentía culpable al estar recogiendo la casa y atendiendo a mi bebé en horario regular o ir a una fiesta de cumpleaños con alguna de mis hijas. Sentía como cuando se va uno de pinta en el colegio. Con mi sentido de responsabilidad medía las horas y religiosamente en las madrugadas o las noches las cubría. Otro punto difícil es que cuando estás en el trabajo el reguero de tu casa no está ante tus ojos. Sales y la casa queda fuera de tu vista. Cuando trabajas en casa estás viendo los trastes, el desorden y no puedes no pensar en que debes recoger. En ocasiones pagaba asistencia doméstica una vez por semana. En ocasiones yo veía como me organizaba para hacerlo todo. El segundo trabajo con este formato fue mas manejable pues ya tenía una rutina, una experiencia. Se requiere mucha organización y con bebés hay cosas que no dependen de ti sino de como le amanezca el día a tu bebé. Una situación mas son las juntas y las comunicaciones. Tenía repetidamente juntas en línea. Conferencias telefónicas a las que asistían hasta 15 o 20 personas y donde no podía llegar corriendo una de mis hijas para decir: “mamá tengo sed”. En estos caso debía contratar una nanita que se saliera con ellas al patio. Porque aún dentro de la casa se oían sus gritos mientras estaba en la conferencia telefónica. Son cosas algo difíciles de manejar pero hacían mi vida posible y yo bendecía la oportunidad de tener estas formas de trabajo. Las evaluaciones y certificaciones de idioma se hacen revisando las evidencias en un equipo. Yo revisaba clases de gente en el otro lado del mundo y mi evaluadora estaba de vacaciones mientras yo hacia mis asignaciones y se las enviaba. Esperaba lo que fuera necesario para recibir las respuestas. Me parecía mágico la interacción que tenía con personas de otras culturas, otros idiomas. Y alcanzar objetivos sin contacto físico en absoluto. Los días que asistía a las oficinas en el banco había conferencias telefónicas en inglés todo el tiempo. Interactuábamos con gente de América Latina y Europa de manera periódica. Conocíamos la voz, y cuando por alguna circunstancia había una junta presencial donde veíamos el rostro detrás de la voz era tan extraño. Muchos eran jovencitos o gente que no encajaba nada con la idea que te daba la voz. Fui realmente parte de equipos multi-generacionales y multi-culturales. Estaba viviendo aquello de lo que había escrito.

Tenemos alcance mundial y eso multiplica nuestras oportundades
Tenemos alcance mundial y eso multiplica nuestras oportundades

Construyes la vida que quieres según los conceptos a la mano.

Todavía no manejaba el coaching y si lo tenía en mente era para mi algo muy similar a los servicios que había vendido a empresas por horas. Donde a mas horas mas ingreso. Fue nuevo y mágico para mi saber que tu precio está en función del valor agregado. No de la cantidad de horas por las que das un servicio. Ni de la cantidad de información que proporcionas. Yo efectivamente a esas alturas de mi vida necesitaba respuestas rápidas. Soluciones prácticas que me pusieran inmediatamente en el camino que había elegido. Y ciertamente la información que recibí en segundos, me abría un nuevo panorama no solo de trabajo sino de vida. Hoy mi mayor reto es des-aprender las formas anteriores de trabajo y funcionamiento que a ratos me siguen atando. Sigo moviendo algunas cosas como siempre supe hacerlo, mientras aprendo las nuevas que me ofrecen mil posibilidades. Hoy mas que nunca me siento dueña de mi presente y futuro. Tengo mas poder de acción, decisión y elección. Voy y vengo entre los diferentes modelos de trabajo y sistemas de vida porque mucha gente a mi alrededor se mueve en los sistemas tradicionales. Pero las mismas crisis anuncian cambios drásticos. La nube es la opción. Los equipos interculturales, interdisciplinarios y multi-generacionales son lo que sigue y hoy quien no trabaje su marca personal quedara al final de la siguiente etapa. Porque las marcas bien gestionadas serán los primeros en abordar. Los míos y yo estaremos ahí. Y todos los que me permitan darles la mano. Por lo pronto me olvidaré de todo esto y celebrare la Independencia de México en casa con mis hijas y mi esposo. Adiós mundo virtual por un par de días. Bienvenido mundo real al 100% siempre que es necesario. Esto es la vida hoy en dia.

Accederán a esta forma de trabajo quienes hoy gestionen su marca
Accederán a esta forma de trabajo quienes hoy gestionen su marca

 

header-landing-page

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje