Secretos para Agradar ¿cómo potenciar tu carisma?

¿Cómo potenciar el carisma de mi marca personal?

Percepción de Belleza

En el proceso de gestión de marca personal siempre hay dos puntos clave. El primero es la definición del auto concepto y la segunda es la proyección del mismo. En la parte de la proyección entra una serie de variables: la imagen, el lenguaje verbal y no verbal, generación de un slogan o anthem. Evidentemente en el lanzamiento de una marca siempre se espera buena acogida, una reacción positiva que denote aceptación de entrada.

Hay una variedad de teorías de las cuales he recopilado y rescatado lo que considero mas útil en este sentido, a saber que de entrada el auto-concepto es dinámico y debe ser continuamente evaluado y actualizado para comunicar asertivamente quienes somos. Nuestra vida es un proceso en continua evolución por lo que el auto-concepto debe ir acorde con dicha evolución. No es algo estático e inamovible.

Sally Hogshead y su teoría de la fascinación

No soy partidaria de tomar teorías y casarme con ellas para ofrecer la fórmula del carisma. Se que el auto-concepto es dinámico y el entorno  afecta las percepciones de los demás. Es un hecho que la correcta proyección y/o comunicación de nuestra marca evoluciona. Esta teoría tiene varios elementos muy valiosos que vale la pena considerar. El primero y mas importante es que todos somos diferentes y lo que necesitamos para ser mejor percibidos es convertirnos en nosotros mismos al cien por ciento.

Este punto realmente me encantó de esta teoría. No se trata como muchas teorías de manipular la percepción del otro y convencerlos de lo maravillosos que somos. El punto es descubrir lo que si somos, no pretender asumir roles, actitudes “consideradas ganadoras”, sino proyectar nuestra realidad con coherencia y conocimiento real de nuestro verdadero potencial. Los 49 arquetipos descritos ofrecen una herramienta útil de auto-conocimiento. El Fascination Advantage Report que ofrece me parece completo y una forma contundente de iniciar el trabajo de gestión de marca con una buena guía. Debo decir con honestidad no es tan mágico como lo describe la autora. Por su puesto cualquier proceso de auto conocimiento y proyección toma tiempo y trabajo. En este caso conocer el Arquetipo y los componentes que potencian nuestro mejor yo requiere trabajo de gestión y ajustes al auto concepto para obtener los resultados esperados. No es que al saber tu arquetipo la gente de manera automática empezará a percibirte de mejor manera y serás un imán de carisma. Pero te pone en una muy buena dirección en cuanto al trabajo que hay que hacer y lo que se necesita proyectar para agradar siendo tu mismo(a).

Leil Lowndes y sus trucos para tener éxito en relaciones personales

En su libro How to Talk to Anyone: 92 Little Tricks for Big Success in Relationships describe de manera sencilla una serie de trucos. Lo que no me convence al cien por ciento es que las acciones de describan como trucos que evidentemente he percibido en algunas personas que se esfuerzan por agradar usando trucos y terminan con el efecto opuesto. No somos tontos y no nos tragamos los trucos. Siempre pensamos; este(a) quiere algo. Varias de las acciones son muy similares a lo que Dale Carnegie hace años escribió en su libro: How to Win Friends and Influence People en el segundo capítulo de como dar una buena primera impresión. Sonreír, mirar a los ojos, y cuidar el lenguaje corporal. Tal cual describen en detalle en este otro artículo. Dale Carnegie explica estas estrategias y discute el hecho de que sean auténticas con real interés en el individuo. Yo quisiera discutir aspectos importantes de estos tres elementos.

La sonrisa

Es una representación de bienestar, y felicidad que a todos nos agrada, que muchos buscamos. Acercarnos a la felicidad, compartirla siempre contagia y te atrae. Cualquier persona que proyecte felicidad es grata(o). En este artículo sobre como contagiar felicidad  nos habla en el primer párrafo el carisma del rostro sonriente.

En varias ocasiones he mencionado que el objetivo del maquillaje es dibujar una sonrisa en el rostro y también he puntualizado que no hay maquillaje que supere una auténtica sonrisa que sale del alma.

Tengo una imagen viva de una ex-alumna que me encontré camino a mi oficina. Me detuvo y platicaba como haciendo tiempo. Yo, como siempre; tenía mucha prisa, pero había algo diferente en ella que no lograba descifrar. La observaba con cuidado, identifiqué que llevaba un poco de mascara de pestañas, cuando regularmente no usaba maquillaje. Pero eso no era, lo que yo veía era un brillo radiante que la hacía lucir agradablemente diferente, pero su cabello, su piel su arreglo eran los mismos. No me explicaba que era; cuando de pronto llegó un chico guapo y la tomó de la cintura. Ella me dijo: “te presento a mi novio”. Al decirlo toda ella empezó a irradiar; su cabello, sus ojos brillaban, su piel, toda ella sonreía. Esa es la sonrisa que sale del alma. En su caso el chico era quien activaba ese brillo en ella. Todos tenemos algún detonador, desde ese entonces observo a la gente y puedo percibir cambios en su brillo interior, se cuando algo por dentro les hace brillar. Los detonadores son muy variados y van desde un vestido de diseñador, una persona, una promoción o reconocimiento, la aceptación en un programa de capacitación. Los niños son tan geniales que brillan con mirar a mamá o a papá y nosotros con ellos, brillan al ver un gusanito, al recibir un dulce, con las cosas mas sencillas como una linda frase o auténtica atención de sus padres. Esto nos lleva al siguiente punto.

Mirar a los ojos

Este artículo   nos ayuda a entender como sonreír y mirar a los ojos nos atrae como miel a alguien. Mirar a los ojos es señal de saborear y disfrutar el momento. Volvemos al concepto de la felicidad donde una auténtica felicidad se proyecta cuando tenemos todos nuestros sentidos en el momento. Poner todos los sentidos en aquellos con quienes interactuamos por un lado les manda el mensaje de lo realmente importante que son y por otro les hace saber que realmente disfrutamos esa interacción. Esto es grato a cualquiera. Como mencioné en el caso de los hijos, realmente es tan satisfactorio ver como se alegran con nuestra presencia y eso nos ilumina por dentro. Así sucede con quienes amamos en general y con todo lo que disfrutamos. Miramos con atención para grabar en nuestra mente cada segundo y no perder nada del momento. Este simple hecho proyecta energía en ambas direcciones.

El lenguaje corporal

El cuerpo comunica igual que la sonrisa y los ojos. Debe haber coherencia entre los tres elementos, una sonrisa donde la persona voltea para otro lado, es mas un me importa muy poco lo que dices. Una sonrisa mirando a alguien y tronando los dedos es mas un apúrate porque tengo algo mas importante que atender.

Entonces hay que buscar los detonadores que nos hacen brillar y concentrarnos en ello al interactuar. Hay que demostrar auténtico interés en las personas mas que buscar trucos para manipular su agrado. Hay que descubrir los componentes de nuestra personalidad y potenciarlos en lugar de imitar a las personas de éxito.

Abrazos

 

Posted on: 10 Enero, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: