¿Sabes vivir? … Me preguntó mi hija de 2 años

¿Sabemos a dónde guiamos a nuestros seguidores?

Nuestros seguidores necesitan certezas
Nuestros seguidores necesitan certezas

Tengo un artículo en mente justo alrededor de la edad. ¿Donde está la edad?. Esta pregunta es de un alma vieja no de una niña de 2 años. Lo más sacudidor fue que al ver mi rostro aclaró su pregunta: ¿Sabes vivir con mi papá?. Wow! con toda honestidad y mirándola a los ojos le dije: “a veces no “. Luego me respondió: “Me he dado cuenta!”. Después yo muy tipo Mafalda le pregunto: “¿tu sabes vivir?”. Y ella me mira con ojos de: “sabes que estoy aquí para que me enseñes!“; y me responde ” NO,  claro”. Por un momento creí que sacaría la clave de la vida de una pequeña de dos años y me falló!. Pero sin duda me puso en canal. Esta peque es muy inteligente y quiere asegurarse de que quien la guía sabe lo que está haciendo y si no me lo deja de tarea.

¿Necesitamos todas las respuestas en mano?

Hay muchas personas que pasan la vida preparándose para vivir, para emprender, para ser. Yo valoro mucho la educación, el aprendizaje, el crecimiento. Soy cien por ciento de planeación estratégica. Pero los años me han enseñado que nunca estamos cien por ciento listos para nada en particular. Por más que nos preparemos, por mas que investiguemos y planeemos.

Debemos si, con responsabilidad, hacer todo lo que esté en nuestras manos para estar mejor preparados, pero con la plena consciencia de que en el camino habrá mucho más por aprender y crecer. Nadie puede tener todas las respuestas en mano.

De manera general hablamos todos de probabilidades. Nadie predice el futuro con certeza. En muchas ocasiones como guías nuestro trabajo es dar esperanza más allá del escenario poco amigable. Es válido decir: “no lo sé… pero…”.Todos tenemos nuestras respuestas ante las diferentes cuestiones de la vida. A veces funcionan, a veces nos fallan totalmente. Tanto de los aciertos como de los errores aprendemos y crecemos.

Como en la parábola de los ciegos y el elefante , cada uno de nosotros tenemos una idea de la vida y el vivir que se basa en nuestras propias experiencias. Si unimos las experiencias y conceptos de todos; con suerte lleguemos a un concepto más completo y funcional de lo que realmente es vivir la vida.

llavedevida
No hace falta una llave mágica para la vida

Responsable-mente estamos obligados a tener una directriz

Ante la duda, ante el mal escenario, ante el dolor hay una luz que guía las acciones en medio del caos. Independientemente de dicho caos; esa luz,  da sentido a las acciones sea cual sea el resultado. Es nuestro sentido de vida y el interior que nos guía cuando no sabemos, cuando andamos perdidos, agotados, tambaleantes. Esa luz interior nos hace dar pasos a pesar de la razón, o de nosotros mismos. Esa luz nos empuja o guía en medio de la oscuridad. Se le puede llamar: Dios, conciencia, despertar, sentido del bien, amor, misión.

Si el amor está en su lugar, todo lo demás tarde o temprano va cayendo. Maya Angelou citaba el dicho: “desconfía del desnudo que te ofrece una camisa”. Debo entonces ver por mí con totalidad y coherencia antes de querer ofrecer ayuda a alguien. Son muchas las dudas a lo largo del camino y el camino es largo cuando no se tiene certeza de nada. Pero cuando tenemos una directriz, no es que el camino se allane, sino que toma sentido.

Llevamos al hombro a todos los que confían en nosotros
Llevamos al hombro a todos los que confían en nosotros

La vida nos ofrece recursos que hay que apreciar y atesorar

. La paz interior nos permite pensar claramente y discernir. La luz nos guía en la oscuridad, nos enciende la pasión en la des-esperanza, nos mueve cuando todo se detiene a nuestro alrededor. Nos conecta con la esencia del “otro” en las mismas circunstancias y nos hace fuertes en nuestra debilidad.

Soltar en vez de controlar

No soy la mejor en soltar y abandonarme al devenir. Pero debo reconocer que a lo largo del camino cuando todo mi hacer topó límite con mis fuerzas, los resultados, no nos queda nada mas que soltar y dejar que sea lo que ha de ser. No siempre lo que ha de ser o lo que resulta es lo que esperamos. Muchas veces nos sorprende las direcciones que va tomando nuestra vida. Sin embargo, es un hecho que lo importante es la continuidad de la vida y cuando miramos un poco hacia atrás y conectamos con el presente resulta que encaja todo de manera casi mágica.

El momento más grande de angustia, de dolor, de tristeza, no importa lo que hagamos, nada cambia lo que es. En ese momento soltar es todo lo que nos queda y el resultado siempre nos hace fuertes.

La gente en el camino

sonrisavida

Podemos aprender de todos y de los que menos nos imaginamos cuando estamos abiertos a la vida y sus enseñanzas. Un bebé nos enseña tanto del buen vivir. No se requieren títulos, ni grados, ni cargos para entender del dolor, la tristeza, la muerte, las pérdidas, la vergüenza, el abandono. Quien sea que haya vivido eso y pueda hoy sonreír tiene lo que necesitamos para ayudarnos a salir adelante con cualesquiera que sea la dificultad presente en nuestras manos. Los niños saben enfocar solo lo que vale la pena y dejan toda la mierda a un lado. Nosotros creemos que les enseñamos a vivir pero invariablemente un niño enfoca lo lindo. En una fiesta de cumpleaños mi hija mediana llevó a sus amiguitos a su cuarto. Yo no quería que vieran esa “zona de caos”. El resto de la casa estaba visible, no ese espacio. Pero ella quería compartir con sus amigos “su espacio”. Les pedí que salieran y mas tarde algunos comentaban sobre “el cuarto”. Les encantó, ellos no vieron el desorden, ellos vieron la decoración de las paredes, los colores, los juguetes y la disposición para usar ese espacio. Ciertamente tiene muchos detalles de “amor” y “cuidado”. Eso fue todo lo que los niños percibieron. Eso nos enseñan invariablemente a los que se supone estamos a cargo de ellos.

Oportunidad

Mirar hacia adelante es la mejor oportunidad
Mirar hacia adelante es la mejor oportunidad

La posibilidad del mañana, la grandeza del ahora. Son las mejores oportunidades que nos ofrece la vida segundo a segundo. No hay nada más triste y desolador que la renuncia. Abandonar o soltar no tienen nada que ver con renunciar. En la renuncia está la des-esperanza, el sin sentido.  En el abandono está esa luz interior que nos hace buscar un quizá. El momento en que nosotros decretamos: “esto no es para mi”; llámese amor, bienestar, abundancia, etc. La posibilidad del mañana desaparece, la grandeza del ahora se pierde en la nada.

La vida al fin y al cabo está en nuestras manos

vidamano

Quien sea que no crea esto al cien por ciento. No tiene nada que hacer guiando a los demás, ofreciendo servicios y soluciones de algo. Yo debo asumir y tomar en mis manos lo que sea que la vida me presente. Con responsabilidad hacer lo pueda por prepararme lo mejor posible. Con tranquilidad permitir el devenir hacer lo que le corresponde. Con humildad permitir que todo y todos me muestren lo que no sé y aprender para seguir mientras estoy aquí el camino de la vida.

 

BESOS

 

Posted on: 6 Mayo, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: