¿Que nunca soltar en medio de la crisis?

Independientemente del tipo de crisis que estemos hablando. Sabemos que vendrán cambios súbitos que ponen en riesgo todo un sistema, empresa, familia, país, institución, nuestra salud o bienestar. En crisis es preciso saber ¿Cómo determinar curso de acción?, ¿Cómo establecer un proceso? ¿Cómo reaccionar? ¿Cómo ponerse en el lugar de las otras personas?. Una crisis pone intereses en choque, obliga a toma de decisiones y acciones inmediatas. Seguro tambalea nuestro auto-concepto. Ante los demás y ante nosotros mismos.

Firme, sereno(a) y adelante

SerenidadNo soltamos el control de nosotros mismos

Hold on tighgt!. Las traducciones existentes para esta frase la dejan pequeña. En conjunto se refiere a sostenerse de todo lo que somos capaces como individuos.  En este caso,  valores,  historia,  experiencia,  sentido de vida,   sueños, ilusiones, pasiones,  amores,  amigos, T O D O. Debemos tener claro que la cabeza determina no solo la dirección sino el ánimo en el ambiente. Si el líder está ofuscado(a), nervioso(a), molesto(a), angustiado (a) como puede ser natural en cualquier crisis. El resto de los miembros pierde control, actúan con temor, no piensan claro. Para actuar con asertividad se necesita serenidad. Para tomar decisiones y establecer procesos necesitamos claridad y firmeza. Cuando a mi hija mayor le arrancó el labio un labrador estuve a punto de desmallarme. Pero sabía que debía actuar rápido. Ella sangraba y gritaba del dolor. Necesitaba los papeles del seguro, las tarjetas y correr al hospital con las dos que en ese entonces tenía. Debía avisarle a mi esposo y a familiares. La abrazaba y trataba de tranquilizarla pero no me atrevía a verla a la cara porque sentía que si lo hacía de nuevo me desmallaba. Tenía angustia, no sabía que iba a pasar pero lo que fuera debía estar con ella y en control. La mas pequeña también necesitaba atención. Al llegar al hospital había que hacer todos los papeleos del seguro, llamadas, reporte médico. Tuve suerte de que el cirujano plástico estaba disponible y nos dió atención inmediata explicándome en detalle el proceso que haría. No fue sino hasta que llegó mi marido, nos dieron cuarto, tuvimos claro  el proceso que una doctora se acercó a mi y me llevó a un privado. Entonces pude llorar y desahogarme un poco. Aún así venían los gastos, la convalecencia, la  recuperación. No sabía si iba a poder hablar y comer y la manera en que debía atenderla. Ella tenía 5 años y la pequeña dos a punto de cumplir tres. Los días regulares con dos pequeñas de esa edad son pesados. No duerme uno mucho y cuando hay algo así. El trabajo que multiplica. No podía quebrarme. Ellas me necesitaban entera.  Yo debía ser ejemplo para ellas de lo que se debe hacer cuando hay situaciones difíciles. Así es también en el trabajo. Los empleados ven nuestra actitud. Nosotros somos su seguridad o tranquilidad. Sabemos que las cosas no están en orden. Pero debemos mandar el mensaje de que haremos lo necesario para que vuelvan a estar en orden y que juntos podemos lograrlo. No soltamos el control de nosotros mismos.

Dejar que todo se caiga

derrumbe2No soltamos excusas y/o mentiras

Cuando vemos venir la crisis puede ser común negarla totalmente o tratar de levantar o esconder lo inminente. No es conveniente meterse a la casa en derrumbe. Por difícil que sea hay que presenciar el derrumbe y después explorar lo salvable.

Dar la cara con todo lo que es llamando las cosas por su nombre es muestra de que estamos conscientes y en posición para corregir lo necesario. Decir que todo está bajo control cuando no lo está es a todas luces infuncional. Cierto acabo de decir que debemos mantener el control pero no vamos  mentir sobre lo que ocurre. Yo le decía a mi hija que no se preocupara que todo iba a estar bien. Porque dentro de mi yo había decidido que fuera lo que tuviera que ser. Yo haría lo necesario para que ella volviera a estar bien, sin importar el tiempo que nos tardaramos en lograrlo. No le dije que no pasaba nada. Le dije que sabía que le dolía que debíamos ir rápidamente con el doctor y que él nos ayudaría. Ella sabía que era una situación difícil, su hermana también. Todos lo involucrados y/o afectados merecen la verdad. Los detalles y el alcance del escenario justo para que cada quien se ponga las pilas con lo que le toca.

Lo que sea que truene tal cual. Las acciones preventivas para la crisis son mucho antes y son para evitar llegar a crisis. No durante la misma para intentar minimizarla. No soltamos excusas y/o mentiras.

Foco y continuidad de vida

responsibility

No soltamos nuestra vida y nuestra responsabilidad

Una empresa se crea para mejorar o dar sentido a nuestras vidas. Si la empresa fracasa o quiebra no se nos debe ir la vida en ello. La vida sigue, la vida no es la empresa, la vida continúa. La empresa fue algo que salió de nosotros y así como salió y desapreció. Otra cosa o empresa puede volver a salir. Un trabajo es parte importante de la vida pero tampoco es la vida. La muerte de quienes amamos nos destroza pero mientras tenemos vida, por aquellos que siguen y también amamos debemos hacer lo mejor que podamos con ella. El rompimiento con alguien nos parte en mil pedazos pero al cabo de algún tiempo también  nos damos cuenta que lo que nos toca es seguir. Cualquier problema capta el cien por ciento de nuestra atención. Es normal porque el cerebro entiende que es prioridad resolverlo. Por lo que todos los sentidos se concentran en él. Esta manera de percibir nos hace por momentos no ver todo alrededor del problema. Cuando alguien está enfermo(a) de gravedad no pensamos en los sanos sino en el enfermo(a). Lo cierto es que los sanos también requieren atención, cariño. Por su puesto seguiremos viendo, atendiendo y enfocando al enfermo pero de pronto es bueno voltear hacia otro lado para no perder objetividad y justo dar continuidad a nuestras vidas con lo que queda alrededor de lo derrumbado.

En crisis muchos se alejan de sus seres queridos por orgullo, o vergüenza. Es justo en estos momentos que hay que siempre volver a nuestros amores, nuestras, pasiones, nuestros refugios de los que sacamos la fuerza e inspiración para hacer todo lo que hacemos por amor a ellos. La misión que hemos abrazado, la pasión que nos mueve hay que volcarse en ellas para sanar, recargarse y seguir con lo que quede de pie. No soltamos nuestra vida, no soltamos nuestras responsabilidades.

Un problema a la vez

shutterstock_83943241No soltamos el control de las cosas

Es cierto que nuestra atención y enfoque estarán mayormente en la resolución del problema. También es cierto que probablemente un problema tenga muchas implicaciones que hay que resolver. No podemos atender todo y  a todos. Vamos atendiendo las cosas como se van presentando y al mismo tiempo vamos creando el plan de contención. Por otro lado vamos generando un sistema de comunicación eficiente, oportuno y claro que mantenga a todos los involucrados en canal de las medidas y los procesos a llevar a cabo. Cualquier cosa que se quede en el aire puede dar lugar a mas complicaciones. Lo que no se ha atendido debe quedar registrado como no atendido o en lista de espera a la luz de todos para su correcta atención. No soltamos el registro y control de todo lo que sucede previo, durante y después de la crisis. Justo estos controles y registros se convertirán en el más valioso activo una vez superada la crisis. Nos darán las claves… el método infalible…el secreto para… etc.

Nuestro bienestar ante todo

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

No soltamos nuestro cuidado y salud

En crisis no comemos, no dormimos, no descansamos, no lloramos por ser fuertes. Si bien debemos como dije antes, mantenernos firmes y serenos. Es humano natural y necesario tener y mostrar debilidad pero con certeza y calma. Se que suena contradictorio pero  la vida me ha enseñado que aun que tenemos miedo, tristeza, rabia, incertidumbre. Hay generosidad, bondad, abundancia en el universo con las cuales podemos conectar en el momento que deseemos, que nos haga falta y algo sucede. En esas épocas difíciles nos caen todos los años encima y es básicamente porque demandamos en extremo de nosotros. Cuando tenemos un recién nacido hay que darle de comer cada 2 horas día y noche. No dormimos recuerdo con mi primera hija, cuando fui a ver a la ginecóloga me dijo: “ella va a estar bien, tu debes descansar”. Sus palabras fueron magia. Llevaba 2 o 3 días sin dormir y comiendo a penas lo mínimo. Por su puesto debemos comer para poder alimentar  nuestro bebé. La casa y todo lo demás puede caerse a pedazos pero nosotros debemos estar en una pieza y sanos. En cada embarazo me hacía tratamientos cosmiátricos para la piel y el cuerpo. Mi meta era recuperarme lo más rápidamente posible para atender a mis hijas y continuar con mi vida. Por varios años no hice ejercicio formalmente. Iba ocasionalmente al gimnasio, corría ocasionalmente pero no tenía una rutina y una disciplina. Fue hasta después de la tercera que retomé la actividad física. Sin embargo durante esos años que no tuve la actividad no descuidé mi cuerpo. Mente-alma y cuerpo deben estar en armonía para ayudrnos a salir de cualquier crisis. Lo que leemos, lo que comemos, nos ayuda o nos bloquea.  Todo lo que sale de nosotros dice lo que llevamos dentro   . Pase lo que pase  no debemos soltar el auto-cuidado.  Por su puesto, dicho auto-cuidado será austero dadas las circunstancias pero no totalmente eliminado.

Fe y Visión

FeNo soltamos los sueños que nos pusieron en ese camino

Lo que una vez imaginamos puede siempre ser posible. El que no lo logremos a la primera, el que fracasemos en el camino no significa que no sea posible. Tal vez significa que estamos mas cerca de lograrlo. Eso no lo sabremos nunca si nos detenemos, si nos bajamos del barco, si decidimos no intentar mas. Esa voz interior que nos puso en un camino determinado nos puede ayudar a andarlo y salir de cualquier laberinto. El cansancio, el dolor, la angustia, la misera o lo que se que nos in-hunde durante la crisis son temporales aunque no lo parezca. Si nos mantenemos firmes con fe siguiendo el camino a pesar de nosotros mismos, a pesar de todo lo que se presente. Tarde o temprano salimos del túnel y vemos la luz. No soltamos nuestros sueños ante ninguna crisis.

 

BESOS

 

 

 

 

 

Posted on: 30 Julio, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: