Que grato es ser yo!

Cualquiera que desee posicionar y crecer su marca personal debe aprender a sentir auténticamente esto desde su interior con todo lo que es capaz de sentir. Seamos honestos todos tenemos algo que rechazamos o nos desagrada de nosotros mismos en mi artículo Soy una puta, una tonta, una mentirosa hablo del inconsciente colectivo que nos describe Carl Jung. Tenemos creencias y nos casamos con arquetipos, roles límites pre-establecidos para nuestros diferentes roles: mujer, mamá, hombre, empleado, joven, viejo, profesionista, Mexicano, Alemán, etc. El solo hecho de pensar: ” Yo solo soy…..X.” Lo que sea que pongamos para completar la oración. Nos limita el crecimiento, nos bloquea la energía y nos coloca en posición de funcionar con el rol pre-concebido.

Somos lo que dictan nuestros conceptos y compartimos lo que somos

Todo lo que existe en nuestra vida es resultado de los conceptos con los que la conducimos. Resulta difícil pensar que el dolor, los problemas, la situación económica presente son auto-creadas. No es que nosotros creemos la mierda. La mierda existe como dicen: “shit happens”. Pero puede existir y pasar lejos de nuestra realidad. Nosotros elegimos conectarnos con ella, concentrarnos con algo en particular le da poder, le da energía y potencia los resultados para bien o para mal.

Como cosmiatra trabajo y percibo energía de las personas, también funcionaba mucho en la docencia. Los niveles de motivación o energía para aprendizaje se perciben: la motivación, apatía, tristeza, vergüenza, felicidad etc. irradian cierta energía. Un docente al término del día de trabajo trae consigo toda la energía de todos aquellos con quienes interactuó.  En Kentucky trabajé con niños super-dotados y después de 2 horas de clase con 50 super-dotados necesitaba 3 horas sentada bajo un árbol sin hacer nada que no fuera respirar para recuperar la energía que esos super-dotados absorbían de mi.

Nadie da lo que no tiene

En teoría gestionamos una marca personal para proyectar y compartir lo que somos. En teoría somos especialistas en resolver algún tipo de problemática. Todos en teoría tenemos algo que compartir con el resto del mundo. El hecho real es que somos personas íntegras con ambivalencias, luz y sombra. Si tenemos miedo, tristeza, rabia, apatía también la compartimos. No pretendo pedir que no gestionen marca personal hasta tener un ser armónico. Simplemente debemos estar conscientes de nuestras vibraciones, conceptos, la validez de los mismos y trabajarlos con responsabilidad por aquellos con quienes interactuamos: familiares, amigos y clientes. Si tengo que hacer un tratamiento; envoltura, masaje y estoy demasiado tensa tomo tiempo previo para prepararme antes de entrar en contacto con el cliente/paciente.

No buscamos la perfección del ser, buscamos la aceptación de nuestra realidad con sus límites, defectos, y virtudes. Esperamos ser funcionales y compartir esa naturaleza humana con todos sus altos y bajos porque todos sabemos lo que es la vida y los retos que presenta. Eso es justamente lo que nos conecta con el resto del mundo.

Tenemos conciencia y elección

Yo soy consciente de…. y yo elijo…. La felicidad, la paz, el amor. Son elecciones que tenemos que re-afirmar todos los días y conducir nuestras acciones en sintonía con dicha elección. Siempre habrá obstáculos en el camino, siempre habrá ciertos bloqueos de energía derivados de conceptos erróneos, educación, cultura, situación socio-política. Pero es  nuestra decisión brincar los límites pre-establecidos. La clave es hacer las preguntas correctas en todo momento. La pregunta correcta agudiza nuestros sentidos para buscar y encontrar la respuesta. ¿Que se requiere para que ( lo que yo espero o deseo ) suceda?.  Esta pregunta nos habilita a buscar entre los recursos a la mano, la respuesta correcta. No en todos los casos la respuesta es la misma.

Siempre que tenemos un problema en particular ayudar a otra persona a resolver su problema semejante nos brinda luz para nuestro propio camino. Con sus pertinentes adaptaciones a las circunstancias de vida presentes. Pero al fin y al cabo es interacción, riqueza.

Podemos absorber o rechazar ciertos mensajes, cierto tipo de energía. No somos esclavos de las vibraciones de aquellos con quienes vivimos. También somos fuente que genera y distribuye. Las emociones con vibración más alta son el amor y la paz. Las emociones con vibración más baja son la vergüenza y la culpa.

Vibraciones
Vibraciones

El amor tiene poder para contagiar a miles, la alegría tiene poder para curar y neutralizar el dolor. Esto lo explico con más detalle en mi artículo: “Aprender a sonreir desde lo mas profundo”  El amor y la alegría son terapéuticos. No por nada cualquier enfermo que sale del hospital y regresa a casa bajo los cuidados de la familia se recuperan a pasos acelerados. El miedo, la apatía, la tristeza, la culpa, la vergüenza nos enferman.

Alguna vez hablé de las chakras.  Se que esto suena muy esotérico, tipo brujeria/ magia que se yo. Como cosmiatra debo reconocer e identificar flujos de energía  y bloqueos de la misma. Yo no veo auras, ni utilizo mecanismos de identificación de las mismas. Simplemente  sé que un dolor muscular es un bloqueo de energía. El músculo no esta permitiendo flujo sanguíneo, flujo linfático apropiados. Por lo tanto la energía circula y se atora en un punto como en un embotellamiento de tránsito. Cualquier bloqueo emocional nos rasga el estómago. ¿Han sentido que les duele el estómago al ver a alguien con quien tuvieron una dificultad?. Es un punto de energía que maneja los conflictos y mientras el conflicto no se resuelva el punto queda bloqueado y no nos permite fluir a los siguientes niveles. Está en nosotros hacer conciencia y sanar, o negarlo y permanecer en ese estado justificando con cualquier tipo de argumento. Hay quien dice: “es que ya soy viejo(a), es que es herencia, es mi genética. ” Ningún dolor es natural.

Lo auténticamente natural es el amor, la alegría, la paz, y la iluminación

Somos fuente infinita de amor, la vida es una bendición de alegría, nuestro interior irradia paz e iluminación. El momento en que no se da esto es que nuestras creencias o conceptos están bloqueando el proceso de alguna manera. Para mi sigue siendo lejano y abstracto eso de manifestar una realidad con solo pensarla. Lo que si he vivido claramente en muchos momentos a lo largo de mi vida es la voluntad firme más allá de la realidad lógica. El no estar dispuesta a renunciar, no importa cuan difícil se vea el escenario. Muchas cosas que mi mente ha deseado con el alma, al cabo de un tiempo y una serie de acciones coherentes con ese deseo se han concretado.

Siempre he sido mucho de hacer y creo que eso es evidente en mi trayectoria. Pero reconozco a estas alturas de mi vida la contundencia de la paz, de la no interferencia. En muchos momentos de mi vida donde tenía un futuro incierto, dudas, miedos y muchas cosas dependían de los resultados. Hacia lo que humanamente daban mis capacidades y soltaba totalmente sin esperar un resultado determinado y siempre sin falla se abría una puerta, o brincaba una opción ideal que sorprendía a propios y extraños. En este caso sé que somos capaces de resolver todo tipo de problemas cuando dejamos de angustiarnos por el resultado de nuestras acciones o el devenir de los hechos.

No importa el estado de la vida como sea que se encuentre podemos decir: Que grato es ser yo!

Hoy en la condición y circunstancia de vida que tengamos. A partir de este punto empezamos a construir con conciencia y elección. Nosotros elegimos, somos conscientes de nuestras riquezas y limitaciones. Trabajamos lo que sea necesario y compartimos nuestro crecimiento con amor, con alegría, con paz. Cuando las cosas se pongan difíciles. Porque en algún momento sucederá, cerraré los ojos para conectar con mi riqueza interior que me de la fuerza para brincar los limites que la lógica y ciertos conceptos imponen. Al final yo soy dueño(a) de mis conceptos y yo decido lo que es o debe ser mi vida en cuanto a amor, dinero, felicidad, paz interior. familia, libertad, éxito, trabajo. Nadie me dice lo que son, yo los defino y los vivo acorde con mi definición. Puedo decir creyendo al cien por ciento y compartiendo mi ser con el mundo: “Qué grato es ser yo!”

 

ABRAZOS

Posted on: 31 Marzo, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: