Para resultados de calidad hay que invertir en herramientas profesionales

Samping
Samping

En mi artículo Gratis de Paga o VIP comento un poco el uso de las herramientas gratuitas.  No está mal, siempre se agradece poder “probar” antes de comprar. Es un hecho que mis muestras de Chanel en vacas flacas me han mantenido un rato sin comprar el producto. Pero si voy a dar un taller de maquillaje, y tener credibilidad. No podría solo usar muestras para darlo. Se usa maquillaje y brochas profesionales y las muestras las dejamos para regalos y/o cortesías. Siempre muy útil. Repito; no para el ejercicio profesional.

Amo hacer tarjetas a mano y el arte de Stamping. Tomé cursos en Estados Unidos y soy asidua seguidora de Hero Arts. Pero debo decir con toda franqueza que nunca he tenido los resultados que se muestran en las fotos. Tarjetas profesionales hechas a mano. Este es un campo en el que se tiene que invertir en sellos, máquinas de suajado, máquinas de embosado, tintas, papeles, cursos de actualización de las nuevas técnicas. Cada temporada cambian todos los sellos y materiales y una máquina puede costar hasta 9, 000 pesos. Hacen maravillas!. Pero no he estado dispuesta a invertir tiempo y dinero suficientes para ello. Lo supe cuando la semana pasada encontré en el trabajo una compañera que igual ama esto e hizo unas hermosas tarjetas de San Valentin. La mujercita tiene cajones llenos de materiales para hacer sus creaciones. Tiene tres de las máquinas indispensables de suajado y embosado. Tiene todo lo que yo no he estado dispuesta a comprar y por su puesto sus resultados son envidiables, increíbles, geniales. Las mías por el contrario no se ven tan lindas como las de ella.

HeroArts
HeroArts

Cuando sea millonari(o/a)….

¿Cuantas veces hemos dicho o pensado esto?. Justo platicando con la nanita de mis hijas que también ama el arte de stamping, conoce las máquinas y los precios, pero tampoco ha comprado nada de eso. Nos emocionábamos juntas hablando de los materiales y los lugares donde podemos adquirirlos. Al final me dijo: “cuando seamos millonarias!”. Entonces pensé, puede que el día que sea millonaria llegue, pero lo que no haga hoy no lo haré entonces. Es un hecho mi compañera del trabajo no es millonaria y tiene todo eso.  El punto es que todo eso que decimos que haremos o tendremos cuando seamos millonarios. Es mentira que lo haremos. Lo cierto es que por mucho que nos llame o nos lata, no estamos dispuestos a ir por más en tiempo, en inversión, en esfuerzo.  Debo reconocer que tengo muchos intereses y muchos de ellos los llevo al nivel más profesional posible, pero también debo aceptar que doy como siempre prioridad a unas cosas sobre otras. Esa es la única verdad. En maquillaje y en cosmiatría he invertido lo que no he estado dispuesta a invertir en stamping. Tiempo, capacitación, actualización, materiales profesionales y por su puesto con resultados profesionales.

Cualquier inversión debe ser monetiza-ble

Debo con honestidad decir que aquello en lo que he invertido, tiempo, capacitación, actualización continua, materiales profesionales. No son solamente cosas que me agradan o que disfruto. Son cosas que me han dado algún ingreso. El día de mañana bien podrían convertirse en una forma de subsistencia. He dado masajes y tratamientos y hecho dinero en Alemania con ello estando de vacaciones. He dado tratamientos faciales y corporales a colegas de trabajo en el Banco. He dado cursos de maquillaje.

Stamping puede ser monetizable pero no dentro de la línea y las áreas que me he movido. Mi compañera de trabajo sin embargo en el día del Amor y la Amistad hizo su buen dinero con las tarjetas, carteritas y cajas que hizo. Se vendió todo.

Vuelvo al plan estratégico y a la vida integral. El tipo de habilidades, unido a las experiencias, la trayectoria marcan una línea de desarrollo. Como comenta Andrés Perez Ortega en su artículo  las piezas del rompecabezas van armando un todo con características propias, únicas.

He usado la parte de manualidades  para las fiestas de cumpleaños que adoro y disfruto con mis hijas. Solo he ayudado a un par de amigas que no tienen tiempo, ni modo, ni tripa para eso y es mínimo, los pasteles, los recuerdos. Ahí si que tengo cosas bien profesionales. Estos cascos para niños en una fiesta de “princesas”. Me encantaron. Los niños con su casco y su espada se sentían más que príncipes.  Y mis hijas se sentían valquirias. Esta plantilla puede venderse sin problema; pero no es mía. La Bajé de una página de un museo que tristemente la descontinuó.

Casco de Caballero
Casco de Caballero

Cuando me jubile y tenga tiempo

Cuando los hijos crezcan, cuando me gradúe, cuando esto o aquello suceda. Mentira. Todos tenemos 24 horas al día y decidimos a que dedicamos cada segundo de esas horas. Cuando cambia la situación de rutina surgen otras cosas y otras prioridades. Lo que no ha sido nuestra prioridad hasta hoy no se convertirá en prioridad de la noche a la mañana. Excepto claro en los casos drásticos de enfermedades terminales. De pronto la vida por encima de la subsistencia se convierte en algo valioso. Por su puesto el dinero también se convierte en crisis porque siempre hace falta para los tratamientos. Pero ante estos dilemas terriblemente contundentes el tiempo del aquí y el ahora es un hecho se vuelve prioridad por encima de todas las cosas.

Al trabajar con enfermos terminales y tratar de cumplir su “último deseo” nos damos cuenta que cuando deseamos algo con el corazón hay que tocar puertas. Si no hay tiempo; como en este caso que no pueden esperar a cuando sean millonarios, o cuando algo pase porque se les acaba la vida. La gente responde, las puertas se abren. Si hay algo en el corazón que deseamos y no quisiérmos irnos de este mundo sin haberlo hecho. Por dios manos a la obra hoy. No esperemos a estar en situación terminal. Hoy es el día. Hoy es el momento de ir por el siguiente paso.

Se necesita orgullo, honestidad y profesionalismo

Estos tres elementos nos hacen ir por algo mejor en lo que sea que nos hayamos metido. Cualquier resultado, cualquier producto final puede siempre ser mejorado por mucho. Es posible en un blog incrementar el flujo, en una ponencia o taller incrementar la audiencia, en un programa mejorar los contenidos, en un diseño actualizar y modernizar-lo. Estar al día en los recursos, las herramientas, la investigación y lo que hace la competencia es primordial para no quedarnos atrás. El decir cuando sea millonario(a), o cuando empiece esto a dar dinero, le meto más. No es así como funcionan las cosas. Si no hay dinero y realmente nos interesa ir por algo más. Hay que buscar patrocinios, caminos, socios. En fin. Hay maneras de lograr lo que nos interesa. El tiempo tampoco es una excusa. He hablado continuamente en planeación estratégica de la administración del tiempo. Movemos minutos de un lado para asignarlos a otra cosa. Optimizamos y ciertamente mecanizamos algunas acciones para tener tiempo mental para otras. Yo en el caso de stamping reconozco que no tendré esos resultados maravillosos porque mis prioridades están en otro lado. Sé que cuando sea millonaria mis prioridades seguirán en otra dirección. Acepto que no es donde el corazón me llama por el momento. Quien sabe el día de mañana. De lo que estoy segura hoy es que sin invertir en lo que hace falta, es imposible obtener resultados de primera calidad.

Los pasos que no hemos dado demuestran que no nos ha interesado

La honestidad nos debe hacer ver que si no damos el siguiente paso ya sea por dinero, por tiempo, por cualquier cosa. Lo verdaderamente cierto es que no ha sido suficiente prioridad para ir por más. Para tener un resultado profesional. Es bien cierto que no todos damos los pasos al mismo tiempo. Hay quienes requieren más tiempo para el siguiente paso. Pero el no dar ese siguiente paso es simplemente no estar suficientemente interesados, involucrados. Un resultado profesional requiere inversión en equipo profesional, capacitación profesional, suficiente tiempo para obtener mejores resultados. Sabemos de alguna manera como debe ser. Tal vez no sabemos la manera; por esa razón no estamos ahí. Tal vez tenemos miedo de dar el siguiente paso. En el artículo anterior comentaba como tenemos miedo a crecer a sobresalir, a concretar. Tal vez porque pensamos que si logramos lo que tanto soñamos. No habrá algo más. Pero no es así.  La vida siempre tiene algo.

Resumiendo hoy para los resultados profesionales que queremos:

  1. Hay que hacerlo nuestra prioridad
  2. Hay que dedicarle tiempo
  3. Hay que capacitarnos con profesionales
  4. Hay que invertir en herramientas y equipo profesional; (no de prueba)
  5. Hay que actualizarse contínuamente y/o estar dispuesto a hacerlo cuando haga falta
  6. Hay que tocar puertas y acercarnos a los que saben para que nos guíen
  7. Hay que saber que nunca mucho ni todo es suficiente. Siempre hay algo que puede mejorar.
  8. Si no lo hacemos. No nos engañemos, ni nos contemos historias que el tiempo, el dinero, la situación. Seamos honestos y aceptemos que realmente no lo queremos con el corazón.

 

Posted on: 20 Febrero, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: