Para hacer dinero hay que no depender de él

shutterstock_134904191

Cuando estamos solos y deseamos tener una pareja nadie nos pela y cuando estamos en una relación todo mundo parece querer algo con nosotros. Algunas amigas se “inventaban” novio y se mandaban mensajes para evitar el efecto “no novio- nadie te pela”. Parece que lo mismo aplica al dinero: “dinero llama dinero“. Si tenemos capacidad de ingresos nos ofrecen crédito. Si tenemos tarjetas nos ofrecen todo tipo de tarjetas, si no tenemos una sola tarjeta de crédito no somos sujetos de crédito.  ¿Tenemos que como la amiga inventarnos dinero que no tenemos?. Conozco quienes llenan su cartera de billetes de periódico para sentir una cartera llena. ¿O debemos aplicar el “fake it until you make it”-“pretender tener lo que no tenemos hasta que lo consigamos”?.

Nuestros conceptos  moldean nuestra vida mas de lo que imaginamos o aceptamos. Cuando  no tenemos pareja muy probablemente nos sentimos des-valorados, si recientemente rompimos hay una serie de sentimientos de fracaso, culpa, que proyectamos y evidentemente los demás perciben y actúan en función a esto. Cuando tenemos pareja y somos amados. Irradiamos luz por todos los poros, brillan los ojos, sonreímos con el corazón y el alma. La gente se siente invariablemente atraída por la luz y la felicidad. Un inversionista es sin duda sujeto de crédito, imán para negocios rentables foco de atención de proveedores que esperan cerrar un negocio jugoso.

El dinero es un constructo abstracto

Nosotros tenemos la llave del valor de nuestro dinero
Nosotros tenemos la llave del valor de nuestro dinero

Pensar en el dinero como un medio indispensable para la consecución de objetivos importantes en la vida le da un valor y pone una presión extra sobre su manejo. Atar nuestro auto-concepto al monto de lo que percibimos genera todo tipo de incomodidad con respecto al dinero y su valor. Basar nuestra seguridad en el monto de efectivo con el que contamos genera estress e incertidumbre ante los altibajos inevitables de la economía.

Realmente el dinero es una medida de intercambio o trueque en el que la cantidad ofertada por el producto o servicio depende de la apreciación del producto o servicio. No de la apreciación del dinero.

Nosotros somos la fuente y generación de ideas, productos, servicios. Nosotros somos el valor auténtico. Nuestro tiempo, experiencia, conocimiento valen y son capaces de afectar positivamente una o muchas vidas. Es la mente y el ingenio humano lo que ha materializado todos los inventos que nos rodean y que facilitan nuestra vida día a día. Aportamos al mundo, generamos, producimos. Eso tiene un valor incalculable. Dependemos mas que del dinero del ingenio, de la capacidad y estrategia de uso del mismo. Eso es nuestra verdadera y auténtica seguridad. Quienes practicamos algún tipo de fe encontramos además la seguridad en el desarrollo espiritual y entendemos que la vida fluye en la medida que nosotros dejamos fluir nuestros talentos para el servicio de esa vida.

En la historia de la humanidad el hombre ha modificado el sistema económico a modo de adquirir lo necesario para su subsistencia. Nosotros somos quienes fijamos las reglas del juego. Nosotros somos quienes nos apegamos a los sistemas o los modificamos. Los cambios que se están dando en este momento en las formas de trabajo son el resultado de nuestras necesidades y la adaptación de la vida a dichas necesidades. Trabajar en casa o desde cualquier parte del mundo solía ser “ideal” para algunos, hoy es una realidad. No siempre tan ideal para muchos.

Conceptos de Valor y Apego

Nosotros determinamos el valor y los apegos
Nosotros determinamos el valor y los apegos

Nadie cuestiona el hecho de que las cosas mas valiosas en la vida están en nuestras manos y no dependen del dinero: amor, salud, felicidad, vida. Tener suficiente consciencia y gratitud por gozar de lo más valioso nos ayuda a dimensionar el poder y valor del dinero en nuestra vida. Atribuir al dinero poder sobre nuestro devenir, bienestar, momentos de placer o capacidad de logro nos quita creatividad, nos arrebata la toma de decisiones inteligente, nos deja a la deriva y merced de la situación económica y políticas gubernamentales. Los apegos surgen de las dependencias. Nuevamente basar nuestra seguridad, toma de decisiones, capacidad de acción en función del dinero con que contamos nos genera apego al mismo.  Cada quien maneja cierto “nivel de ingresos” que le hacen sentirse “cómodos” y fuera del cual la vida se siente “miserable”. La auténtica realidad es que la “miseria” y “la riqueza” están en nuestro interior. Nuestras “necesidadesson creadas en función de los conceptos que manejamos. No se trata de ser mediocres y no querer o esperar nada para ser felices y vivir económicamente tranquilos. Lo real es concentrarse en la vida, el amor, la salud y permitir que éstos nos ayuden a generar el flujo de efectivo necesario llevar a cabo nuestra función vital.

Yo promuevo el ahorro, el presupuesto y la inversión a interés compuesto como medios para la libertad financiera. Pero sé y entiendo que mientras estos conceptos se adquieren y practican de manera efectiva sufrimos muchos altos y bajos financieros. Promover la inversión a interés compuesto puede ser entendido como una manera de “acumular” y una forma de “apego” al dinero. Pero justo el punto es tenerlo y poder guardarlo como si no existiera. El dinero puede picarnos las manos y hacernos desear gastarlo en tal o cual cosa, incluso pensar que nuestra vida tendría cierta mejora con esas “compras”.

.

Distribución y Prioridades

Diversificar2

 

 

El dinero nunca es, ni debe ser un stopper para concretar. Mi madre que en paz descanse logró todo lo que se propuso con un mínimo de recursos financieros y todos los recursos personales con que contaba. Ella valoraba mucho la educación. Quería la mejor educación posible para nosotros, para mi hermana mayor escogió una escuela de monjas privada y cara y fue con suficientes pantalones a hablar con la dirección y pedirles que recibieran a su hija gratuitamente porque ella no tenía dinero para pagar. Así sin mas ni mas y logró su objetivo. Fuimos 10 hermanos; no todos estudiamos en esa escuela “cara”.  Pero su objetivo de que todos estudiáramos se logró. Mi padre no sabía ni leer ni escribir, ella apenas sabía leer y escribir. No terminó la primaria. Mi padre inicialmente campesino, luego obrero con salario mínimo fue capaz de sacar a delante a 10 hijos. Yo nunca recuerdo haber sentido ningún tipo de carencias. Hoy entiendo que la leche era privilegio  de los mas pequeños, la carne lujo de fin de semana. Los cumpleaños y reyes muy modestos. Pero mi infancia fue rica, acogedora, segura, feliz, creativa.  El inicio escolar era siempre prioridad, estrenábamos zapatos, uniforme, cuadernos. Hoy veo casi como un milagro que mi madre haya podido proveer eso para 10 hijos en edad escolar. A todos nos exprime el inicio de ciclo escolar.  La comida; por modesta que fuera, nunca faltó en casa. Teníamos juguetes y regalos y por si fuera poco “nuestro domingo”, que hoy por hoy yo no acostumbro con mis hijas. El énfasis siempre era la convivencia y el momento mas que lo que estuviera en la mesa, estrenar mas que lo que se estrenaba, jugar mas que el juguete.

La manera en que distribuyen el dinero nos fija también las prioridades. Mis padres priorizaban la educación, la alimentación, la convivencia y sin descuidar nada de eso lograron un patrimonio para los hijos.

Lo que sea con lo que contemos, mas nuestro talento para utilizarlo es justo lo que necesitamos para concretar metas. En mas de una ocasión he comentado que la habilidad de cualquier buen administrador es el buen uso de los recursos mas que querer contar con recursos ilimitados.

Flujo de dinero y foco

Definición y puntualización de Riqueza
Flujo de dinero y Foco

Mi madre vivió con modestia a todo nivel y sin embargo supo proporcionarnos de todo lo necesario e incluso ciertos gustos o placeres. Recuerdo de niña que en el mercado me compraba un vasito de malteada de fresa o en la farmacia pagaba el caballito mecánico y nos subíamos las 3 mas pequeñas. Comprábamos galletas de animalito por kilo con nuestro domingo, dulces, libros para colorear. Nunca recuerdo que haya dicho: “no podemos, no tenemos.” A veces decía “eso es para los ricos, nosotros podemos tal…”. Pero al final siempre la veía ahorrar y conseguir lo que deseaba. No gastaba en nada que no estuviera presupuestado. No dejaba pasar los momentos especiales sin hacer algo al nivel de lo que podía pagar. Con frecuencia ella solía hacer con sus propias manos comida, ropa, regalos, mochilas o morrales, juguetes. La cantidad limitada de dinero no le impedían celebrar, cantar, sonreír, regalar, compartir, ayudar a familiares.

El dinero va y viene, la vida es el auténtico centro de nuestra existencia y no está supeditada al dinero. Si necesitaba mas ella vendía: gelatina, nieve, buñuelos, donas, manzanas con dulce. Los extra siempre los administraba con cautela y cuando era necesario con generosidad.

Aportación

Lo que sea que tengamos debe aportar no solo a nuestra vida sino a la vida en general algún tipo de beneficio. De otra manera es un activo sin sentido. Lo que tenemos y somos con ello adquiere valor por lo que aporta.

 

BESOS