Marca personal para Enamorarse

Marca Personal para Enamorarse
Marca Personal para Enamorarse

¿Es posible usar la marca personal para selección de pareja?. Mi objetivo es ayudar a gestionar marca personal para desarrollo profesional. Pero recibo mensajes periódicos encaminados a conquista o ligue. Algunos muy clara y directamente ponen en sus redes. Soltero y en busca de pareja. También hay estrategias publicadas sobre como ligar en Facebook que sugieren que personas con pareja falseen información que de la apariencia que las posibles víctimas crean. En una entrevista de radio me preguntaban directamente ¿cómo verificar la validez de la información de alguien con quien te relacionas emocionalmente de manera virtual?. La pregunta me la hicieron por saber que conocí a mi esposo en una página de amigos por correspondencia. No hablaré del asunto; lean el libro si quieren. El planteamiento aquí es sobre la posibilidad de relacionarse efectivamente usando las redes sociales como medio y la marca personal como filtro.

Tengo un punto de vista muy personal y particular al respecto. Pero dejo claro que es mi experiencia y cada quien juzgará según su propio conocimiento.

No Vayamos tras Falsos Tesoros

He mencionado continuamente que en la redes sociales mostramos fotos coquetas que son el contacto inicial y la “imagen” que la gente de manera casi inmediata genera de nosotros. Igual que nosotros de los demás. Todos tenemos esa urgencia, habito, defecto como le llamen de categorizar, nominalizar, calificar, enjuiciar. Generarnos un concepto de una persona a través de los elementos que tenemos en mano. Los más meticulosos, revisamos la huella digital, leemos un poco de la persona. Revisamos sus otras redes sociales, vemos sus contactos, leemos el tipo de aportaciones que hacen, el tipo de cosas que comparten. Eso sin duda en marca personal nos hace una “reputación” y nos genera un concepto de alguien.

Siempre lo distante, lejano, misterioso nos “invita” a explorarle. Pensamos que del otro lado se encuentra algo fascinante, vemos una parte que nos atrae; llámese apariencia física, mucho conocimiento sobre un tema en particular, dominancia social, prestigio. Hacemos conexiones por grupos de interés y empezamos a interactuar o a frecuentar las publicaciones de alguien en particular que al cabo de un tiempo se hace casi familiar.

Nunca debemos perder el foco de que interactuamos con una faceta de la persona. La de redes sociales; la cual por muy auténtica que sea y por muy cercana a la realidad. No es el todo del individuo. Es muy fácil idealizar a alguien a través de lo que se ve en redes sociales. Es fácil admirar su conocimiento, su manera de escribir, de relacionarse de compartir, de…. “You name it”!. Lo que sea que vemos. No es el todo sino una faceta del todo. Lo demás lo armamos en nuestra mente y le colgamos todas las virtudes idealizando a esa persona. Cierto, también nos pasa en la vida real cuando nos presentan a alguien que nos impacta y pensamos que es lo máximo. Nos enamoriscamos de ideales. El maestro/la maestra, el doctor/la doctora, el/la pastor, el/la jefe, el esposo de la amiga o la esposa del amigo. Si es inevitable en la vida real. Lo es también en las redes sociales. La parte no conocida la hacemos apasionante y perfecta.

Ser meticulosos y observadores nos protege

Creo que a todo mundo le friquea ser engañado o sentirse defraudado. Sabemos; porque hay mucho escrito al respecto de marcas personales no auténticas. Que proyectan mentiras en muchos sentidos. Pero también se ha escrito bastante. La gente lo “descubre”. Empezando por una foto de hace 10 años un estado de soltería con un nombre falso, cuentas con pseudónimos que ponen la mitad de la información. Los perfiles o una red social es fácilmente falsificable pero toda una huella digital no. En este caso hay que revisar todos los medios, los contactos, las aportaciones en blogs, los comentarios, el tipo de fotos, artículos e información que comparten, fechas, áreas de interés. Involucramiento y dominio de las mismas. El tipo de palabras que usa una persona al escribir nos habla mucho de esa persona. Nos habla de sus prioridades, formas de pensar. La forma en que interactúa o evita interactuar también nos dice algo de la persona. Ese mismo click que hace una persona a la que muchos siguen es por algo. Por su puesto los seguidores pueden comprarse pero si revisamos la composición de los seguidores de una persona y la manera en que esa persona interactúa con ellos te habla de la autenticidad de los contactos. Tenemos un feeling que nos dice. Si confío en esta persona, o aquí hay algo extraño o algo que no encaja, o algo que me dice: “cuidado”. Todos esos sentimientos son auténticos y debemos prestar atención a ellos.

Una vida auténtica y un auténtico plan atraen a la persona ideal

Nuevamente es mi teoría y mi punto de vista. Si honestamente queremos encontrar a alguien para un proyecto de vida. El tener nuestro propio proyecto de vida claro es el principio para encontrar a alguien con quien compartirlo. En este sentido la marca personal me parece un medio ideal para individualmente preparase. Me ayuda a saber con que tipo de personas me quiero relacionar y tener un proyecto de vida conjunto. La auténtica interacción con un grupo de personas que comparten intereses comunes establece lazos de solidaridad, de amistad que son muy importantes para llevar una relación al siguiente nivel emocional. Alguna de esas personas con las que interactúas continuamente puede desvirtualizarse. Si llega a formar parte de tus proyectos laborales reales; puede dar oportunidad a explorar las otras facetas de esa persona que desconoces.

Es muy probable que al desvirtualizarse encuentres cosas que no te gustan para nada de esa persona así como ellos encontrarán en ti cosas que no les agrade para nada de ti. Esta es una realidad en todas las parejas. Hay cosas que odiamos del marido y él de nosotras. Pero por su puesto las cosas que valoramos deben siempre ser mas de las que odiamos. Lo importante para relacionarse efectivamente es haber creado suficientes canales de comunicación, suficientes lazos de confianza, tener suficientes elementos para un proyecto de vida conjunto con sentido real para ambos. Ver efectivamente al ser humano en todas las facetas posibles. Y digo esto porque creo que ni si quiera nosotros nos conocemos al 100%. Pero es importante no relacionarse con una sola faceta de la persona. Considero que es una de las causas de divorcio y decepción masiva. El brincar al matrimonio basados en juicios sobre un solo aspecto de la persona que nos enloqueció sin mirar los otros.

 

La vida de pareja presenta muchos retos en todo momento. El mayor reto no es encontrar a la persona ideal. El mayor reto es cultivar y crecer en amor todos los días. La rutina, los hijos, el trabajo, las dificultades económicas, familiares, sociales, las crisis personales, las tentaciones como hombre o mujer que cada quien tiene en su ambiente son realidades que enfrentan todas las parejas del mundo. Compartir un techo, una cama, unos hijos no significa compartir una vida. No significa ser parte del mismo proyecto. Quien es capaz de mostrarte suficiente cercanía a pesar de la distancia física que implica una relación en redes sociales. Ha establecido una conexión de su interior al tuyo que no importa la distancia estará siempre presente. Esa conexión les hará librar las dificultades de distancia que implican a veces los hijos, el trabajo, el cansancio. Crear cercanía en la distancia es una habilidad que no cualquiera tiene y que las relaciones a distancia desarrollan por esa urgencia del otro. Esa necesidad de tocar sin tocar. Generas fibras internas que vibran de uno al otro. Esa necesidad de sentir sin ver te ayuda a comunicarte mas allá de las palabras usando todos los sentidos y la imaginación. Esa urgencia del otro en la ausencia te genera una combinación entre confianza, desapego aprecio que no todas las relaciones presenciales tienen. No puedes mas que confiar cien por ciento o mueres de celos. No puedes mas que dar el cien por ciento o te haces güey, y mejor ten un hobby no una relación. Das todo y cuando le tienes disfrutas cada segundo. Vives y aprecias el aquí y ahora. Porque no sabes mañana lo que será. Y la vida … es así siempre.