Los 3 pilares financieros de mi madre

Finanzas personales
Finanzas personales

Mas de un millón de mexicanos tienen problemas con sus deudas. De 15 millones de tarjetas que se usan, 2 millones corren el riesgo de no cumplir el pago. Toda tarjeta de crédito maneja la deuda a interés compuesto, de tal manera que pagar el saldo mínimo nos garantiza pagar varias veces el total de la deuda adquirida por un largo tiempo.

.

.

. Si estamos en cualquiera de estos casos necesitamos ajuste financiero para evitar banca rota. No debemos esperar a tener deudas hasta el cuello para tomar medidas.

1. Trabajo Extra

Trabajo Extra
Trabajo Extra

En mi artículo cuida tu dinero tengas lo que tengas  comentaba que nunca debemos depender de un solo ingreso. Mi madre sacó adelante a 10 hijos dándoles educación a todos. Mi padre era obrero con salario mínimo, pero mi madre no dependía exclusivamente de ese sueldo. Siempre buscó ingresos extras desde casa; porque nunca trabajó en una empresa, con horario, sueldo y prestaciones. Las vendimias de mi madre hicieron la magia no solo de sacar adelante a la familia con educación, sino ahorrar y hacerse de una casa en la ciudad. El trabajo fue continuo y variado.

Si los gastos superan los ingresos es momento de buscar ingreso extra y reducir gastos. El servicio de cable, los teléfonos, el transporte son los primeros gastos que pueden estar sujetos a recorte. Reducir gastos por un tiempo nos evita mas adelante estar en deuda.  La mayoría de las personas continúa gastando sin buscar ingresos extra o reducir gastos pensando que la situación va a mejorar. Pero no tienen la certeza del momento en que esto sucederá. Lo importante en el aquí y el ahora es manejar lo que se tiene en el momento con inteligencia.

Se acaba la quincena el día de pago
Se acaba la quincena el día de pago

Siempre debe haber remanente. si no es el caso es necesario buscar un ingreso extra o reducir gastos. Esto puede suceder una quincena pero si es patrón requerimos ajustes financieros. Esto se evita con un Presupuesto funcional  pero con honestidad la mayoría de las personas maneja sus gastos empíricamente. Existen maneras empíricas de manejar presupuestos sin agobio.

Presupuesto empírico a

Al recibir el ingreso primero pagar deudas, luego separar una cantidad fija para ahorro; un estimado del 10% del ingreso o mas si es posible, finalmente gastar solo lo que resta sin cargar mas sobre la quincena siguiente. En muchos casos la gente gasta la quincena antes de recibirla. El dinero que se va a recibir suele gastarse mas de 1 o 2 veces a través de tarjetas, o de manera directa en consumo creído, entendido o disfrazado de (ahorro o inversión).

Presupuesto empírico b

Sacar el total del ingreso el primer día y dividirlo en sobres (Pagos, Gastos, Sobrantes). El sobre de pagos no debe exceder el 30% del total de los 3 sobres; (es decir del total del ingreso). El de Sobrantes siempre debe tener una cantidad por mínima que sea, la cual se aparta, se ahorra y no se toca ni para emergencias. Las emergencias deben estar cubiertas por los seguros. 

Presupuesto empírico c

Ingreso menos deuda, en este caso la renta, las colegiaturas, la gasolina, son parte de la deuda porque es ya un gasto fijo, un dinero con el que no se debe contar. Si no hay remanente estamos en problemas y necesitamos un ingreso extra.

Trabajos extra posibles

Todo mundo puede encontrar algo que vender en la oficina o entre los vecinos: dulces, ropa, joyería, artículos de catálogo, en México se acostumbra (productos del gabacho- importaciones de Estados Unidos), manualidades, comida. Prestación  de servicios asesoría, consultoría, lavado de autos, mensajería, limpieza, cosmética, uñas, masaje, manicure, pedicure, lectura de cartas. Todas las profesiones permiten alguno de estos servicios de manera paralela al trabajo.

Toda la familia debe ser parte del trabajo extra

Mi madre nos involucraba a todos. Yo era muy pequeña y no tuve como tal que formar parte de las vendimias mas allá de ser testigo de mi madre elaborando los productos: recuerdo el aroma de la casa cuando se hacía la gelatina, las donas, los buñuelos. Recuerdo a mi madre cargando bloques de hielo para la nieve. Recuerdo a mi madre despachando a los hermanos con las vendimias y recibiéndolos. Recuerdo a los hermanos en las esquinas jugando un poco mientras no había clientes, o caminando por las calles con la mercancía en las charolas. Mamá siempre me permitía jugar a hacer lo que ella hacía dándome una bolita de masa, unpedacito de hielo, un palo con caramelo de las manzanas. Siendo pequeña no quería sentirme inútil así que yo buscaba mis propias vendimias en la escuela y hacía dibujos para vender, canjeaba o vendía productos que venían en los dulces: billetes miniatura, tatuajes de agua, juguetes. Estando ya en la primaria compraba parte de mis útiles de la escuela y desde los 14 años tuve un trabajo formal con sueldo gracias a una de mis maestras de la escuela y con permiso especial por ser menor de edad.  Todos los hermanos en su momento cuando trabajaban aportaban una cantidad a la casa. Mi hermano mayor; que en paz descanse me compraba los zapatos y me daba dinero para comprar dulces cada vez que llegaba a casa del trabajo. Este es un pilar clave a mi juicio de las finanzas familiares. Todos los miembros deben ser parte. Por lo general se deja en los hombros del “jefe de la familia”.

2. Ahorro

Pilares2
Pilares2

Salario mínimo de mi padre, del que no recibía el cien por ciento, diez hijos, pagando renta, educación y vestido para todos. Mi madre lograba ahorrar siempre. Siendo niña la acompañaba al banco donde esperábamos largas filas para que ella pudiera depositar cien o cincuenta pesos, que era todo lo que tenía. Pero constantemente hacía depósitos.

La mayoría de las personas consideran que comprar barato es ahorrar. Eso clara y tajantemente es gastar y en muchos casos desperdiciar en lo que no se necesita.  Tener en la alacena una caja extra de cereal porque había 3 por 2 en el super es gastar innecesariamente. Recuerdo ir con mi madre a comprar la despensa. Tenía su auténtica lista de básicos: aceite, azúcar, huevo, galletas, leche en polvo, frijol, arroz, harina, sopa. En el mercado sobre ruedas compraba los vegetales: cebolla, jitomate, zanahoria, calabazas, papas, ejote. No comíamos carne todos los días. Regularmente iba por la leche de Liconsa con frecuencia tomabamos cafe con leche o te. El pan por lo general era bolillo y ocasionalmente pan de dulce. Por lo general no gastaba en marcas. Los abarrotes los compraba por quincena o mes. Los perecederos diario; usaba el justo a tiempo. Solo lo que necesitaba en el momento que hacía falta. 

Dinero por internet
Dinero por internet

Jamás gastaba en extras o en lujos. Contaba siempre el cambio para asegurarse de que le daban lo correcto. Revisaba las básculas en el mercado para garantizar que le pesaban lo justo y si sentía algo extraño con una bolsa solicitaba que se lo pesaran en otro puesto y regresaba a reclamar así fueran 100 gramos de diferencia. Siempre identificaba en los tickets del super si cargaban un precio diferente al puesto en los anaqueles; cosa que hacían con frecuencia. Ella contaba el total de lo que llevaba en el carrito y antes de que le dijeran el total ella ya lo sabía y si no cuadraba sabía perfectamente el producto que estaba mal tecleado.

Mi madre me enseñó que el ahorro es posible cuando nosotros lo hacemos posible y el siguiente pilar es la base para lograrlo.

3. Austeridad

Austeridad en Gastos
Austeridad en Gastos

Siendo esposa de un campesino, teniendo estudios de tercero de primaria, fue siempre una mujer sencilla. Hablaba y predicaba con el ejemplo diciendo: “vivan con lo que tienen, no gasten lo que no tienen“. Por lo general la expresión de “vivir de acuerdo a tus posibilidades”. Es un tanto peligrosa e interpretada de variedad de formas. He conocido muchos estilos de vida y hay personas que conducen un auto que sus sueldos no pueden mantener en gasolina, mantenimiento y seguros. Pero creen que si han podido comprarlo está en sus posibilidades.

Literalmente si hay deudas y el ingreso no cubre los gastos, el auto debería venderse y usar transporte público por el tiempo que sea necesario. Esto no siempre resulta claro a cada individuo. El lugar donde se vive, la escuela donde se estudia, la ropa que se porta. debe estar cubierta al cien por ciento por la parte del ingreso dedicada al gasto. Respetando la parte del ahorro.

Si debemos no se puede seguir comprando ropa, no se puede ni debe pedir para pagar deudas. Si no se tienen ahorros y se tienen muchas deudas es importante reducir gastos y si es necesario es mas funcional cambiar de “estilo de vida” por el tiempo que sea necesario hasta liquidar todas las deudas y lograr tener un porcentaje de ahorro.

Para liquidar deudas cuando no hay ahorro

. Entre las deudas es importante revisar las que tienen mayor tasa de interés  y vencimiento mas cercano.  Cuando son muchas las deudas hacer pequeños abonos a todas es aventar piedritas a los cocodrilos. Se enfoca el cocodrilo mas grande y peligroso y se concentra en liquidarlo mientras a los otros se les mantiene con el pago mínimo.

De una deuda debe liquidarse la mayor cantidad posible en el menor tiempo posible, sobre todo si se maneja a interés compuesto y validando que no haya penalización por pago anticipado. Si lo hay es recomendable hacer los pagos según la estipulación del contrato.

. La primera medida es reducción de gastos,  conseguir ingresos extras, y vender los activos diferidos posibles. Estos son los activos que sufren depreciación. Es preferible deshacerse de los activos que deprecian mas (autos, equipos) antes de los activos que tienen superavit: casas, cetes, seguros. Ante una crisis de deuda es importante y posible hacer pagos grandes eliminando por completo algunos servicios: televisión por cable, teléfonos celulares, incluso internet. ¿Suena drástico? es el camino mas rápido para sanar finanzas.

Los problemas de dinero nos definen, destruyen o fortalecen

Quien se deja definir por la situación financiera sin tomarla en sus manos y asumir. Se convierte en veleta de los ires y venires de la economía. La situación del país, las políticas fiscales, los cambios de moneda siempre afectarán de alguna manera y determinarán la vida para este grupo. En los buenos tiempos gastan y derrochan y en los malos vociferan se quejan, sufren. Cuando les va bien son generosos, cuando les va mal son tacaños, ególatras, amarguis.

Quien se deja destruir por la situación financiera es poco menos que veleta. La voluntad de Dios existe, la vida es mas importante, la salud, la familia. Si eso está bien, lo demás tarde o temprano se pone en su lugar. La cuestión económica puede sacudirnos, cambiar nuestros planes. Una crisis es un posible adiós a un sueño, o solo un mayor plazo para lograrlo. Si en verdad estamos enfocados tarde o temprano se logra; tal vez no como esperábamos ni donde esperábamos pero es posible.

Cuando era niña yo quería estudiar idiomas y viajar. Le dije a mi madre que quería eso y ella me respondió: “no mija eso es para ricos”. Tu agradece a Dios que termines una carrera. Terminé la carrera, estudié idiomas y he viajado. No debo cinco centavos de ningún viaje.

Quien se fortalece por la situación financiera encuentra el camino a la libertad financiera. Muchos de los hoy millonarios fueron en algún momento “jodidos con pocos recursos”. Justo esa situación los llevó a la disciplina del trabajo, ahorro, emprendimiento y de ese resultado encumbraron. En mi artículo ¿porqué a mi? ¿porqué siempre me pasa esto? comento que la vida nos enfrenta con patrones de contraste para poner a prueba nuestro nivel de desarrollo y crecimiento en algunos aspectos determinados en la vida. Mi madre crecía ante los retos y me enseñó el camino no solo para la sobrevivencia sino para la libertad financiera. Sus tres pilares son mi mejor herencia. En paz descanse.

Los 3 pilares financieros de mi madre
Los 3 pilares financieros de mi madre