Las emociones, conceptos, preguntas y ojo editor moldean nuestra vida

Las emociones y su incidencia en nuestra vida

Emocion

La emoción surge antes de que tengamos consciencia de ella y genera reacciones en todo el cuerpo. Una emoción sistemática puede generar cambios biológicos en el organismo. La mente tiene el poder para separar emociones de consciencia y dejar muchas de ellas en el sub-consciente, fuera de nuestro alcance. No las percibimos como parte de nuestro yo. Yacen sin duda en nuestro interior y mueven nuestra vida hacia una u otra dirección. Todos tenemos patrones de vida recurrentes. Quien se relaciona solo con personas casadas, quien tiene conflicto contínuo con sus superiores en el trabajo; todos le tienen mala voluntad, quien es víctima de críticas y ataques, quien tiene problemas de dinero, quien es explotado(a) en el trabajo, quien tiene todo tipo de problemas de salud.

Lo creamos o no nuestras emociones nos enganchan con esos patrones recurrentes. Buscamos sanar, o escapar de algo pero no estamos conscientes de lo que generamos primero en nuestro interior y luego en respuesta de nuestras acciones. Nosotros nos colocamos en situaciones, vibramos y atraemos las vibraciones equivalentes. Recuerdo una amiga que fue plantada en el altar; increíblemente tenía conflicto de todo tipo con muchas personas: secretarias, compañeros de trabajo, amigos. Por su puesto después de un hecho así no es fácil vibrar amor y alegría, se vibra vergüenza, culpa y se atrae eso. Le preparé una fórmula de flores de bach primero con Estrella de Belén para superar el shock  y luego una para sanar un plexo solar rasgado. Regularmente en rompimientos, peleas fuertes el plexo solar se rasga y no permite fluir la energía de la aceptación, la razón, el amor, la paz, la luz.

Somos una maraña de emociones que vibra y se conecta con vibraciones semejantes atrayendo lo que vibramos. Queremos amor y vibramos orgullo, culpa o vergüenza. Queremos paz y vibramos coraje, rabia, apatía. La buena vibra de la gente es real, es palpable, no son solo frases sin conexión o sentido. La mala vibra existe y está en nosotros.

Las emociones no pueden controlarse pero pueden identificarse, vivirse y procesarse sanamente. Todos tenemos puntos sensibles que nos encienden la rabia, o nos llenan de vergüenza, o nos hunden en la apatía. Pero tenemos dentro de nosotros mismos los recursos necesarios para recuperar el balance. La naturaleza nos ayuda y las personas que nos rodean mas las circunstancias de vida. La vida es mas generosa de lo que podemos imaginar, pese a lo que enfoquemos o insistamos ver.

 

Vibraciones
Vibraciones

 

Los conceptos y nuestra vida

shutterstock_94460590

No nos convertimos en lo que queremos sino en lo que creemos. Si creemos que no tenemos posibilidad para algo en particular, es un hecho que así será nuestra vida. De entrada quien no cree en el amor difícilmente se relacionará sanamente. Quien cree que el dinero es causa de todos los males tenderá por equis o zeta a alejarlo de su vida sin estar siquiera consciente de ello. Nuestros conceptos de vida, amor, felicidad, ser, ser buena madre, hija, profesionista determinan nuestras acciones y lo que estamos dispuestos(as) a hacer por concretarlos.

Todo concepto es un constructo abstracto, impregnado de cultura, patrones, creencias que no siempre son válidas. Damos por hecho muchas cosas que podrían ser cuestionables a la luz de otra cultura. Somos por su puesto resultado de nuestra historia, educación, situación socio-política. Mientras mas elementos tengamos a la mano para descifrar nuestros componentes, mas herramientas tenemos para validar y ampliar nuestros conceptos.

Yo siempre sugiero aprender idiomas y he dicho y mantengo, que cada idioma viene con toda una cultura y una nueva forma de ver la vida e interactuar con el mundo. Tenemos tantas visiones como idiomas hablamos. Eso nos enriquece interiormente.

Las preguntas

Mi artículo ¿Porqué buscamos respuestas cuando lo que necesitamos son preguntas creativas? discute ampliamente el detalle de las preguntas y su incidencia en nuestras vidas. Pero quiero puntualizar como las preguntas también conectan con las emociones y nos ayudan a vibrar o nos apagan la vibración y nos paralizan la acción. Las preguntas que hacemos y con las que nos enganchamos están por mucho determinadas por los conceptos que rigen nuestra cultura y nuestra vida. Hay cosas que son incuestionables en algunas culturas. Lo que dice mamá y papá es incuestionable, lo que dice el profesor no se pone en duda. Soy mamá y fui maestra, estas posiciones me favorecen. Pero como madre no quiero eso para mis hijas. No se trata de la interrogación retadora, sino de la auténtica inspiración por el descubrimiento de la verdad. ¿Quién puede sentirse dueño de la verdad?, ¿Quién no ha cometido errores haciendo lo que creía correcto?, ¿Cuántas teorías infalibles han sido derrumbadas?, ¿La tierra es plana?, ¿la tierra es circular?, ¿la tierra es multi-dimensional?. Creer que sabemos es lo único que nos limita a no buscar mas y a quedarnos en un punto estancados, por pensar que tenemos las respuestas en mano. Las preguntas incorrectas nos arrastran y nos llevan por caminos equivocados, hacen de nuestra existencia un calvario. Hay preguntas que ni si quiera tiene sentido hacerlas. Hay otras que por el contrario pueden dar total sentido a nuestras vidas e impulsar todas nuestras acciones.

El ojo editor

¿Como crear la vida que quiero?
¿Como crear la vida que quiero?

Esta es básicamente una metáfora de lo que hacemos los editores  en el día a día. Por lo general tenemos un checklist que enfoca nuestra lectura. El nivel de experiencia y el conocimiento del material siempre es un plus. Sin embargo el editor lee buscando una tipología de errores en particular. Todo lo que esté fuera del checklist pasa desapercibido. Algunos pueden ser errores garrafales y dependerá del ojo editor y lo que ese ojo selecciona lo que saltará a la vista.

Nuestras emociones, conceptos y preguntas calibran el ojo editor en nuestra vida. Nos condicionan a ver y encontrar lo que hemos programado. Al cambiar la calibración, automáticamente cambia el mundo de manera mágica. Todos los que en algún momento han estado enamorados saben de lo que hablo. El sol brilla con intensidad, el mundo se vuelve mágico, la vida es genial. El ojo editor se ha calibrado con el cristal del amor y no puede ver mas que eso en todo y en todos. Sin duda tal vez no muy realista pero una de las experiencias más mágicas y mas solicitadas. Una madre primeriza durante el embarazo cambia radicalmente sus conceptos de salud, alimentación, actividad, descanso, mente. Claro no generalmente pero con mucha frecuencia. Todo lo que busca, todo lo que ve y todo lo que encuentra gira alrededor de la gestación, el bebé, su desarrollo, su bienestar.

Si vemos miseria, dolor, tristeza, vale la pena preguntarnos cual cristal está calibrando nuestro ojo editor y ver si es posible y vale la pena cambiarlo.

BESOS