La Marca Personal y el Tiempo

Hay muchas interrogantes con respecto al tiempo y la marca personal.  La primera es el tiempo que podemos o debemos pasar en redes sociales durante la gestión.  Esta es la razón por la que muchos se niegan a gestionar marca convencidos de que es una pérdida de tiempo.  La segunda el tiempo que se tarda en ver resultados monetarios. La tercera es una cuestión lógica y práctica respecto a como insertar en la rutina diaria la gestión de marca. Hoy puedo hablar, escribir y cuestionar al tiempo, pues es justo lo que enfrento y quiero compartir.

El tiempo es un continuo relativo

Nuestra realidad es lo que sucede en el lugar, tiempo y espacio que enfoacamos. La auténtica realidad acontece en todo el espacio, lugar y tiempo no enfoacados. Nuestra vida esta llena de esos ciclos de lo “enfocado” y “no enfocado”. Nuestro tiempo que “a veces” parece correr, en realidad se está deteniendo en lo que elegimos enfocar, mientras todo lo que no enfocamos sigue curso acelerado. En accidentes como estos se nos va la vida, y de pronto nos damos cuenta que nuestros hijos ya no son niños, o que tal vez ya es muy tarde para tener hijos, que lo que elegimos pausar por un mes, tiene años en espera.  Todos tenemos 24 horas al día cada mañana al amanecer y nuestra “muy común”. Frase: “no tengo tiempo” o peor “no me da la vida” son solo enfoque y elección. Todos filosóficamente hablando; según los enfoques humanistas, tenemos una misión en la vida, y nacemos con lo necesario para llevarla a cabo. Tenemos sin embargo el poder de elección o libre albedrío. Este nos permite hacer los paréntesis necesarios y en estos paréntesis nos tomamos tiempo de vida para digerir, sanar,  planear, conceptualizar, trabajar y concretar. Teóricamente tenemos una eternidad y ya sea en esta vida o la otra, en nuestro cuerpo o a través de nuestros descendientes nuestra misión se cumple. Concretamente cualquier argumento sobre el tiempo es solo el eco de nuestro diálogo interno respecto al mismo. Nosotros elegimos y el día se desenvuelve según nuestras elecciones. El tiempo depende de lo que elegimos enfocar, priorizar, concretar por la razón que sea. Decir que no tenemos tiempo es irreal, realmente deberíamos decir: no me interesa, no es importante, no lo elijo. Pero suena mejor: “no tengo tiempo”. Nos presenta una salida conveniente.

Si  creo que el tiempo frente a una computadora conectando con un grupo de interés, leyendo especialistas en el área que me interesa y guardando y compartiendo información al respecto no son valiosos. Simplemente puedo decir que la gestión de marca no me interesa, no es mportante. Elijo no gestionar. Pero sabemos que la marca personal no está exclusivamente compuesta de redes sociales y números en ellas, sino de acciones, eventos, interacciones fuera de red que pueden dejar un rastro en la red. También sabemos concretamente que los números reflejan nivel de actividad y a mayor actividad mayores números o puede existir también la actividad mínima con resultados máximos. Concretamente quisiera comentar sobre “El Viejo Amargo” que contínuamente tiene un máximo engagement con un mínimo de actividad muy enfocada como se puede ver en esta gráfica.

Atorados en el Tiempo

Fuera de los “argumentos conceptuales”. Con mucha frecuencia postergamos, reducimos o minimizamos actividades que “decimos ser importantes para nosotros”. Así el novio le dice a la novia “no tuve tiempo para llamarte”. Los amigos después de muchos años en una reunion ” ¿y que ha sido de tu vida yo corriendo, con el trabajo, los hijos no tengo tiempo…?, la mamá le dice a los hijos: “no tengo tiempo, tengo mucho que hacer”. Es muy probable que efectivamente tengamos mucho que hacer pero siempre hay que recordar que todo lo que hacemos es resultado de nuestras elecciones y está en nosotros “tener tiempo”. Tiempo para hacer ejercicio, tiempo para meditar, tiempo para compartir con los hijos, tiempo para maquillarme, tiempo para compartir con los amigos, tiempo para gestionar marca personal. Hay momentos en nuestra vida que acontecen muchas cosas y es necesario y válido darse un paréntesis en el tiempo. Y sin embargo si en ese paréntesis está aconteciendo mucho nos estamos enriqueciendo y tendremos mucho mas para compartir, para crecer. Al final la marca personal se trata de eso.

Cuando el paréntesis se hace por tiempo indefinido hay que seriamente cuestionarnos las razones por las que hacemos a un lado algo que en “teoría” es importante para nosotros. Postergar una capacitación, postergar el lanzamiento de un producto, postergar el tiempo con nuestros hijos, postergar hacer contacto con quienes “decimos amar”, postergar poner manos a la obra en acciones concretas que nos lleven a la meta elegida es atorar el transcurso de nuestra existencia. De pronto esa existencia se puede ver sacudida por una enfermedad terminal, por la edad límite para cumplirlos, por un divorcio, por una quiebra o un despido. No tenemos que esperar tener la soga al cuello para dedicar el alma a lo que hace latir nuestro corazón. No es que hay que trabajar “unos años como esclavo” para luego disfrutar a los hijos cuando ya se han ido a hacer su propia vida.

En ese abstracto del tiempo solemos atorarnos de manera indefinida. A veces con la rutina…”solo 10 minutos mas”, “solo una hora mas”, “nada mas termino esto… bueno ya que acabé mejor sigo con tal”.  Detener de manera tajante algo para dar paso a “otra cosa” nos resulta complicado y en esos lapsos. Se nos va el día, en los días se nos va “la vida”, las metas, los hijos, la pareja, la salud.

El tiempo frente al ordenador ante todos estos haberes y deberes debe sin duda limitarse y es posible y necesario programarse. Esto debe hacerse por todo el tiempo que merezca la pena hasta ver los resultados deseados sin quitar el dedo del renglón. Hasta concretamente generar el ingreso, el empleo que espero.

Atajos

La inmediatez, la fórmula mágica, los pasos para esto y aquello son populares y ganan muchos adeptos porque teoricamente nos encantaría encontrar el camino mas corto a la meta trazada en tiempo record.  Soy Administradora Industrial, solemos hacer análisis de “tiempos y movimientos”. En Investigación de Operaciones determinamos la Ruta Crítica que nos permite ver el “camino mas largo y el mas corto”. Hoy yo tengo la tarea de aprender el alemán en tiempo record. Tengo una fecha límite para presentar un examen. También soy linguista y se que en el tiempo que me han asignado es imposible aprender el idioma, pero es posible acreditar el examen. Yo he diseñado examenes de acreditación para el CENEVAL. Se como se estructura un examen, se como identificar disractores en las respuestas, se como contestar cuando no tengo la menor idea de lo que me preguntan. No es fácil, pero es posible y también se que el acreditar ese examen no me libera de la tarea de efectivamente aprender el idioma si quiero una vida en Alemania. Es claro que siempre hay atajos reales y atajos ficticios. El obtener un objetivo parcial no significa que hemos llegado a la meta y nos nos debe hacer bajar la guardia y echar la concha como decimos en México.

El único verdadero atajo es la ayuda. Nadie logra nada “solo”. El trabajo en equipo, el apoyo de el grupo, la asesoría, los materiales extra, las capacitaciones, el coaching son el mejor atajo. Tomarse tiempo suficiente para pensar, planear y marcar una trayectoria o plan de acción es el mejor atajo que puede existir y la mejor inversión del tiempo. Por si fuera poco sigo con mi organización de Fiestas y actividades de Scrap que en estos momentos me han representado ingreso económico nada despreciable.

La mayoría sugiere gestión en un rubro, en una línea bien delimitados y bien concretos. Yo, sin embargo elijo la variedad que engloba mis intereses y necesidades presentes, pero repito y enfatizo que se gestiona en función de la persona y no de la marca. Para mi las marcas o productos son “los hijos” y tendremos varios todos muy amados, ninguno mas importante que el otro y todos deben aparecer en nuestra “huella digital”. Tengo varios amigos(as) que han emprendido con mas de una empresa, por lo general la “en curso” es la mas fuerte, pero al buscar en el historial de ellos no aparecen todos los emprendimientos anteriores y me parece un “error”. Se y entiendo que a nivel recursos humanos y empresa. La variedad puede tomarse como “desenfocado”, “indeciso”. Pero recordemos que hoy en día la “multi-tarea” no esta mal vista. El aspecto “interdisciplinario” es incluso necesario. La evolución laboral y empresarial demandan variedad y aprendizaje acelerado y nada mejor que una trayectoria variada y rica de múltiples experiencias. No hay una sola persona que sea todo “deportes”, o todo “multimedios”, o todo “marca personal”. Un buen “especialista” si bien vende un servicio concreto tiene multi-talentos con los que apoya dicho servicio.

En uno de mis artículos comenté que la mejor marca personal es una vida interesante. Usar los derroteos de la vida para hacer patentes de alguna manera actitudes y habilidades es parte de una gestión “estratégica”.  Idealemnte no tomo tiempo extra para la gestión sino que aprovecho mi vida y la muestro de manera “estratégica” en favor de lo que busco posicionar. Este es el mejor atajo a la gestión de marca. Sacar el máximo jugo de mis experiencias de vida y hacerlos patentes a través de la huella digital. No es fácil saber elegir las partes a compartir y la forma de compartirlo para que hagan patente lo que necesito y espero. Ahí esta la planeación y la estrategia de gestión.

Concretamente mi Marca Personal debe ser el eco de la misión que he elegido tomar en mis manos. Cada acción que hago o dejo de hacer me aleja o acerca a esa misión. Cada decisión debe cuestionarse con las preguntas: ¿De qué manera hacer o dejar de hacer esto me acerca a mi objetivo?, esto debe continuamente identificar las incoherencias y corregirlas en el sentido que merecen nuestras acciones. ¿Cual es el camino mas corto?, ¿Porqué elijo postergar el alcance de mis metas?, ¿que me hace actuar en dirección opuesta a lo que he elegido? ¿porqué aseguro que tal o cual es de vital importancia?, ¿porque el trabajo es más importante que el tiempo que paso con mis hijos?, ¿porque limpiar la casa es mas importante que sentarme a escuchar como les fue en la escuela? ¿porqué me preocupa…x?. Cuando positivamente todo el que esté leyendo este artículo con seguridad ha pasado una buena cantidad de dificultades que ha resuelto a lo largo de su vida. Dios y la vida nos marcan el camino siempre. Es muy importante entender lo que nos preocupa, ya que esto  ocupa nuestro tiempo  física o mentalmente. El atajo ante esto es solicitar ayuda o soltar la preocupación y dejar a la vida fluir en tiempo y forma.

BESOS!