La enfermedad es un apagón de energía en nuestro sistema

. Una tensión no atendida se puede convertir en problema, el problema no atendido se puede convertir en crisis. Cualquier crisis desemboca en una variedad de enfermedades. Mas que ser positivo y sonreír para conservar la salud, hay que ser valiente y saber sentir. Hay que aprender a romperse y levantarse con foco e intención. Si lo vamos a hacer hacerlo sonriendo ayuda. Pero claramente el objetivo no es sonreír en buenas y malas.

. Gritar al cielo cuando algo nos destroza por dentro es válido, posible y a veces necesario.

La enfermedad nos grita las verdades que callamos

Carl Jung nos decía:

. Todo aquello que queremos callar, ocultar, esconder, hacer a un lado por falta de tiempo vuelve una y otra vez a nuestra vida y cada vez siempre con mayor fuerza. Hasta que aprendemos como el bebé a reconocer nuestras manos, saber que somos dueños y controladores de ellas y solo soltando nuestras mejillas dejamos de lastimarnos. Todo lo que vivimos se registra en el cuerpo: la mente, la piel, los sentidos, los órganos vitales. Nosotros damos sentido a cada experiencia de vida para crecimiento o para bloqueo. Hay experiencias unificadoras e iluminadoras, pero hay también otras experiencias  desgarradoras. Todas son parte integral de la misma línea de vida. Como una ópera prima. No podemos extraer unas notas sin romper toda la melodía. No podemos extraer experiencias de vida sin alterar el todo al que pertenecen para dar un resultado específico. Nuestro presente, nuestro aquí y ahora. Sin una sola de las experiencias antes vividas hoy no seríamos quienes somos.

La ciencia nos particiona para aislar complejidades y recuperar la salud. El punto de vista filosófico promueve integración. Como resultado de estas 2 tendencias, la sanación resulta de la intersección de ambos. Somos composición cósmica, dinámica y  responsiva de partículas vibrando a cierta frecuencia. Estas partículas danzantes de materia conectan entre sí y envían patrones, desencadenan efectos. Respondemos a mensajes internos de las células, mensajes ambientales, emociones.

Atención a los mensajes

El iris de los ojos, el oído, la palma de la mano, la planta del pie son radiografías de todo nuestro cuerpo y el interior. Nos hablan de la amargura, de la ira, la terquedad, el temor al futuro, los temores crónicos, el resentimiento. Entre otras cosas. Nos dicen la afectación que ha tenido en nuestro organismo.  La amargura daña la vesícula, la ira el hígado, la terquedad afecta las rodillas, la indecisión afecta los pies, los temores crónicos afectan la columna y la región lumbar, los resentimientos afectan los riñones, la incomunicación afecta la garganta.

Todos tenemos una muy buena colección de males en el organismo. Los mecanismos inconscientes son infinitos. Así como yo tensiono un músculo del dedo anular sin saber de que manera logro hacerlo.

Tensión en el dedo anular
Tensión en el dedo anular

Tenso la parte que indico en la pierna y eso me afecta las rodillas al bajar o entrenar. Desde hace 20 años tengo identificada esa tensión pero no fue sino hasta hace unas semanas que aprendí a soltarla y saber que inicia en mi rostro cuello y hombros.  Mi nana tenía problemas para recoger a las nenas y eso me implicaría hacer una variedad de cambios. La angustia y el querer acomodar las cosas a la manera que tenía yo en mente hizo que al siguiente día la rodilla estuviera inflamada. No pude entrenar en una semana, no podía doblar la rodilla.

 

Tensión
Tensión en la pierna que daña la rodilla y el brazo opuesto.

 

Los músculos del cuerpo están conectados. La tensión del rostro afecta el cuerpo mucho mas de lo que creemos o entendemos. Al dormir tensionamos la quijada, el cuello, los brazos, las piernas cuando tenemos alguna preocupación y nos da vueltas en la mente. La parte derecha del rostro afecta la izquierada del cuerpo y vice-versa.  Esta parte de la pierna que tenso está conectada con el opuesto del brazo el músculo Deltoid que conecta con el hombro , cuello y quijdas amaneció inflamado. Puesto que son los músculos que mueven el brazo. No podía mover el brazo literalmente. Durante el día la consciencia de que yo estaba generando el dolor y la tensión me redujo por mucho el malestar. Pero la inflamación me impidió entrenar toda un semana.

blog-examprep-092513-5

¿Cual fue mi mensaje?

Las cosas no siempre son como queremos o esperamos. Empeañarnos que así sea, hacer esfuerzos más allá de nuestras propias capacidades por hacer que algo suceda no es el camino. Ante una situación inesperada que puede cambiarnos el plan de vida. No tenemos mas opción que dejar que pase lo que tenga que pasar. En México decimos “flojita y cooperando“. Me enteré de la manera en que almaceno, administro y proceso mis tensiones. Me enteré de lo que me ayuda a liberarlas. Para mi sorpresa encontré ejes liberadores de energía  fuera de mi, en mis contactos, en mis hijas. Para mi sorpresa no tienen que hacer ni decir nada. Solo debo armonizarme con su escencia vital. Donde quiera que estén. Aquí entra la importancia vital de la unidad y la interioridad. Requerimos conciencia de nuestro interior para entender nuestros mecanismos de defensa, de evasión y/o procesamiento auténticos. Esto lo logramos mediante análisis, meditación, la posición fetal nos lleva al interior de nosotros y nos ayuda a interiorizar emociones, tensiones.

posición fetal ayuda a interiorizarnos
posición fetal ayuda a interiorizarnos

Una vez identificados nuestros bloqueos, tensiones, solo se liberan conectando con una vibración mas elevada que la nuestra. En este punto intervienen la familia, los seres queridos, los buenos amigos. No hay que buscarlos y hablarles de nuestras broncas, no hay que compartir con ellos nuestras angustias hay que vivir conscientemente a su lado el aquí y el ahora distrayendo a la vida, gozando el instante, amando la interacción.

Conexión y Unidad
Conexión y Unidad

El amor presente, pasado y futuro es hoy y siempre SOLO AMOR

La paz, la alegría, la vida son y serán hoy y siempre. No importa que aquello o aquellos con quienes conectemos estén o no presentes en nuestra vida. La energía del amor nos salva en cualquier momento que deseemos usarla. Lo que auténtica-mente recibimos un día, sigue salvándonos hoy y cada día de nuestra vida. Siempre supe que el amor importa por lo que sentimos y despierta en nosotros mas que por lo que recibimos de quien amamos. Pero nunca pensé que nuestra historia de momentos de conexión con todos los seres amados en el aquí y el ahora nos sanan nos eliminan todo bloqueo, nos hacen fuertes, felices, nos llenan de paz aquí y ahora. Cada vez que necesitemos llamarles y conectar nuevamente. La memoria de esa conexión también está grabada en todo nuestro ser y vuelve invariablemente a hacer su efecto sanador.

GRACIAS a todas mis luces en el camino…BESOS