La Edad ¿Dónde está: en el cuerpo, la mente, el corazón, el alma?

Algunos pequeños son almas viejas
Algunos pequeños son almas viejas

La edad importa en el momento de interactuar con una gran variedad de individuos y la importancia radica en la comunión de intereses, o las formas de pensamiento. Generalmente la edad, el género, el oficio nos identifican e integran como grupos sociales. En las interacciones cara a cara siempre cambiamos nuestro registro lingüístico dependiendo de con quien hablamos, curiosamente en las redes sociales se maneja un registro único de interacción de iguales y por momentos las edades tienden a desaparecer como diferenciador de interacciones.

Con cierto asombro, pero gran placer descubro que es posible encontrar almas viejas en piel firme. También tristemente he visto gente muy joven en cuerpos muy mal-tratados o gente joven en piel firme con actitudes depresivas. Hay múltiples evaluaciones médicas que nos establecen la edad biológica según el estado en que se encuentra el cuerpo. Aquí hay una interesante Calculadora de Edad Biológica

Calculadora Edad Biológica
Calculadora Edad Biológica

Me parece interesante e importante los puntos que resaltan como factores que infieren en nuestra edad: aspectos personales, médicos, cardiopatías, alimentación, aspectos psicológicos, y seguridad. La industria cosmética hace millones a partir de la apariencia en la que se considera: la vitalidad de la piel, las manchas, la firmeza, la apariencia de los dientes, el cabello, y la vestimenta. Si empatamos un poco ambas podemos ver que los aspectos personales y la alimentación inciden en la vitalidad de la piel, las manchas y la firmeza, la seguridad en la vestimenta.

¿Que parte de nuestra edad está en el cuerpo?

El cuerpo y la edad
El cuerpo y la edad

Sin duda la vitalidad es lo que mas resalta en un individuo. Luego la apariencia general cuyos criterios no son iguales para hombres y mujeres. En los hombres la cana y las líneas de expresión no son factores con denotación negativa pero en las mujeres injustamente son calificadas como descuido, desgaste, vida difícil. El ejercicio, la alimentación, la actitud y estilo de vida inciden directamente en este rubro.

Recuerdo un amigo; joven filósofo de la facultad. Se decía a sí mismo Cristo y literalmente se prostituía por la sobrevivencia: cigarro, alcohol, sexo, desveladas. Lo que “algunos” consideran la buena vida, a los 20 años le hacía ver de más de 30.

Priorizamos el trato de la edad del otro

Es curioso pero cuando se es joven no siempre resulta conveniente la edad. Yo recuerdo que a los 20, trataba de verme más grande debido a que trabajaba con varias empresas dando clases a ejecutivos de alto nivel y ser joven era una desventaja para ser considerada negociadora seria y responsable. Como si la edad fuera sinónimo de responsabilidad, curioso pero es así.

Hoy en día sin embargo debido a la revolución de la información y la proliferación de los nativos digitales en el mundo de los negocios la juventud parecer ser ventaja competitiva. Tener 40 y mas allá puede ser asumido como no estar al día en todo lo nuevo y esto justo me lleva al siguiente cuestiona-miento.

¿Que parte de la edad está en la mente?

La mente
La mente

¿Y que parte de ella es la que se valora?. La responsabilidad, la seriedad y el conocimiento son la parte de la edad que se prioriza asumiendo que a mayor edad mayor responsabilidad, seriedad y conocimiento. Sabemos que esta correlación es más un prejuicio que un hecho. Hoy por fortuna las redes sociales y la marca personal han impulsado a jóvenes con foco, seriedad, y responsabilidad. Son muchos los jóvenes que se han abierto camino de manera magistral utilizando los medios a la mano. Hoy más que nunca en la historia hay una cantidad importante de jóvenes emprendedores, millonarios, cien por ciento inmersos en el mundo de los negocios dando lo que hay que dar al mil por uno con la mejor calidad.

Por otro lado en la mente están los límites y los conceptos que rigen nuestra vida. El deber ser y los roles. Aquí he encontrado madres jóvenes que solo por el hecho de ser madres limitan sus posibilidades de desarrollo profesional. Jubilados con gran experiencia y mucho que compartir que creen la edad les limita en esta ola de información y digitalización.

Hoy más que en ninguna otra época es posible la convivencia multi-generacional para desarrollo laboral. Los saberes y las capacidades se complementan de manera perfecta dando como resultado visión y alcance únicos en la historia.

¿Y qué hay del corazón? ¿que del alma?

El corazón y el alma
El corazón y el alma

Aquí yace la auténtica energía de la juventud, la fuerza, la inspiración, el empuje. Mirar al mundo con novedad y confianza, con pasión por descubrir algo nuevo. Con energía interminable por hacer, vivir y concretar. El centro de la creatividad donde nada está dicho.

Creer que tenemos las respuestas, alinearnos a conceptos pre-concebidos y limitantes, juzgar al otro, criticar, calificar o descalificar agrega años a nuestra existencia. Preocuparnos en lugar de simplemente ser agota nuestra energía.

No hay calculadora de la edad para medir la intensidad del amor y la energía de alma con que se vive.

 

BESOS

 

 

Posted on: 18 Mayo, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: