Intuición y Marca Personal

La intuición;  vocablo del latín que significa mirar hacia dentro  es un concepto de la Teoría del conocimiento aplicado también en la epistemología que describe el conocimiento que es directo e inmediato, sin intervención del razonamiento o la lógica. Sabemos algo sin pensar anticipadamente. Es una voz interior que nos da la certeza mas allá de la lógica. Se manifiesta en los sueños, imágenes mentales, vibraciones positivas o negativas, concidencias sincronizaciones y presentimientos por mencionar algunas. Todos tenemos algún grado de intuición pero no siempre escuchamos o atendemos sus manifestaciones.

 

 

El corazón por encima de la razón

No decidimos lo que pasa, pero elegimos como actuar ante lo que pasa.

El intelecto yace en la cabeza, el instinto en el cuerpo y la intución en el corazón. La cabeza es verbal, lingüística, lógica sin raíz en la realidad. En todos mis años como docente de idiomas sabía que los alumnos debían hablar de lo que no estaba presente, crear lo intangible con palabras. La razón de que cama y coma signifiquen algo completamente distinto no tiene que ver con la lógica del cambio de vocales. La cabeza es fina para escrutar, cuestionar encuadrar en conceptos realidades intangibles como el amor, la libertad, la felicidad y dar respuestas tajantes sobre ellas. El intelecto puede crear teorías, palacios, sistemas y todo esto realmente está en el aire a través de la palabra y el pensamiento.

El cuerpo sin embargo no puede depender del intelecto, sus necesiades primarias no aceptan espera como: respirar, comer, digerir y miles de procesos internos en automático mas allá de la lógica o sentido de vida. La mente funciona con un foco atendiendo un número limitado 7+-2 es en teoría la capacidad de procesamiento de nuevos elementos en nuestro cerebro, pero  el cuerpo es multifacético. Aún en estado de coma, múltiples funciones vitales continuan. El simplemente existir para el cuerpo es posible.

.

La intuición es nuestra realidad interna concreta y absoluta que se manifiesta de diferentes maneras. No se cuadra a los conceptos de la lógica a fin de permitirnos crecer en nuestro máximo potencial. No depende de los sentidos del cuerpo pero se vale de ellos para manifestarse. Puesto que la intuición proyecta hacia dentro, nos resulta intangible y solemos confiar mas en la mente que proyecta hacia fuera sin saber que hay mas realidad y contundencia en el interior. Cualquier situación de vida que en el momento nos agobia es una realidad contundente que afecta toda nuestra existencia cuando en realidad al interior todo está bien e integrando. Esa situación de vida en el todo existencial no tiene la fuerza y afectación que nosotros le asignamos. La gente del corazón es percibida como irracional y no encaja en el mundo lidereado por la cabeza.  Es fácil distinguir al líder que se rige por el corazón sobre aquél que se rige por la cabeza.

El intelecto cuestiona crea y racionaliza los problemas. El instinto actúa sin cuestionar. La intuición es acción guiada, enraizada en el todo. Nos trae sentido, alegría, bendiciones, serenidad imperturbable. El buen líder sabe encontrar el balance perfecto entre ellos pero con el corazón por encima de la razón. El instinto con la intuición concretan, de otro modo la sola intuición nos da sentido sin acción.

La vida nos habla y nos guía, nuestro cuerpo es aliado que atiende los mensajes. La mente cuestiona y racionaliza filtrando lo que no parece encajar con los estándares.

El lenguaje de la intuición

La ciencia nos dice que usamos una pequeña porción del cerebro. El resto se sugiere contiene los dones de sanación, telepatía, comunicación con los animales, psicoquinesis, teletransporación. Misterios de la dimensión espiritual. A saber  hay dos tipos de Psi: de percepción y de proyección.

Percepción:

Encontramos la clarividencia (ver eventos), clariaudiencia (escuchar información como susurro al oído), telepatía de cognición (sabemos lo que alguien piensa), telepatía de interacción (conexión sincrónica de dos mentes), clarisentencia (sentimos lo que pasa en el cuerpo del otro.)

Todos estos términos nos suenan a película de Ciencia ficción y lo cierto es que puedo casi asegurar que todos hemos experimentado por lo menos dos de estos tipos de percepción en mas de una ocasión en nuestras vidas. En la clarividencia no se ven películas en tercera dimensión a color y en estereo. Es un flash o imagen de una situación a futuro relacionado con algo o alguien. Daré un ejemplo algo soso pero muy real, en mis años de soltería en la primera cita con algún prospecto al cabo de algunos minutos imaginaba con mucha claridad lo que sería mi vida a su lado. En mi artículo ¿Cómo escoger el amor de tu vida? comento como el nivel de inteligencia emocional, el respeto me permitían visualizar con mucha claridad situaciones de vida con esa persona. Puedo decir con certeza que no me equivoqué. Todos esos prospectos son ahora divorciados. No porque considere que el divorcio es mal camino del matrimonio, sino porque claramente me veía con muy buenos momentos que llegarían a un callejón sin salida; divorcio o conflicto permanente y yo buscaba algo diferente.

Daré otro ejemplo de clarividencia que todos usamos y es la proyección dramatizada de una pesadilla. Soy la hija 9 de 10. Todos los días antes de los 6 años estaba a lado de mi madre mientras hacía la comida. Ella supongo con 10 hijos todos en edad escolar debía preparar la comida en tiempo record antes de que regresaran de la escuela. Si por alguna razón necesitaba algo me decía: ” m’hija pasame el ese que está en la esa”. Yo a mi corta edad tenía que interpetar lo que era el ese y la esa y debía también en tiempo record dar una respuesta y llevar lo correcto. Algunos días tomaba algo con rapidez y no era. Mi madre gritaba “NO!!!, EL ESE DE LA ESA”. Yo veía a mi madre cambiar de color, ojos nerviosos y pensaba que me iba a lanzar la cuchara, o me iba a jalar de las greñas o algo terrible me pasaría si no le daba el ese de la esa. Así que veía que estaba haciendo: “la sopa…. necesita… JITOMATE! … no no se pone el jitomate entero, y ya lo echó molido…. ah! Knor Suiza!… SIIIIII!!!! Salvada por la campana. Por su puesto mi madre nunca me aventó la cuchara, ni me jaló de las greñas como suponía que podría suceder. Esa era una proyección dramatizada de ver su cambio de voz asociada a que yo no daba lo que ella esperaba. Cuantos han sentido que el jefe les va a correr por haber cometido un error. Que su pareja les va a abandonar o que se yo proyecciones “clarividentes” que creemos totalmente reales. Sin serlo. Esa “clarividencia” erronea o falsa nos viene de la cabeza la lógica y el raciocinio y la “clarividencia” honesta  nos viene del corazón sin juicios. Es una certeza que nosotros elegimos o no atender.

En la clariaudiencia, también hemos experimentado esa voz interior que nos dice desde adentro. “No lo hagas!” o lo contrario”Hazlo ahora sin pensar!”. En mi libro hablo de un momento en Guanajuato cuando la lógica me decía hacer algo y la intuición me hizo hacer todo lo contrario. Por su puesto no se oye la voz del cielo hablando “este es mi hijo amado”. Es apenas un susurro interior de si o no, o atención. Recuerdo cuando mi segunda hija tenía 1 año estaba yo también en la cocina preparando la comida, de pronto algo me hizo voltear y vi a la pequeña trepada en una mesa donde no debía estar. Tenía su mano izquierda adentro de la licuadora y a punto de oprimir el boton de encendido para averiguar lo que pasaría. Di tal grito que cayó de la mesa y yo la pesqué en la caida. No pasó nada fuera del susto y lo que salvó el día fue una voz interior que me dijo “atención” justo en el momento necesario.

La clarisentencia todos los que tenemos hijos, madre, seres amados hemos experimentado algo de ella. En mi primera visita a Alemania con la hija mayor que entonces apenas tenía unos meses, sentí claro a mi hija en la distancia. La bebé estaba con la abuela en casa y mi marido y yo salimos. De pronto le dije a el: mi hija me necesita llama a tu mamá. El me respondió: está bien, tu estás preocupada y exageras. Yo insistí, por favor llama y pregunta. Efectivamente la niña tenía rato llorando y no podían callarla no estabamos lejos y llegamos sin problema. Hay conexiones con personas que nos hacen sentir claramente incluso a distancia su dolor, enojo, alegría. El día que mi papá se fue al hospital para no volver yo estaba en el trabajo y sentí una tristeza que me agobiaba mas allá de lo imaginable de pronto, de la nada. Yo misma me pregunté de donde venía ese sentimiento cuando todo parecía en orden. Pronto me llamaron al trabajo y me enteré.

La telepatía de interacción es constante e innumerable en nuestras vidas cada vez que nos llama alguien en quien pensamos, cuando aparece en la oficina o en la casa o recibimos un mensaje y nos dicen: “no te vas a morir, he estado pensando mucho en ti”.

Proyección

Aquí está la sanación, la materialización o dematerialización, mover objetos, doblar cucharas, caminar en fuego. La Universidad de Princeton en el área de Ingeniería ha demostrado que con solo el pensamiento se pueden activar máquinas altamente calibradas. La distancia y el tiempo no importan. Se pueden enviar los mensajes sincrónicos o asincrónicos. En este sentido a nuestro nivel cotidiano es difícil ejemplificarlo, pero es ciero que hay personas que con solo pensar en ellas nos hacen sentir diferente. Es un nivel sutil de proyección. Nuevamente las madres protegiendo a los hijos con sus oraciones. Los jefes enviando confianza y precisión en tareas clave para un proyecto dado. Las parejas enviando al amado(a) su presencia y apoyo en la distancia. Los amigos y familia enviando solidaridad en momentos de tragedia: terremotos, terrorismo.  Nuevamente cuando a mi hija mayor un labrador le arrancó el labio inferior a los 5 años de edad y fue hospitalizada para cirujía reconstructiva, envié un mensaje a mis contactos. En verdad sentí en la respuesta de muchos solidaridad, compañía y buenos deseos que nos ayudaron como familia en ese trance.

Herramientas de Percepción y Proyección

Lo que tenemos es la llave para lo que necesitamos
Lo que tenemos es la llave para lo que necesitamos

Como antes comenté estan los sueños, las imágenes mentales o flashes que nos llegan al ver a una persona o pensar en ella, las vibraciones negativas o positivas, las coincidencias, las sincronizaciones o los presentimientos. El cuerpo es alidado de la intuición y atiende sus manifestaciones haciéndonos percibir aromas, sonidos, emociones sutiles pero con clara asociación a una persona o hecho.

No usamos las herramientas en nuestras manos, olvidamos los secretos de los ancestros sobre-valorando la lógica y el conocimiento. Hay una cantidad abundante de procesos sensoriales imperceptibles que con solo atender a nuestro cuerpo y estar bien presentes con quienes interactuamos se hacen visibles. La intensificación de los aromas, el cambio de respiración, la gesticulación, el tono de voz nos hablan de los sentimientos y son perceptibles sin importar cuanto trate alguien de ocultarlos. Se percibe la tensión, la alegría, el enojo, la incomodidad. Independientemente de las palabras o hechos hay realidades emocionales internas gestando acciones futuras claras. Un patrón repetitivo de tristeza lleva a depresión, de éxtasis a dependencia, de enojo e intolerancia a desgaste físico y enfemedad.

La clarividencia auténtica con un poco de lógica y sin juicios verdaderamente nos ayudan a ver el futuro inmediato de una situación o persona. El presentimiento fuera de la lógica y con ayuda del instinto nos lleva a tomar decisiones poco convencionales pero indudablemente asertivas. Basta echar un vistazo a la vida de cada uno y descubrirán una variedad de decisiones intuitivas de las que resulta el presente como sea que esté en el momento.

Los niveles de intuición que cada quien tiene dependen también del ejercicio de la misma. Mi entrenamiento diario a la hora de comer con mi madre, del “ese sobre la esa” o la “esa sobre el ese”.Me dieron un inicio intensivo de sincronización cabeza, cuerpo e intuición antes y durante la preparación de la comida. Años mas tarde cuando trabajé en un salón de belleza podía leer a la gente desde el momento que entraba al local. Su forma de abrir la puerta, la expresión en sus ojos, la manera de caminar, la voz, el tono, la velocidad de la misma. Mas que el servicio cargaban siempre con una experiencia emocional que determinaba su actitud y mis posibilidades para cumplir sus demandas.

La vida nos habla, el cuerpo es nuestro aliado y fan número uno. Atender los mensajes del cuerpo, estar presentes con quienes interactuamos, abrir el corazón a las emociones cualesquiera que se gesten e identificar las rutas que trazan en nuestro cuerpo nos dan todos los elementos necesarios para clarisentencia, clarividencia, telepatía cognitiva o de interacción. Son realidades de nuestro día a día. No de una película de Ciencia Ficción.

Intuición y Marca Personal

No hace Marca Personal quien alcanza números en redes sociales, en cuenta del banco, en likes, en seguidores. La Marca Personal es para cada individuo un camino único e irrepetible que  toma para convertirse en lo que debe llegar a ser. Las formulas de los cinco pasos, los procesos y guías para concretar son al final solo pasos, guías que cada individuo de manera muy particular toma y aplica de manera personal y transforma su vida en aquello que necesita y espera. En lo que aquellos que le rodean necesitan de él o ella.

Una de las fuertes razones que me movió a la gestión de Marca Personal fue descubrir personas como Geneva Vanderzeil. Ella dió a su vida un giro de 180 grados a través de la Gestión de Marca y de ser City Planner se dedicó a otra cosa totalmente diferente a través de su blog, del cual vive ahora.

Los giros que cada individuo a cuenta personal requiera o deba dar para convertir su vida en una cadena de actos de amor  vienen de la intuición. Esta nos lleva a lograr todo lo que nos propongamos y podemos efectivamente dar a quienes están a nuestro alrededor suficiente para inspirar, para concretar.

Ningún líder está para dar. No se necesita ser gran empresario para ser líder. Nuestra vida es nuestra empresa. Aquellos que tenemos responsabilidad sobre cualquier colectivo: familia, empresa, comunidad, estamos para acompañar, para inspirar, para dar luz. Nadie arregla la vida de nadie. Es responsabilidad de cada quien la supervivencia y tenemos siempre lo necesario para ello. El camino de la vida sin embargo es intrincado  y  multifacético. No hay 2 personas que logran o concretan de una manera semejante. Hay elementos clave, pero siempre diferencias únicas que definen a uno de otro. La luz particular que cada quien emana, lo que alguien es capaz de mover al interior del otro son siempre únicos e irrepetibles. Son una Marca Personal que si no se desarrolla en todo su potencial dejará sueños pendientes, grandeza encogida, luz apagada.

Cuando el corazón llama en una dirección hay que escuchar y atenderle con valor. No siempre es fácil, hay presentimientos que nos hacen sentir “raros” y fuera de foco. Pero si la voz interior persiste vale la pena prestar atención a sus señales y dejar lo que haya que dejar para seguir el camino que la vida nos traza. La intuición nos guía y se vale de nuestro cuerpo, las emociones, los eventos sutiles, las coincidencias.

Solemos callar esa voz con la lógica, solemos descontar la emoción con fingida fortaleza, en lugar de enfrentar nuestros miedos y tristezas y escuchar el mensaje que nos dejan al interior de nuestro cuerpo, marcando una ruta en él ,que finalmente nos dice hacia donde debemos movernos y de qué manera. Hablando de chakras es la alineación de tercer ojo, plexo solar y raíz. O podemos alinear mente-alma-cuerpo. O podemos permitir al corazón guiar nuestras acciones con un poco de lógica e intuición. Hoy somos lo que ayer elegimos y permitimos. Mañana seremos el resultado de nuestras acciones de hoy. Todo futuro empieza siempre HOY. La intuición nos marca el camino.

BESOS