Extraño pero providencial enfoque del manejo de flujo de efectivo

Inicialmente soy partidaria del uso de un presupuesto funcional. Pero es un hecho que contar el dinero centavo a centavo puede ser complicado y en ocasiones poco funcional. El presupuesto inicial nos ayuda  saber cantidades globales de flujo de efectivo para toma de decisiones en cuanto a: la cantidad máxima que podemos cargar a la tarjeta de crédito, la cantidad máxima que podemos ahorrar, la cantidad posible que podemos gastar, las partidas sujetas a modificación para reducción de gastos. Las fechas de corte, de pagos, de flujos.

Medidas para manejo de flujos de efectivo

Al recibir los ingresos inmediatamente hay que distribuir en las diferentes partidas: pagos, gasto, ahorro, inversión. La inversión puede estar en una cuenta a la vista disponible en todo momento. El ahorro en un documento a plazo con interés compuesto. Lo dedicado a pagos y gasto puede retirarse y transferirse inmediatamente a las cuentas correspondientes. Siempre debe haber un remanente. Si no lo hay no importa cuanto ganemos estamos administrando mal los recursos. Es posible que un mes o una quincena se tenga un gasto extra imprevisto. Pero no puede ni debe haber gastos extra imprevistos cada mes o cada quincena. Si tenemos un límite de lo que podemos gastar al mes y un mes proyectamos de ante mano exceder esa cantidad debemos agrupar el gasto de uno, dos o tres meses si es necesario. Es decir: el gasto debe postergarse. Cuando es un gasto que debe llevarse a cabo en cierta temporada; digamos: inicio de clases, vacaciones, fin de año. Es importante prepararse con anticipación a dicho gasto. Es decir meses anteriores a la fecha conocida del gasto ir reservando un monto para el efecto. La tarjeta de crédito puede respaldar este tipo de gastos pero siempre deben estar empatados con un flujo equivalente de efectivo en un periodo que no exceda los límites establecidos para gasto y/o tarjeta.

Busca maneras de poner candado al dinero
Busca maneras de poner candado al dinero

Cero estress foco en lo posible

Contar cada centavo cada vez que hacemos un gasto puede generar ansiedad y actitud de miseria. Hay que evitar palabras o conceptos limitantes. Con foco en los objetivos y usos del dinero hay que pensar: “Si es posible, hay que esperar un poco más”. “Si es posible hay que hacer algunos ajustes”. “Si es posible requiero extra financiamiento, flujo, y de que manera es posible obtenerlo”.  Pensar: no puedo, no tengo, no es posible. Nos frustra, bloquea y hace sentir miserables. Penar “quiero y voy a encontrar la manera”. Pone nuestra mente a trabajar para encontrar opciones, y alternativas de solución ante cualquier circunstancia. Cada meta tiene un presupuesto, cada presupuesto una dinámica diferente.

Diversificar4

Generosidad atrae bonanza

Llámenme loca, supersticiosa o que se yo. Pero siempre que damos lo que tenemos al nivel de lo que nos es posible. Algo se mueve en las circunstancias que nos genera mas. De pronto encontramos un billete que se quedó en un abrigo durante un viaje. De pronto encontramos dinero en el suelo. De pronto alguien nos compra algo o nos solicita un servicio que no teníamos considerado y nos genera flujo extra de efectivo. Esto nunca son cantidades que nos harán millonarios pero nos muestra lo natural y bondadoso de la abundancia. Surge de pronto y está sin esfuerzo en nuestras manos cuando hemos sido generosos con alguien por la razón que sea. Si pensamos: “si doy esto me quedo sin nada; mejor no.” No es que nos quedemos sin nada pero el contar centavo a centavo nos regresa la vida centavo a centavo. Tengo un buen ejemplo en situaciones concretas que puede ejemplificar esto.

Como docente de adolescentes hace algunos años tenía con frecuencia 2 poblaciones: los que confiaban en mi y se ponían en mis manos y los que querían controlar cada milésima de su calificación. A los que confiaban en mi, les subía el .5 al siguiente número y entre un quiz, una tarea, un proyecto al final terminaba literalmente dándoles puntos extra que ellos ni percibían. Pero al final podían darles el pase o la beca. Los que me marchanteaban todas las décimas y llegaban con su calculadora, debía por mi propio nombre ir milésima a milésima sumando. Ni mas ni menos. Si ante ellos aceptaba subir unas décimas, otros vendrían a exigir el mismo trato y era imposible.

Me parece que en la vida real el dinero y la abundancia funcionan un poco igual. Si le metemos lógica y contamos centavo a centavo. La vida nos da lógica y nada mas que eso. Si confiamos y nos ponemos en manos del universo, dios, el quantum, la energía cósmica o como gusten llamarle. Es un hecho que “cosas pasan” cuando menos lo esperamos donde menos lo esperamos.

Siempre decir “si”. Siempre decir “ya veremos” y esperar atentos y confiados. Por su puesto actuando en coherencia con lo que esperamos resulta en “algo”. Justo en el sentido que estamos buscando.

Tiempodinero

100% Enfoque, Cero tragedia, 100% experiencia de vida

Con el dinero como con cualquier otra cosa en la vida tenemos algún revés que nos detiene o nos hunde de pronto. Si ante el hecho nos concentramos en el problema y perdemos de vista el objetivo inicial: un viaje, estudios de postgrado, un evento, pago de una deuda, compra de un departamento, casa, auto etc. agrandamos el problema y el objetivo se vuelve secundario. Pensamos en la mala fortuna, la ley de Murphy y que no importa lo que hagamos siempre eso nos va a detener. En la tragedia vemos y encontramos las mil cosas que pueden ir mal. Lo terrible de la situación y lo vano del esfuerzo.

Si ante el revés pensamos en las circunstancias que lo gestaron y encontramos la manera de prevenirlo en una próxima ocasión. Estamos listos para volver a intentar con mejores resultados. Si ante el revés hacemos el problema a un lado y nos alertamos para las posibilidades en nuestras manos. El bache se convierte en solo una parte de la vida que nos pone  prueba y nos activa alternativas. En ocasiones podemos incluso cambiar trayectoria pero no destino final. De entrada no nos agrada y nos frustra pero al cabo de un tiempo nos damos cuenta que ese cambio de trayectoria nos enriqueció o fortaleció justo en el sentido necesario para el siguiente paso o evolución dentro de nuestro plan de vida.  Al final la experiencia y expertise son resultado de ensayo-error.

enfoque, atención indivisible
enfoque, atención indivisible

El dinero un medio no un fin

Va de la mano con el enfoque pero merece un apartado porque frecuentemente los confundimos. Tenía alumnos en una escuela de paga muy cara donde las mamás con un sueldo limitado se sacrificaban para que los hijos tuvieran una super educación. Como resultado los presionaban demasiado para obtener altas calificaciones. Los chicos se bloqueaban y eran miserablemente infelices. Recuerdo un par de chicas que se cambiaron a escuela pública y al regresar a visitarme tenían mirada radiante. Recuerdo un chico que siempre pedía dinero a maestros y amigos.  A veces lo pagaba. La mayoría de las veces no lo pagaba. Una escuela al fin nos proporciona los elementos necesarios para funcionar de manera competitiva en un ambiente laboral. Creemos equivocadamente que lo mas caro es lo mejor. No siempre es el caso.

Entre los medios el dinero no es el único medio que nos ayuda a lograr los objetivos. Hay créditos, hay emprendimiento, hay asociaciones, hay el equivalente mas barato mientras el objetivo final es posible. Por ejemplo si el objetivo es una casa. Se puede comprar un departamento, luego venderlo y con eso y un crédito adquirir una casa.  Hay que ir fijando metas que puedan ser escalables al objetivo final.

Si no nos sirve para experiencias de vida no sirve de nada

El dinero por sí solo no sirve de nada. El uso que nosotros le damos, el sentido y el  valor que tiene en nuestras vidas. Las experiencias que podemos compartir con quienes amamos. Lo poco que podamos tener hay que agradecerlo y cuidarlo. Nunca hay que menospreciar un ingreso modesto. Siempre puede ser peor. Nunca hay que sobre-valorar un ingreso millonario. No hay dinero que alcance para los grandes sueños del ser humano. Nuevamente si interiormente estamos bien integrados, lo que sea que se mueva a nuestro alrededor en función del dinero no determina el camino, la felicidad, o el éxito y mucho menos el amor.

BESOS

Posted on: 20 Julio, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: