El tiempo nos marca y marcamos a través del tiempo

No me da la vida… (una expresión popular que me shockeo) desde la primera vez que la esuché. Todos tenemos 24 horas al día y es; lo creamos o no. Nuestra decisión como usarlas. El tiempo de vida asignado a cada uno de nosotros es indefinido, desconocido, pero sin duda. El necesario para lo que sea considerada nuestra misión en la vida u objetivos primarios. En mi artículo El tiempo en nuestra vida y marca personal hablé de tres conceptos o ideas de tiempo: el que está en nuestras manos, el que no depende de nosotros y el continuo relativo. Hoy quiero ahondar un poco como estas 3 ideas nos marcan y como resultado nosotros marcamos a nuestro paso en ese continuo relativo.

Viví 48 años en la ciudad más grande del mundo CDMX, donde el tiempo corre, la vida te apresura, la gente te empuja y no siempre en la dirección que esperas. Puedo con calma y orgullo decir que fueron años bien usados en cuanto a lo que en mis manos estuvo, bien vividos en lo que me sobrevino fuera de mi control y bien plantados en el contínuo y/o contínuos de los que he tomado parte en mi camino por la vida.

Vivo hoy en el norte de Alemania; pequeña población, diferente cultura e idioma. Misma escencia en el alma.

13567512_10154254381413361_7812818423702410080_n

Nosotros nos dejamos definir por el tiempo

Too much to do… too litte time. Pensar, soñar, planear son una cosa. Ejecutar otra. Quien cree no tener tiempo suficiente para hacer ejercicio, leer un libro, cuidar a los hijos, sentarse a descansar y compartir tiempo con los seres amados; fuera del fin de semana o peridodo vacacional se equivoca. Es elección; es el tiempo en nuestras manos que cedemos o vendemos por miedo. Vender nuestro tiempo de vida por sobrevivencia es común, y es erróneo.

Estamos seguros de que si no nos hacemos cargo de la actividad productiva la sobrevivencia no se da, o se limita o peor aún desaparece. Cierto es que no es sentado bajo la sombra de un árbol que la vida nos provee de lo necesario. El punto central es el enfoque del tiempo y la vida.

Tiempo e Identidad

23A915FD00000578-3208768-Iconic_This_shot_of_Audrey_Hepburn_taken_in_1955_for_Glamour_mag-a-26_1440425097365

Quienes permiten al tiempo definir su auto concepto, sus posibilidades, sus deberes caen en estereotipos sociales y limitan sus propios alcances. Quien piensa que está muy viejo(a) o muy joven para: estudiar, casarse, tener hijos, emprender limita su vida. Yo como educadora y madre se mejor que nadie que cada persona maneja procesos internos de maduración y conceptualización diferentes. La noción de las competencias lo corrobora. No hay 2 personas dentro de un grupo que desarrollen el mismo nivel de competencia de una lista dada habiendo llevado el mismo proceso académico. La Teoría Gestalt nos dice lo que cada quien entiende como fondo o figura en función de la información previa con que contemos; es una red de conocimiento a la que se asocian los diferentes estímulos y con los cuales se decodifica la información recibida.  El punto es que lo que sea que veamos es lo que hemos elegido enfocar por la razón que sea. Quien quiere verse y proyectarse a si mismo como “viejo(a)”, “joven”, “capaz”, “incapaz” en función de la edad, el año, el momento para ser o hacer está solo en nosotros.

La vida es abundante, generosa, fluída y si nos permitimos acoger por ella con confianza pasan cosas aparentemente increíbles pero siempre en la dirección de lo que necesitamos.

Cuando necesité tiempo para cuidar a mis hijas y acompañarlas a la escuela, fiestas etc. Tuve un trabajo que me lo permitía y tuve una nanita que el sueldo cubría. El horario era justo lo que necesitaba. Al nacer mi tecera bebé mi trabajo cambió totalmente a home-office; bien pagado. Al cien por ciento con mi bebé y con posibilidad de estar en Alemania por 2 meses. Mas adelante, un trabajo de oficina 8 horas; no es el punto describir mi trayectoria laboral. El caso es hacer patente que solté lo anterior en busca de lo necesario y apropiado al momento de vida y surgía. Parecían cambios mágicos que a algunos sorpendían, pero en realidad eran resultado de una trayectoria, la gestión, las relaciones, y una manera estratégica de hacerlos patentes. En una palabra; la marca personal.

Concepto y Uso del tiempo

Tiempo4

“No trabajes tanto, descansa, no te estreses. Son mensajes comunes que resuenan haciendo sentir que la vida debe ser fácil, linda, constante, plena y por alguna razón esto se asocia al descanso. De ahí la sobre valoración del Viernes, el fin de semana y las vacaciones.

Pienso en mi madre que mucho trabajó hasta el último momento y tuvo sin duda una vida con sentido, con fruto y que hoy sigue resonando en mí y todos con cuantos ella tuvo contacto por sus palabras, actitudes y hábitos. Ella decía: “a descansar al panteón”. Sus últimos días fueron difíciles y seguía sacando fuerza mas allá de si misma para sobrevivir. Yo, en el hospital, hablando con ella en nombre de todos los hijos, la liberé de la “obligación” que sentía de seguir viva para nosotros. Ella fue huerfana a muy temprana edad y no deseaba eso para sus hijos. Le dije que su tiempo con nosotros hizo todo lo que hacía falta y contábamos ya con lo necesario para estar bien. Podía descansar en paz. Le di un beso y se fue.

No es hacer muchas cosas, o hacer grandes cosas, o algo muy importante. Es efectivamente lograr cada día hacer nuestras horas fructificar en el mejor sentido según nuestro estado presente.

Todo lo que hago debe redituarme en algún sentido que valga la pena para mi y los que amo y todos aquellos con quienes estamos en contacto en las dimensiones: física, social-emocional, espiritual, y mental.

A nivel productivo, administrativo, personal siempre hay formas de optimizar un proceso. La vida nos impulsa y presiona a hacer mas por menos. Hoy se busca tanto mayor productividad como mayor tiempo de calidad de vida, y es difícil hacer que ambos conceptos cohabiten sin conflicto.

El trabajo es una bendición, el esfuerzo es un orgullo, la felicidad y el bienestar el resultado natural de la puesta de nuestros dones al servicio de la vida. Mi tiempo de vida es lo que debe ser para alcanzar mis objetivos. Las horas del día son lo que son para la rutina diaria que nosotros elegimos. Segundo a segundo en línea o fuera de ella hacemos camino dejando marca a nuestro paso. No necesito mas tiempo. Necesito entender de qué manera mis conceptos me ayudan o limitan para actuar y concretar. Debo estar clara de las decisiones y acciones con respecto a mi tiempo y los beneficios de cada una de mis elecciones. Ya sean hacer o no hacer, apresuarme o descansar, correr o esperar. Finalmente vivir con auténtico sentido y no por condicionamiento, estereotipo o rutina.