El poder de un Si

En la red existe una oferta de mejora continua a todos niveles. Se ofrece la perfección y el desarrollo técnico, profesional, y se puede llegar a un punto de saturación mental, espiritual, física.

Manejo de Crisis

Sabemos perfecto que la vida es un cambio continuo y que el aquí y ahora siempre se mueven en alguna dirección. Creemos que no sabemos a donde nos llevan los caminos. Lo cierto es que somos nosotros quienes diseñamos cada segundo de nuestra existencia. Somos dueños de nuestra vida no veletas a la orden del devenir.

 

El flujo de la vida

Tu eres el Jefe.

Nuestro estado natural al nacimiento es “la perfección“. Contamos con la belleza de la verdad, la harmonía y el balance. Luego nos “sucede la vida”. Se nos condiciona a mimetizarnos y encajar . Se nos enseña a temer el error. Si algo sale mal “mejor no lo vuelves a intentar”. Cuando en realidad si algo sale mal es que hay que intentar de “otra forma”. Pero un niño que se lastima recibe de los padres un “te lo dije…! no vuelves a hacer eso!”. A mi me lo dijeron y por su puesto se lo he dicho a mis hijas. Nuestros miedos e inseguridades continuas son el miedo y la inseguridad de aquel niño/niña que explora.  El Análisis Transaccional nos dice que todos tenemos un (Adulto, un Padre y un Niño) en interacción continua.  El niño y el padre están programados. El Adulto puede interactuar con ambos y “sanar” a “un padre controlador”, “un niño inseguro” con el continuo poder de un “SI”. Por su puesto suena mágico y sencillo. Es algo mas complicado a nivel inconsciente. Nuestras “programaciones” son en el mayor de los casos tan mecánicas e inconscientes que ni siquiera percibimos lo  que requiere mediación o ajuste.  Cuando se trata de actividades pedagógicas con mis hijas por su puesto “es mi fuerte” y puedo sin problema reforzar su “seguridad”. Hace poco hicimos una piñata todas juntas y con una vecinita. La segunda de mis hijas tiene mucha angustia a equivocarse; se le despegó una parte que había pegado de la decoración del “unicornio” que fabricabamos. Y le dije: “tu eres la jefa… es papel y te obedece”. Si se despega lo vuelves a pegar, si se rompe, lo pegas. Me vió un poco con duda, pero se rió y siguó trabajando ya sin tanto miedo.  Así como es con el papel es realmente con todas las cosas en el trabajo y en la vida. Si algo sale mal hay consecuencias y algunas, sabemos nada gratas. Pero siempre hay caminos, siempre hay soluciones, siempre hay un después. El error no puede ni debe ser el punto final. Debe en todo caso ser el inicio de una solución creativa. Nosotros decidimos, nosotros elegimos. Nosotros somos dueños. Sin embargo solemos colocarnos por debajo de las circunstancias, los hechos, las opiniones, los resultados y a todo ello condicionamos nuestros actos auténticamente repitiéndonos… NO mas esto, No puedo tal, Tal no es para mi. No, no, no.

Un Si resuena en tiempo y espacio

Energéticamente el No genera tensión muscular y bloquea el pensamiento. Como cosmiatra y afectada del nervio trigémino sé que todas las tensiones musculares son el resultado de mensajes negativos almacenados en nuestro sistema. Tenemos un historial de años y cada día le agregamos otro poco.  Para aligerar la carga es necesario llevar a cabo una descarga continua de tensiones que puede por su puesto llevarse a cabo con ejercicio, respiración, diversión, actividad sexual. Pero el solo hecho de repetirnos “Si” puede llenarnos de energía, liberar y sanar lo “inimaginable”. Un “si yo soy” todos los días ante el espejo es capaz de “curar una depresión”.Por su puesto (No estoy invitando a dejar un tratamiento anti-depresión y sustituirlo por esta afirmación). Pero SI ME ATREVO a invitar a reforzar su tratamiento con dicha afirmación y valorar los resultados. Un “Si yo estoy a salvo” a mi me reduce el dolor del Trigémino cuando los medicamentos mas fuertes no hacen efecto. Un “si yo confío” reduce tensión en espalda, cuello y antebrazos. Soñamos con el “si” del ser amado. Anhelamos el “si” de la empresa o el proyecto laboral que nos ilusiona. Fantaseamos con el “si de la abundancia plena”. Pero nosotros vivimos negándonos todo tipo de “placeres”, de “oportunidades”, de “tiempo”. He ofrecido sesiones de masaje, maquillaje, sesiones con fotógrafo profesional, tratamientos faciales con los productos mas exclusivos… G R A T U I T O S. A familiares y amigos  cercanos y NO TIENEN TIEMPO. Un tiempo solía regalar tratamientos SPA para mis alumnos y/o compañeros de trabajo. Muchos recibían la cortesía y nunca la usaban. Ni los ejecutivos, ni las amas de casa. No nos decimos sí ni a nosotros mismos para recibir un regalo.

Un doble si resuena en el universo. El primer si apenas es para nosotros, para abrirnos, aceptar, recibir, el segundo si es para el Universo para que encuentre el camino y la posibilidad. Un sueño finalmente es eso…solo sueño y se supone que se vale soñar. Pero muchos de nosotros ni si quiera nos atrevemos a “soñar”. He escuchado personas decir, no me atrevo a “pedir… tal”. “Soñar… tal es demasiado”. Si SI!!! Sueño… Si SI Puedo… “Si SI, SI , SI, SI!!! con voz alta y sonora SI. Libera, sana, empodera y es lo único que Dios necesita para actuar en nuestras vidas sin límites.

El Si y la Creatividad

Es posible desarrollar actitudes positivas que crean el ambiente apropiado para expandir la mente o proceso de pensamiento y permitir que fluyan ideas originales.

Un estilo de vida creativo contiene el poder del flujo de la pasión y con ello la habilidad para aprender y crecer. El ambiente da forma a los exitos y fracasos. La personalidad creativa permite experimentar, cometer errores, incluso fracasar.  Los experimentos de Masaru Emoto sobre la energía positiva en el ambiente nos dejan entrever el efecto a nivel personal que un SI, Gracias, Te amo pueden crear en el cuerpo. Por el contrario la negación mata la creatividad.

“No puedo, no es para mi, es muy tarde, es muy pronto, soy un fraude, es muy caro, no soy bueno(a), será un caos, no lo necesito, no tengo tiempo, no tengo dinero, no me da la vida, tal vez en el futuro, es un error”.  Todas estas afirmaciones paralizan la acción, diluyen la energía, se atoran en el cuerpo generando tensión y malestares y bloquean el pensamiento.

Una confirmación implica aceptación del resultado sin juicio. No contiene mensajes mezclados…”si… pero”.  Es un si contundente desconectado del resultado. De hecho cualesquiera que sea el resultado no cambia la elección tal vez las alternativas de acción. Las frases que se conectan con esta dinámica son: SI quiero, si puedo, inténtalo, seguro, fantástico, que buena idea, me encanta, lo que mas me gusta es. Cualquier individuo que recibe alguna de estas fraces percibe re-afirmación hacia su “presencia“, “personalidad“, “individualidad“. Un si al otro es generosa apertura de posibilidad. El sí es celebración y es servicio. El si es un signo de amor.

El sí al interior es una fuente de paz inamovible. Un si conectado al universo y todo lo que es paz mental estable. Es una acción mental concentrada en un estado positivo… SI.)

Hace poco mas de un año hablé de mi afición al scrap y de como mis resultados no eran lo que yo deseaba o imaginaba. En ese artículo comentaba que para resultados de calidad había que invertir en herramientas profesionales. Comenté por cuantos años tuve en stand by esa afición sin darle ni siquiera oportunidad por tiempo, por dinero, por posibilidades etc. Hoy tengo resultados que me enorgullecen y efectivamente he invertido tanto en capacitación como en herramientas profesionales para ello. Me dije “SI” a algo que había dicho, no por n y x razones. Se en este rubro la diferencia de un SI. Entiendo lo que puede crear en otros rubros.

Un Si es lo único que el Cerebro entiende

Cuanto estudiaba el proceso de aprendizaje de idiomas. Se me enseñó que para conceptualizar el cerebro decodifica en afirmativo.. El No por lo general queda fuera y si hacemos  afrimaciones como. “No usen ….. tal o cual”. Los alumnos registran mentalmente “USEN”. Nos suele pasar mucho a las mamás con los hijos “no hagas….”. Y los niños “lo hacen” como si les hubieramos pedido que lo hicieran. Incluso les decimos… “parece que te dije que lo hicieras!… te advertí… “no hagas tal!”. El caso es que vivimos con el No condicionador sin darnos cuenta que lo que estamos condicionando es justo lo que deseamos evitar. Decir interiormente… “no quiero….X”. Le manda el mensaje a nuestro cerebro. “Quiero…X”. He escrito algo sobre porque tenemos lo que no queremos y no lo que deseamos y hablo de un proceso justo de aprendizaje que teóricamente sustenta Vygotsky. Pero en ese artículo no comento esta parte de decodificación cerebral. Todos los nos que nos repetimos son MANTRAS y órdenes al cerebro que hacen realidades tangibles justo aquello que negamos. Es mucho mas sano, mas funcional, mas efectivo evitar el no y acostumbrarnos al si. La afirmación es para el cerebro una orden que lo activa a buscar, concretar, cristalizar. Todo lo que hoy existe en nuestro alrededor pasó alguna vez por nuestra mente y en un punto recibió un si que hoy lo ha hecho cierto. La decodificación de significados es una representación afirmativa en nuestra mente.

El enfoque al Si versus el enfoque al No

Ricardo Gonzalez Escobar, Nick Vujicic, Nicolás H Cuellar

Somos expertos en encontrar las fallas a corregir. La mayoría de los enfoques nos indican los “errores a evitar”, “los puntos de mejora”. Vivimos buscando y escarbando incluso en nuestro pasado los puntos  a perfeccionar.  En realidad nuestro punto inicial al nacimiento es “la prefección”. Lo que requerimos es recuperar nuestro auténtico “yo” condicionado, mimetizado, escondido, apagado y encenderlo con un “SI, ADELANTE!”.  La energía vital para intentar lo aparentemente imposible dependen de ese si o no interior. Nick Vujicic es sin lugar a dudas un ejemplo patente del resultado de un enfoque en el Si y su vida es mensaje para todos nosotros. Ser simplemente lo que somos, con lo que tenemos, hacer lo que el corazón nos llama, sin el límite del no es posible, no se puede, no es para mi. Un si a la vida, un si a una misión y como Maya Angelou decía “take it all the way”!… SI.

BESOS