El miedo y su efecto en nuestra vida

¿Es el miedo bueno, malo, nos ayuda, nos limita?. Por principio de cuentas es importante entender que existen varios tipos de miedo o personalidades procesando el miedo según la teoría de las Flores de Bach.

El miedo paraliza
El miedo paraliza

¿Cuántos tipos de miedo existen?

Tortura mental detrás de la fachada optimista (Agrimony)

Existen las personas que aparentemente no toman nada en serio, bromean de todo y siempre muestran una sonrisa pero interiormente por su puesto les preocupa la salud, el dinero, el trabajo. El tema con ellos es que no solo ocultan sus sentimientos a los demás sino a sí mismos. Buscan armonía y no les agrada estar solos y enfrentar sus emociones. Por esta razón pueden tener dependencias como alcohol o drogas.

El objetivo con ellos es que puedan hablar libremente de sus preocupaciones, sin sentir esa urgencia de esconderlas.

Miedo a la falta de control de sí mismo (Cherry Plum)

La gente que se sale de sus casillas y teme dañar o dañarse a sí mismo física o mentalmente. Estas personas niegan la parte oscura que puede existir en cada individuo y sin embargo temen que esa parte oscura pueda apoderarse de ellos haciéndoles cometer actos terribles. Les llegan a la mente pensamientos que anulan o suprimen totalmente sin procesarlos con salud.  Niegan cualquier guía interior por miedo al fuerte potencial interno que intuyen. Estas personas viven el miedo fundamental y temen el proceso de crecimiento interior por no poder controlar lo que hay en ellos. En apariencia tienen todo bajo control, pero su mirada les puede delatar.

Estas personas, una vez que conectan con su subconsciente tienen un potencial espiritual grande, mucha interioridad y pueden tener gran desarrollo personal.

Miedo a cualquier tipo de amenazas concretas (Mimulus)

Este es el miedo anticipado a todos los peligros y cosas que pueden funcionar mal en un vuelo, con los medicamentos, enfrentamientos con las personas, enfermedades. Esta personalidad tiene mucha ansiedad. Algunos son capaces de ocultar su temor en público, pero prefieren estar solos. Con frecuencia se retiran a su espacio para recargar energía que derraman con tanta ansiedad. Son hyper-sensibles a muchas cosas en el ambiente, la luz, los ruidos, la sobre-actividad, incluso la comida. Tienen tendencia a dolores de cabeza y bronquitis. Su recuperación es lenta. Son de naturaleza pacífica y aún muy enfadados no implican ningún peligro.

Ellos deben aprender a manejar los mecanismos para encontrar su balance y evitar que sus propios miedos les coloquen en las situaciones que intentan evitar. Una vez en balance pueden conectar fácilmente y ayudar a otros a manejar sus miedos e inseguridades con gentileza. Cuando entienden y aprenden a manejar una de sus ansiedades, les resulta fácil lograr que las otras se disuelvan.

Miedo a lo desconocido (Aspen)

Estas personas tienen sensibilidad extrema a los asunto psíquicos que les rodean. Les preocupa la fuerza del destino, lo sobre-natural. Siempre intuyen conflicto mucho antes que los demás lo noten. Sin embargo su miedo se queda dentro del aspecto intangible de la intuición. No es algo claro y concreto. En casos extremos esto se convierte en ataques de pánico. Estas personas deben descubrir y usar a su favor el gran poder del amor. Algunas técnicas de meditación pueden hacerles perderse en “alguna dimensión” y quedar estancados. En estos casos es mejor mantenerse en planos sutiles de consciencia y fortalecer su interior. Una vez fortalecidos pueden sin problema explorar niveles más profundos de consciencia sin ningún problema.

El terror que paraliza (Rock Rose)

Quienes sobreviven un ataque o evento violento, quienes reciben la noticia de una enfermedad terminal o un peligro inminente. Es ese vacío violento en el estómago que invade todos nuestros niveles de energía y se irradia hacia los que nos rodean. Un Rock Rose fortalecido es capaz de mover fuerzas más allá de su propia capacidad. No parecen personas nerviosas, pero tienen niveles bajos de energía y son frágiles en su constitución corporal.

¿Que sucede con el miedo en el cerebro y que función biológica tiene?

El miedo tiene una función dual
El miedo tiene una función dual

La amígdala es un botón de emergencia que interactúan con el resto del cerebro para proteger nuestro espacio y reaccionar ante acercamientos. Todas las respuestas emocionales resultan de una historia evolutiva. Son parte del dispositivo biorregulador para sobrevivir.

Tiene una función biológica dual:

La primera es la producción de reacciones específicas ante el incidente inductor:  adrenalina, taquicardia, pupila dilatada, presión sanguínea, baja temperatura, respiración acelerada, incrementa glucosa.

La segunda es la regulación del estado interno del organismo. Por ejemplo el flujo abundante de sangre en las piernas cuando necesitamos correr o el cambio de los latidos para quedarnos quietos ante el peligro. Estos mecanismos regulan nuestra supervivencia.

¿Mentalmente cómo afecta nuestra percepción, conceptos y enfoque?

El miedo tiene una función particular que nos proporciona información valiosa. Individuos con personalidad Aspen han podido identificar tumores en sí mismos o en familiares antes de que sea demasiado tarde o han prevenido accidentes por su intuición. Los Mimulus pueden ser muy sensibles e identificar riesgos y detenerse muy a tiempo antes de entrar en serios problemas con personas o situaciones comprometedoras. Los Cherry Plum conscientes hacen uso de su Corteza pre-frontal para poner las situaciones en contexto y evitar explotar.

Nuevamente conocernos es clave para potenciar nuestro crecimiento y manejar nuestros límites. El miedo a nuestros propios miedos que es el caso de Agrimony nos lleva a desordenes y ansiedad que a la larga nos acarrean enfermedad y dependencias.

En percepción el miedo puede hacernos enfocar el miedo como figura y la meta como fondo. De esta manera el cerebro recibe mensajes equivocados de lo que es importante para nosotros. Los conceptos a través del cristal del miedo se distorsionan y nos llevan a tomar decisiones equivocadas. Las decisiones tomadas en función de la huída no nos llenan como las decisiones tomadas en función del deseo.

¿Qué vez primero?
¿Qué vez primero?

En todos los casos de miedo fortalecer el interior es clave. El amor es la fuerza número uno para librar cualquier batalla interior. El amor pone en balance cualquier quiebre, o bloqueo. La vibración, la energía y la fuerza del amor nos protege en todo caso, nos equilibra, nos fortalece. Si una flor como (Agrimony, Cherry Plum, Aspen, Mimulus) pueden equilibrarnos. ¿Pueden imaginar cuanto más puede hacer una persona que nos ama?. ¿Porqué creen que todo mundo se siente atraído por la pancita de una embarazada y como imán quieren tocarla?. Por la energía de amor y balance que irradian.

El miedo entonces tiene propósito en nuestras vidas y a lo largo de la historia nos ha ayudado a la sobrevivencia y evolución. No es el objetivo controlarlo o negarlo, sino conocerlo y prestar atención a la información valiosa que nos proporciona.

Posted on: 23 Junio, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: