El mejor plan estratégico es soñar

La frase me agrada y definitivamente coincido con ella. Es un muy buen comienzo, pero hay que entender que soñar sin actuar no nos lleva a ningún lado y que un sueño sin estrategia o ruta de acción se queda en la nube sin aterrizar en nuestra vida. Confucio decía que la acción sigue a la definición y por ello soñar es la punta de lanza; un sueño que nos llena, nos apasiona, nos ilusiona nos mueve a la acción muchas veces sin siquiera pensar. No está mal, pero es posible llegar mas lejos y mas rápido cuando contamos con un auténtico plan estratégco.

Geogre A Steiner asegura que no hay un sistema estratégico de planeación. Nos dice que un sistema de planeación estratégica debe diseñarse a modo de encajar con las necesidades particulares. Él habla de las organizaciones, pero lo mismo aplica a los individuos y la marca personal.

El mejor plan estratégico es soñar

¿Que es la planeación estratégica?

La planeación estratégica lidia con el futuro de las decisiones presentes. Esto es que la planeación estratégica estudia una cadena de causa-efecto a través del tiempo para decisiones presentes.  También lista vías alternativas de acción. Es una identificación sistemática de oportunidades y retos. Es un proceso guiado por una filosofía personal con 1 estructura deteminada que siempre incluye acciones y espectativas a largo, medio y corto plazo.

¿Que no es la planeación estratégica?

No trata de predecir el futuro. Las decisiones siempre se llevan a cabo en el presente. Cualquier sueño debe ser llamado y aterrizado en el aquí y el ahora dándole cuerpo con lo que hay a la mano y tomando acciones para avanzar al siguiente peldaño.

No predice ventas futuras y cantidades para cubrir presupuesto de ventas. Los pronósticos de ventas y las ventas efectivas siempre presentan un gap que los directivos deben aclarar a los inversionistas. La planeación estratégica va mas allá de los números respondiendo a las preguntas: ¿Estamos en el camino correcto? ¿Cuales son nuestros objetivos básicos?, ¿En qué dirección debo evolucionar para no ser obsoleto?, ¿Cómo evoluciona mi campo de acción?, ¿Como encaja todo esto con mi plan de vida personal y espiritual?.

Muchos toman como parte central de sus planes el pronóstico de ventas y dan por hecho que si este se logra implica que tenemos respuesta favorable a todos nuestros cuestionamientos existenciales. Desgraciadamente no es así. Un plan por lo tanto debe ser lo suficientemente flexible para ajustar sobre la marcha acciones, rutas, metas. Los detalles del mismo pueden tener muchas fallas, pues todos los ámbitos hoy en día cambian a pasos acelerados y muchos no tienen la capacidad de ajustarse a esos cambios lo suficientemente rápido en función de lo pronosticado.

Descripción Puntual

Teniendo claro que para cada individuo habrá diferentes vías vamos a describir de manera general el proceso de planeación estratégica.

  1. Listar tareas
  2. Detallar los insumos (recursos materiales, personales, humanos)
  3. Evaluar alternativas de acción.
  4. Definir objetivos primarios (por ejemplo visibilidad, trabajo, números en redes, medios donde quiero destacar). En este punto siempre vale la pena considerar un escenario optimista y uno pesimista.
  5. Definir estrategia. Conjunto de acciones organizadas sistemáticamente para la consecución de objetivos.
  6. Desarrollar plan a medio plazo con gráfica de Gant si es posible, o un software de planeación que nos ayude en el siguiente paso.
  7. Monitorear resultados.
  8. Hacer ajustes necesarios
  9. Repetir el proceso

Seamos honestos, la mayoría hacemos esto mentalmente y nos lanzamos al ruedo con valor y energía, y a la primera que no se reciben los resultados esperados nos amarramos, nos frustramos, nos damos de tope con pared. Creemos que sentarnos a desarrollar este proceso arrastrando lápiz es una pérdida de tiempo. Pero debo decir que en Evaluación de proyectos es indispensable dar suficiente tiempo a esta parte para garantizar que los ajustes y el avance se den en tiempo y forma.

Aterrizando esto al caso personal  primero  nos preguntamos ¿Estamos en el camino correcto?. Suele pasar que algunos incursionan en el emprendimiento, el bloggeo, porque a alguien que conocen les fue muy bien, pero probablemente esto no es precisamente lo que buscan o esperan. Tal vez un canal de YOUTube les funcione mejor y les agobie menos. Recordando que el sueño nos mueve a la acción, al soñar menalmente visualizamos una situación de vida, sentimos con todo nuestro ser lo que sería nuestra vida en esa situación y podemos por lo tanto de entrada listar las tareas (pasos que nos llevan a ese sueño) y las alternativas de acción.

¿Cuales son nuestros objetivos básicos? ( Detallando números, resultados, tiempo ) es importante visualizar la vida tal cual y preguntarnos lo que conseguir esos objetivos le aporta a nuestro aqui y ahora y de que manera enriquece nuestra vida o de que manera el no tener o lograr eso nos detiene en donde no queremos estar. ¿Que quiero? y ¿porque?, ¿Que le agrega eso a mi vida?, ¿Que le quita el no tenerlo?.  Tener todo esto bien claro nos ayuda a establecer la estrategia que es el conjunto de acciones organizadas sistemáticamente para el logro de objetivos.

¿En qué dirección debo evolucionar para no ser obsoleto?, ¿Cómo evoluciona mi campo de acción?
Contestar estas preguntas nos va a ayudar a desarrollar un plan a medio plazo donde es importante estudiar con objetividad la situación presente y la esperada a modo de tomar las decisiones correctas. En que invertir, que aprender, cuanto tiempo puedo tomar para cada cosa. La gráfica de Gantt nos ayuda a medir avance y hacer ajustes necesarios. Si no tenemos esto soñar nos hace creer que estamos actuando y que algo mágicamente hará que se manifieste esa realidad en nuestro entorno. La canditad de los quiero… en nuestra vida son innumerables pero las acciones concretas que tomamos para llegar a ellos no son siempre coherentes con los sueños. No podemos esperar a tener tiempo o una situación de vida ideal para emprender ciertas acciones. Es preciso dar prioridad y hacer lo que corresponde independientemente de la situación de vida que acontece. Todos tenemos mucha presión y muchas ocupaciones, pero solo aquellos que ponen manos a la obra avanzan de alguna manera. Son ellos quienes  nos ponen presión para movernos o nos quedamos en el camino. Aquí también entra en juego el replanearse de manera continua el crecimiento y evolución.

y para ser auténticamente valiosa debe mostrar evolución y crecimiento en algún sentido. De otro modo pierde valor. Lo mas difícil de la planeación estratégica es la evolución y el crecimiento. Nunca hay un “ya lo logré”, “ya estoy”, “ya la hice”. En el momento que pensamos algo así nos apagamos y nuestra marca con nosotros. Un buen plan estratégico considera siempre evolución y crecimiento en alguna dirección determinada pertinente a la gestión.

¿Como encaja todo esto con mi plan de vida personal y espiritual?.No tomo tiempo de vida para crear una vida virtual o una imagen fuera de mi realidad presente. Aprovecho todas mis acciones y busco la manera estratégca de manifestar lo que me conviene en función de mi plan de vida personal y mi auténtico sentido del ser. Interiomente debe ser satisfactorio, engrandecedor, empoderante o no sirve de nada. Lo que los otros digan de mi no sirve de nada si a mi no me llena lo que hago.