El amor inadecuado

¿Cómo saber, cómo evitar el dolor?

Amor inadecuado
Amor inadecuado

Entra el Mes del Amor y empiezan a verse los corazones, la publicidad alrededor de tan preciado sentimiento. Hoy con una familia y una pareja miro el amor diferente. Hoy se y entiendo que nunca estuve sola. Pero no me sentía así. Se y entiendo que puede haber otras personas en la misma situación y quisiera compartir esto de mi corazón al suyo.

El amor vale por el simple hecho de “ser”

Todos somos dignos del amor mas grande que pueda existir, solo por el hecho de haber nacido. Todos podemos experimentarlo y vale la pena hacerlo por el simple hecho de lo que genera en nuestro interior. No importa si es o no correspondido. No importa si duele. Importa saber que tenemos algo que queremos dar a alguien más sin reservas, sin límites, y deseamos con todo el corazón que ese alguien se alegre de recibirlo.

La otra parte nunca está en nuestras manos. No sabemos cómo será acogido nuestro sentimiento, si con generosidad o rechazo. Esto por su puesto nos hace vulnerables, pero es humano y natural ser vulnerables. Enfrentar esa vulnerabilidad nos hace fuertes, nos hace grandes. Aceptar que alguien pueda no querer o interesarse en lo que tenemos para ellos sentimentalmente hablando es difícil. El hecho es que nadie tiene la obligación de corresponder a un sentimiento en la misma medida. Y si esa es la demanda ¿donde queda la gentileza y la generosidad del amor?

¿Sabemos amar en libertad?

Por su puesto la situación ideal es el amor correspondido, la vida común, el sueño compartido, el camino mano a mano. Pero veamos lo siguiente; en el artículo de cómo desenamorarse dejé entre ver que las personas que han sido importantes en nuestra vida permanecen en ella. Unos solo nos acompañaron una parte del camino, otros apenas fueron ilusión mental. El amor es uno real y expansivo, la elección de compañero en la vida es otro bicho. Quienes fueron importantes lo siguen siendo como parte de nuestra historia y les debemos lo que somos hoy.  El dolor de su ausencia no borra lo que fue, lo que esperábamos que fuera y no fue. No debe impedir que en nuestro corazón deseemos que cualquiera que haya sido su camino elegido tengan todo lo que nosotros hubiéramos querido darles.  Y con esto en mente, soltar su vida y su recuerdo sabiendo que nosotros haremos lo propio en nuestro camino.  ¿Quien puede no suspirar al recordar el nombre del primer amor?, ¿Quien puede no estar claro a estas alturas que no es, no fue, ni será y eso no quita la belleza su recuerdo?.

¿Quien puede cuestionar los sentimientos y la propiedad de los mismos?

En el articulo de ¿Cómo escoger el Amor de tu Vida? comenté que no debemos empeñarnos en que un “NO”, se convierta en “SI”. Particularmente hablando de personas comprometidas como el amor inadecuado. Es un hecho, sucede, pero en este caso mi referencia a lo inadecuado es más en función de la conciencia y los sentimientos. Cuando se ama en libertad no hay amor inadecuado. Porque sabemos soltar, respetar, dejar ser en su propio curso. No interferimos con la vida del otro, no afectamos los sentimientos de nadie. Lamentablemente sufrimos mientras la herida sangra. Pero tarde o temprano las heridas cicatrizan .  En el articulo de Contacto Físico Necesario comenté como la energía que enviamos y recibimos nos mantiene vivos. La energía de todos los que amamos y nos amaron está en nosotros hoy aquí, ahora, lo queramos o no, lo creamos o no. Es un hecho, es parte de nuestro ser y nuestra existencia hoy y siempre. Le debemos a ese amor pasado y presente nuestra vida hoy. Eso es inmutable e incuestionable.

¿Que es propiamente un amor inadecuado?

Sabemos en nuestro interior que tenemos un sentido de vida, una misión, unos principios. Si nuestra elección nos aleja del sentido de vida que sabemos debemos tomar. Es inadecuado, si defrauda nuestros principios, si nos hace sentir inadecuados en nuestra propia piel y con nuestros conceptos, valores y creencias. Es inadecuado.

No somos libres sino dependientes y no damos libertad sino dependemos, eso es inadecuado.  No nos hace mejores personas. No nos convertimos en la mejor versión de nosotros mismos; que es el auténtico sentido del amor; perfeccionarnos e integrarnos. Si nos envilece y nos separa es inadecuado.

Lo sabemos, nadie tiene que decirlo. Querer verlo y aceptarlo es diferente, con frecuencia cerramos los ojos ante verdades que nos enfrentan renuncias y nos inducen dolor.

¿Como evitar el dolor?

En este artículo  hablo más concreta-mente sobre el dolor. El objetivo no es evitarlo; es parte de la vida y es parte del amor si es nuestro objetivo realmente vivirlo. Aún en el amor correspondido, en la vida común, en el sueño compartido hay dolor.  Es un hecho el amor es para valientes.  El sufrimiento innecesario es lo que hay que evitar y éste viene de no amar en libertad, de empeñarnos en que un amor inadecuado se instale en nuestra vida llevándonos al vacío, al sin sentido, al sin razón. Amar a alguien en libertad y con respeto a su vida, su ausencia, su no correspondencia a nuestros sentimientos duele, pero tarde o temprano pasa. Al cabo del tiempo sigue siento parte importante de nuestra vida, nuestra historia y de alguna manera del presente.