Tez Perfecta Cuidados y Maquillaje

Tez Perfecta

Tips de Profesional

 

Tez Perfecta
Tez Perfecta

Para tener un maquillaje perfecto se requiere una tez pareja, fresca y radiante. Si no tienes mucho tiempo o no te agrada llevar mucho maquillaje. Estos pasos son suficientes para tener un semblante profesional, y femenino.
Comienza hidratando perfectamente la piel del rostro y el contorno de ojos con tu crema de día, crema de ojos o primer según sea tu costumbre. Chicas entre quince y veinte años tienen suficiente con un poco de bloqueador solar. Recuerda que menos es más. Si aplicas demasiada crema el maquillaje se hará macilla con las cremas y no queremos eso. Tus cremas deben ser totalmente absorbidas antes de aplicar el maquillaje. Prefiere las cremas de textura ligera y que la piel absorba fácilmente.

 

El fondo de maquillaje debe ser del color y la intensidad más cercana al tono natural de la piel. La textura depende de tu tipo de piel. Existen tres tipos de fondo de maquillaje:

 

  1. En crema para mayor cobertura, efecto alisante anti-fatiga. Recomendable para pieles secas debido a los humectantes que contienen, en pieles grasas pueden incrementar la producción de comedones (barritos o puntos negros). Se aplica mediante ligeros toques con esponja o brocha de fondo de maquillaje para un efecto natural. El producto debe extenderse al máximo y no es necesario aplicarlo en todo el rostro. En ocasiones solamente en la zona T o el área que presente mas irregularidades o imperfecciones.
  2. En polvo para un resultado natural. Recomendable para pieles grasas y/o en tiempo de calor. Aplique el polvo con la esponja seca. Para aumentar la duración del maquillaje y obtener una mayor cobertura utilice la esponja ligeramente mojada; esto dará un acabado mate aterciopelado de larga duración. Igual que en el caso anterior, no es necesario poner el producto en todo el rostro. Basta colocarlo en la zona T o las áreas que muestran imperfecciones.
  3. Líquidas son las preferidas por la mayoría de las mujeres, y se recomiendan para diferentes tipos de piel aunque favorecen más a las pieles mixtas o grasas. Se aplican mediante pequeños toques con esponja, brocha o con la yema de los dedos extendiéndola progresivamente para un resultado homogéneo. Es mas fácil de manejar para cubrir zonas específicas y nuevamente no necesita aplicarse en todo el rostro.

El anti-ojeras

 Se aplica después y no antes del fondo de maquillaje. Con un pincel de labios, extraiga una pequeña cantidad de anti-ojeras de un tono ligeramente mas claro que la piel. Deposite el producto sobre las zonas de sombra, las aletas de la nariz, el pliegue del ángulo externo del ojo. La aplicación debe ser muy precisa y degradar hasta obtener un resultado natural. Con un pincel mas delgado puede colocar puntos pequeños de este producto en las manchas y rojeces y dar toquecitos con la yema de los dedos hasta que se difumine perfectamente. Después con un pincel de sombra de ojos empolve cada zona donde haya depositado el anti-ojeras y luego todo el rostro con brocha gruesa.

Luz y sombra

 Finalmente hay que enfatizar estructura en el rostro mediante el rubor que no debe faltar o nuestro rostro se vería apagado, enfermo. Frente al espejo debemos sonreír y la parte que se eleva en tus mejillas es donde depositarás el color con una brocha sesgada. Se toma el producto del estuche y se golpea la brocha sobre la mano; esto es muy importante para que el producto sea sutil y el color natural. Es mejor repetir este proceso varias veces que colocar mucho producto la primera vez. Una vez marcado el color hay que dar luz a las áreas debajo de los ojos, la quijada, y el centro de la frente con un iluminador aplicado con brocha abanico. Esta brocha tiene una estructura tal que ayuda a depositar solo la cantidad necesaria del producto de manera sutil.

Et- voalá tienes una piel perfecta. Si no deseas más esto es suficiente, si quieres complementar un poco, puedes poner un brillo de labios y un poco de máscara de pestañas.

Cuidados para tener piel radiante

Tips de profesional 

 

Después del invierno la piel requiere cuidados muy intensos y debemos en ocasiones cambiar un poco los productos que utilizamos para: limpieza, hidratación, nutrición, protección y contorno de ojos.

Quien tiene piel grasa con frecuencia usa productos astringentes que a la larga provocan que la piel genere más grasa para re-establecer el PH de la piel. Por otro lado quien tiene piel reseca y continuamente usa cremas pesadas a la larga conseguirá que la piel se cuelgue y acelere bolsas, arrugas, etc. Los productos específicos para piel grasa y reseca no deben usarse de manera continua e ininterrumpida. Si usas buenos productos éstos en teoría regulan tu piel y en un momento debes poder usar productos para piel normal. En invierno la piel grasa tiende a nivelarse un poco y en primavera verano la piel seca tiende a nivelarse. De los rituales de belleza lo más importante es la limpieza, la restauración, y la protección.

No es necesario gastar cantidades estratosféricas para estos rituales, lo realmente importante es ser constante en ellos y hacer algo por tu piel por lo menos cada doce horas. Estudios han comprobado que puedes tener los mismos beneficios utilizando productos caseros y/o productos de marca siempre y cuando tu rutina de belleza sea constante. La protección solar es indispensable y la variedad de productos es infinita, para esto no necesitas gastar en productos costosos. Es más importante por ejemplo la zona de ojos y aquí vale la pena aplicar un producto fino y que de resultado apropiado para tu tipo de piel.

No debes exagerar con la exfoliación, algunos productos son muy agresivos. Algunas marcas tienen variedad de exfoliadoras. Yo recomiendo una exfoliadora hidratante para otoño- invierno y una un poco más fuerte para primavera-verano. Exfoliar una vez a la semana es suficiente. Pueden también solamente aplicar su crema exfoliadora en la zona T. Igualmente con las mascarillas es posible aplicar una mascarilla astringente en la zona T y una humectante en el resto de la cara.

La hidratación es muy importante para todo tipo de piel. Las personas con piel grasa suelen equivocadamente pensar que no requieren hidratación y esto es un error. El tener piel grasa no quiere decir que tengas suficiente hidratación y el hidratar una piel grasa no hará que ésta se vuelva más grasa. Por otro lado el proceso de hidratación debe iniciar por tomar suficiente agua especialmente en primavera-verano.

Dicho lo anterior revisemos un ritual de belleza recomendable:

 

  1. Al iniciar el día es importante limpiar, hidratar y proteger tu piel.
  2. Aplicar una crema de ojos y un suero o crema de día antes de iniciar la rutina de maquillaje.
  3. Por las noches llueva o truene es indispensable desmaquillarse. Lo peor que puedes hacer para tu piel es dormir con el maquillaje puesto.
  4. Lavarse la cara no sustituye el proceso desmaquillan te. Es importante primero desmaquillar y luego lavar la cara y colocar la crema, suero o tratamiento de noche.
  5. Cada tercer día aplicar una mascarilla facial para hidratar, limpiar, desmanchar, nutrir dependiendo de lo que te pida el rostro.
  6. Un secreto de profesional; para que las cremas tratamientos o mascarillas tengan un mejor efecto es muy útil el masaje facial que regularmente se aplica en cabina o clínicas de belleza y que sin problemas puedes aplicar en casa. Lo puedes hacer según tu disposición de tiempo; por lo menos una vez a la semana pero si puedes cada tercer día o diario tendrás mejores resultados. En este artículo mostramos los puntos de acupresión para el masaje.

Acupresión

Finalmente no hay cuidados y productos de belleza que den mejor resultado que la actitud y el mensaje diario que te des a ti misma ante el espejo al iniciar tu día. No hay efecto más iluminante que el de una sonrisa auténtica. Cuando por las circunstancias de la vida estés justo con el ánimo abajo. Hacer un buen ritual de belleza y consentirte extra es el primer paso para salir de ese estado. Descuidarte es dar cabida a un círculo vicioso que te hundirá más en la depresión.
BESOS