Cuida tu dinero tengas lo que tengas

No importa cuanto tengamos; es una bendición que hay que cuidar. El dinero por mas que se busque y se desee; es lo mas menospreciado que podemos imaginar. No importa cuanto haya; nunca es suficiente. Todos tenemos problemas con el dinero. Tanto la escases como la abundancia del mismo significan un problema y un riesgo que hay que saber manejar.

Nosotros tenemos la llave del valor de nuestro dinero
Hay que apreciarlo y cuidarlo

Querer algo y menospreciarlo es una doble moral

Nadie cuestiona el hecho de que la vida, el amor, la felicidad no se compran y valen mas que todo el dinero del mundo. Sin embargo no hay ser humano viviente que no se esfuerce por conseguir cosas materiales, no hay pareja que no haya discutido por cuestiones de dinero. La mayoría apreciamos recibir un lindo regalo.  Somos seres espirituales viviendo experiencias materiales.

Dinero

 

Lo que somos y llevamos dentro se materializa en nuestro entorno de alguna manera. Un objetivo es imán para atraer las circunstancias necesarias para materializar nuestros sueños. La miseria no depende de la cantidad de recursos materiales de que disponemos.

. La confianza no solo en Dios, sino en nosotros y la vida nos ayuda a tomar las decisiones correctas y conducir nuestra vida.  Nosotros disponemos sobre el dinero, no él sobre nosotros. Nosotros lo creamos, usamos y asignamos el valor o sentido en nuestra vida. Es sin duda una parte importante como lo es nuestro cuerpo, el hogar, la familia. Toda decisión con respecto a él es vital y afecta de manera directa hogar, familia, vida interior y exterior.

Ingresos

Nunca debemos depender de un solo ingreso, ni dejar nuestra subsistencia en las manos de “alguien” que no sea nosotros mismos. Hay que invertir para crear varias fuentes. Nuestro ingreso no depende del empleador sino de nuestra capacidad para utilizar nuestras habilidades. No es responsabilidad del estado, de nuestros tutores, de nuestra pareja. Está en nuestras manos y la manera correcta de generarlo es el trabajo y la honestidad. El auténtico corazón de la gente se refleja en su administración del dinero. Es tan arrogante usarlo y derrocharlo sin respeto como ser tacaños hasta con nosotros mismos y limitar su uso por “miedo a la escasez”.

Poco, mucho, suficiente son constructos mentales que tienen diferentes significados dependiendo de quien los expresa. Bien dicen “la basura de unos es el tesoro de otros”. Ayer compartí en mis redes un proyecto de fondeo; un padre desea donar a su hijo un riñón para garantizar su salud y no tiene 15,000 pesos para llevar a cabo la cirugía y de esta (poca, mucha, suficiente) cantidad depende la vida de un joven, la tranquilidad de una familia. Cuando igualmente en redes sociales Lamar Odom gastó 75,000 dólares en drogas y prostitutas que lo colocaron al borde de la muerte. No es ironía, ni la vida. Son decisiones personales y ambos casos reflejan un tipo de miseria diferente.  Ambas nos competen un poco a todos. Todos hemos alguna vez pensado que lo que recibimos o tenemos es una miseria, todos en alguna ocasión hemos “derrochado” a nuestro nivel gastando sin juicio pleno.

Gastos

Si compramos lo que no necesitamos, tarde o temprano tendremos que vender lo que sí necesitamos. Un par de zapatos extra en el closet, una pieza de vestir que nunca se ha usado, comida que se tira porque se echa a perder en el refri o caduca en la alacena. Confieso mis vicios de adolescente: una colección de cientos de esmaltes de uñas, mas tarde una super colección de zapatos, luego una de maquillaje (ediciones efímeras de Chanel), un tiempo algunas piezas de diseñador.

Los hijos, la vida y los períodos de vacas flacas a Dios gracias nos aterrizan y dimensionan las cosas que realmente valen la pena. Hoy mi mejor interés es transmitir la experiencia a mis hijas y quien quiera que pueda tomar beneficio de ella.

Hoy antes de comprar cualquier cosa, pienso siempre lo que ese dinero significa en horas de trabajo para mi y la gente de limpieza, el directivo de la empresa en que trabajo. Es decir: alguien en menor y mejor condición que la mía para dimensionar el dinero en lo que puede ser no solo para mi sino para otras personas. Esto nos hace darle un valor diferente. Saber que lo que cuesta un vestido puede garantizar la salud de un joven. Saber que lo que cuesta un boleto de fórmula uno puede hacer realidad el sueño de un joven bailarín, nos ayuda a entender lo que es realmente “necesitar o no necesitar” algo en particular.

Ahorro

He escrito varios artículos sobre el ahorro pero en breve se resumen en. No ahorrar lo que nos sobra después de gastar (porque nunca sobra). Debemos Gastar solo lo que queda después de ahorrar y así realmente podremos siempre incrementar nuestra capacidad adquisitiva y garantizar libertad financiera en el futuro. El ahorro es la base de toda libertad financiera. Ahorro a interés compuesto . Debe haber reservas para el retiro, reservas para imprevistos, reservas para salud. La inversión en seguros son esas reservas. No he tocado aún el tema de los seguros, pero por lo pronto una buena base de reservas o ahorro es suficiente.

Viene el fin de año y empiezan todas las campañas publicitarias. Muchas personas antes de recibir el dinero de ahorro, aguinaldo etc. Ya tienen el destino del mismo y se lo “acaban” porque en su mente son cosas “necesarias” que hacen falta, que “urgen” y que “no pueden esperar”. Lo cierto es que en la crisis descubrimos que todas esas “necesidades” esperan y no se cae el mundo. Nada “terrible pasa”. Recuerdo un alumno “agustiado” porque si no pasaba mi materia su padre no le cambiaría el auto del año anterior al auto del año en curso. Para el era una verdadera tragedia manejar el mismo auto un año mas. Otra alumna que moría porque en lugar de vacaciones de verano en Europa sufriría la “vergüenza” de vacaciones de verano en “Acapulco”. Mis viernes con vino espumoso, fondue y películas románticas de pronto son una botella de Coca-frituras y una película de Disney con las nenas y no es menos acogedor y espiritualmente enriquecedor. El cariño del momento y el compartir hacen los momentos de vida especiales para nosotros y los que amamos.

Riesgos

La vida es de los valientes. Es sin duda importante tomar acción y saber correr riesgos. PERO con juicio. Nunca debemos medir con ambos pies que tan profundo es el río. Menos cuando tenemos hijos amores por quien vivir. No riesgos a lo pendejo, no. Siempre hay una manera de proteger el patrimonio, la salud, el bienestar, la felicidad. El buen juicio, nos enseña a tomar medidas para este efecto.

A cuidar entonces nuestro dinero con juicio y gratitud.

Blog

BESOS