Creación de Productos y/o servicios en Siete Pasos

Creación de Productos en 7 Pasos
Creación de Productos en 7 Pasos

Con frecuencia se piensa si debemos elegir entre la subsistencia y/o la gestión de Marca. Por su puesto la subsistencia es primero o tal cual deja de existir nuestra marca. Lo cierto es que justo tratándose de subsistencia es que surgen los talentos naturales poniéndose en marcha para generar ideas y resolver problemas auténticos de vida. Recuerdo siendo muy pequeña una tarde que mi madre no tenía con que darnos de comer. Una de mis hermanas mayores le pidió a mamá unas carpetas que ella bordaba; fueron unas 2 o tres. Mi hermana salió con ellas y regresó con unas manzanas, en ese entonces yo no entendía claramente lo que pasaba. Ahora se que salió a vender o truequear las carpetas de mamá por manzanas para que mamá las bañara en caramelo. Así salió mi hermana nuevamente a vender y regresó con dinero para la comida. Ambas hicieron el proceso para mi en minutos porque yo veía las cosas pasar y comí a la hora de siempre sin ningún problema. No recuerdo habernos quedado algún día sin comer. Éramos 10 y mi padre ganaba el salario mínimo que en México es ridículo. Rentábamos en una vecindad de barrio bravo. La meta de mi madre era que todos estudiáramos una carrera y tener un día una casa propia.

Yo tenía desde muy pequeña mis propias metas. Recuerdo desde entonces  quería aprender idiomas y viajar. Cuando le dije a mi madre: ella me contestó: “Mi hija eso es para ricos, da a Dios gracias que termines una carrera y tengas una vida decente.” No entendía porqué mi madre me decía eso pero entendí que  tenía que asumir mi propia meta porque no contaría con su ayuda para ello. Así que siguiendo su propio ejemplo. En la escuela primaria hacía dibujos y los vendía a los compañeros de clase, en la secundaria hacía carpetas y las vendía a vecinos(as) y amigos(as) y con eso compré mis primeros libros de idiomas y junté algo para empezar a tomar los cursos.

Para mí era lo que había que hacer porque era lo que veía a mi mamá hacer cuando no tenía dinero y necesitaba. Hacía donas, nieve, gelatina, buñuelos, y los vendía. Su meta se cumplió, todos terminamos una carrera, ella tuvo su casa propia y pudo disfrutarla suficientes años antes de morir. Por mi parte yo cumplí la mía. Pero ese hacer para más que meramente subsistir continuó en mí.

Años después hice manuales para la enseñanza de idiomas que vendía en congresos para maestros. Diseñaba, producía y vendía  juegos pedagógicos. Daba clases a empresas y daba talleres de estrategias de aprendizaje, de maquillaje y de técnicas metodológicas.

La auténtica necesidad pone a prueba el ingenio

Productos2

Todos tus retos resueltos son know-how que puede ser vendible

Uno de los cursos que mas vendía era sobre estrategias de aprendizaje de idiomas. Si bien siempre quise aprender idiomas, yo prefería Francés, o Italiano. Inglés no era lo mío. En la prepa reprobaba como chinampina los exámenes, odiaba el idioma y su cultura. Empecé a tomar cursos porque estaba a punto de no librar la prepa por el Inglés.  Me costó un huevo! avanzar de los básicos a los intermedios pero llegado el punto que superé mis límites y encontré un camino. Amé el idioma, la cultura y hoy en día le debo no solo subsistencia sino haber conocido a mi esposo, haber efectivamente podido viajar sin problemas a múltiples lugares. Esa fue la transformación que trajo el aprendizaje a mi vida y además me era un verdadero placer transmitirlo y ayudar a quienes no podían aprenderlo. Las cosas que hacemos y dan un giro a nuestra vida  son sujeto de creación de producto monetizable mediante: manual de procesos, producto, videos, cursos, talleres, conferencias, consultoría.

Toda estrategia es resultado de talentos naturales inconscientes

En la mayoría de los casos al enfrentar un problema hay quien lo hace con enfoque creativo, social, matemático, individual, grupal. No somos al cien por ciento conscientes que lo que estamos haciendo puede ser muy difícil para otros. Puede ser para nosotros un problema pero la manera en que lo resolvemos es usando ciertas acciones, y cierta actitud.  Todos sin excepción tenemos algo así pero lo pasamos por alto por ser ordinario para nosotros. Para rescatar eso hay que echarse un clavado en la memoria e identificar esos momentos difíciles que tuvimos que enfrentar en algún momento y analizar las acciones y los pensamientos que nos hicieron salir adelante. Esas cosas que cuando la gente que nos conoce nos pregunta: ¿cómo le haces para…. tal o cual?… es la habilidad especial natural inconsciente que creemos que todo mundo entiende, hace pero en realidad es un plus de nosotros que no cualquiera puede llevar a cabo. Algunos son motivadores naturales, algunos son analíticos e innovadores, algunos son fuertes y contundentes, otros nos dan paz con solo acercarnos.

Lo que nosotros conceptual mente entendemos es posiblemente emula-ble por  otros

Cualquier idea o solución debe ser lo más sencilla posible para que una o varias personas puedan reproducirla. Es importante en este punto escribir los pasos lo más simplificada-mente posible. La mayoría de las personas piensa en hacer los procesos o productos más complejos para que parezcan muy científicos e importantes. Pero en realidad lo que se necesita es que lo  complicado aterrice a niveles que cualquiera pueda manejar-lo de manera sencilla.  Por otro lado cualquier método simplificado bien pensado debe poder ser escalable; es decir crecer en detalle, y alcance. Esto hace que pueda haber niveles, etapas de desarrollo, uso y/o implantación.  Por algo son tan populares los artículos que venden los 10 pasos para hacerse rico, los 10 pasos para gestionar tu marca personal, creación de productos en siete pasos.

Decide el formato ideal

Algunos saberes son ideales para talleres o conferencias porque implican una serie de procesos, pasos, tips, que son idealmente transferibles de viva voz, en contacto, en grupo o cara a cara. Hay otros saberes que pueden entregarse en manuales, plantillas, infografías. Pero debe quedar claro a quien los recibe que lo que se le está entregando es la parte de un todo que puede darse de manera más detallada, o más profunda en cualquier caso.  Cualquiera que sea el formato elegido debe profesionalizarse y debe ser sujeto de producción masiva para entrega a un gran número de interesados. Una infografía puede reproducirse y entregarse de manera masiva en una empresa como primera etapa para un proceso de implantación de una estrategia de redes sociales, de mercadotecnia, de calidad, dependiendo de lo que estemos hablando. Cada paso descrito en la infografía puede tener una serie de plantillas descargables que puntualizan y explican las acciones. El todo puede estar integrado en un manual de implantación y se puede vender a una empresa el sistema con todos los elementos y la asesoría en cada paso desde la inducción, la comunicación, la implantación, el seguimiento.

Fijar costo más alto posible justo

En la mayoría de mis productos y/o servicios tanto a individuos como empresas pensé siempre en bajar los costos lo más posible, pensando como estrategia ganar por volumen de ventas. Lo cierto es que esta manera de pensar solamente nos ahorca y no necesariamente beneficia al cliente. En una ocasión en un congreso en un estado; que yo consideraba “pobre” bajé el costo un 50% y cuando la primera cliente en el stand recibió el precio me dijo sin siquiera abrir el manual y ver su contenido: “seguramente no sirve para nada”. Fue tal mi enfado sobre todo porque no se tomó ni la molestia de ojearlo para ver lo que rechazaba. Nadie había recibido el precio por lo que decidí en ese momento duplicar en lugar de bajar el precio y vendí todo.  Justo las comunidades pobres recibían mis materiales y compraban lo más que podían. Determinar el precio es clave para diferenciarnos y enfocar un mercado meta. Mi madre tenía muy pocos recursos y tercero de primaria; apenas sabía leer, pero valoraba la educación y por lo que valía la pena conseguía lo que fuera necesario. Quienes no son capaces de hacer eso por lo que se les ofrece no son capaces de valorar los resultados, de implementar, ni de redituar-nos por lo menos satisfacción de haberles aportado algo. Hay quienes compran los métodos más caros y nunca implementan nada y al final se atreven a decir que no sirven para nada. En otras ocasiones he hablado del punto de equilibro que es el que garantiza cubrir nuestros costos y a partir del cual podemos empezar a obtener ganancias. Es imprescindible hacer ese cálculo en la determinación del precio de nuestro producto o servicio.  Aquí una hoja de de Trabajo que puede ayudar.

HojaTrabajo Punto de Equilibrio

Profesionalizar y Gestionar la Marca

Siempre se puede mejorar la presentación, los materiales, el formato de entrega. Cualquier cambio, actualización, integración de nueva tecnología, de nuevos conceptos, de nuevos métodos, de un grupo de especialistas en el área. Todo eso implica inversión pero es justo esta constante que al transcurso de los años van generando la Marca y posicionándonos como una Marca sólida.

Vocear los resultados dejar huella de los mismos, es parte de la gestión que debe quedar patente. Todos llegamos a un punto en el que topamos con nuestros propios límites y tener a profesionistas que nos lleven de la mano en un ámbito donde nosotros ya no somos expertos es siempre un plus y garantía de crecimiento y desarrollo.

En la mayoría de los blogs cada artículo es una mini-clase que puede convertirse en un taller, en un sistema, en una serie de materiales: infografías, manuales, plantillas. Se puede vender, el número de visitas ayuda a determinar el interés del cliente antes del lanzamiento del taller, curso o conferencia. Si se conjunta a un equipo de especialistas siempre es un plus.

Resumiendo

  1. Identifica tus Mayores Retos Resueltos
  2. Concientiza la Estrategia
  3. Escribe Método Simplificado
  4. Diseña un Modelo Emulable
  5. Establece Formatos a Nivel Diferenciado
  6. Fija Costo más alto posible justo
  7. Profesionaliza y vocea resultados

 

 

Posted on: 9 Febrero, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: