Cosas que hacen que un trabajo valga la pena independientemente del sueldo

 

Por su puesto el sueldo es un factor importante en cualquier trabajo. No trabajamos por amor al arte, aunque mi artículo: “No trabajo por dinero, lo hago por servicio y sentido de vida” pueda dar esa idea. Es un hecho que además de la retribución económica el trabajo per se es parte integral de nuestra vida y desarrollo como seres humanos. La idea de trabajar duramente para poder “descansar” los fines de semana o las vacaciones deja la triste impresión de que el trabajo es un mal necesario y nos deja “un poquito de vida” para los fines de semana o las vacaciones. Definitivamente no coincido con esa perspectiva gris. Quien quiera que esté en ese caso, debe considerar algún cambio en su sistema de vida. Muchas veces no es necesario dejar el trabajo y hacerse “hippie” o empresario o independiente. Solo es cuestión de re-enfocar, re-conceptualizar. Estas cosas son vitales y no tienen que ver con la remuneración laboral

Los compañeros de trabajo

Jefe perfecto
Compañeros de trabajo

He tenido un sin-número de trabajos y situaciones laborales. Como estilista, como cosmiatra, como auxiliar contable, como editora, como maestra, como analista de sistemas, como coach, como cantante, como ponente o tallerista, como asistente secretarial. He sido operativa, directiva, empresaria, y en todos los lugares que he pisado la mayor riqueza que encuentro está en la gente con quien convivo día a día. Nacionales, extranjeros, jóvenes, niños, bebés. Trabajé con pequeños de maternal y estudiantes de post-grado, con directivos en empresas. Me dejaron tanto los bebés como los empresarios y no se diga los adolescentes. He convivido con los de arriba y los de abajo. Conozco de sobra los prejuicios y estereotipos, la camaradería, la complacencia ante el poder, la prepotencia de algunos, la sencillez de otros. Llegar a una nueva área a interactuar con un grupo nuevo de personas, es recibir una lluvia de aprendizaje infinito que si sabemos aprovechar maximiza nuestro desarrollo.

Siempre aprendemos: nuevos sistemas de organización, nuevo lenguaje y forma de trabajo, nuevas responsabilidades, nuevas carencias y miedos, nuevas limitantes y obstáculos que vencer.

Club deportivo o Gimnasio

El cuerpo, forma y contenido importan
El cuerpo, forma y contenido importan

No son muchos lugares los que ofrecen estas facilidades en el trabajo. Increíblemente quienes lo tienen no necesariamente lo aprovechan. Les da flojera, no les da tiempo, nunca es posible aprovecharlo según los argumentos. Lo cierto es que es un regalo que  se desprecia por el esfuerzo que puede implicar aprovecharlo. El tiempo que podamos pasar en las instalaciones deportivas es justo el balance que requiere el cuerpo. Es cargar baterías para tener mejor actitud. Es acción preventiva para la salud física y mental. Es un verdadero placer que vale la pena considerar y vale la pena el esfuerzo que implique usarlas. Cierto que deben hacerse ajustes y estrategias con el tiempo. No es necesariamente sencillo pero vale mucho la pena el esfuerzo. A la larga deja mas de lo que nos implica o pide.

La Tarea per se

Esquemas mentales asociados a la emoción
Esquemas mentales asociados a la emoción

Yo hablo siempre del sentido de vida, he comentado que he estado en posiciones de responsabilidad a cargo de gente y también en posiciones de servicio como operativa. No me quita el grado de maestría servir café. No denigra mi auto concepto servir al cliente tras un escritorio. Cualquier trabajo tiene un arte, una dificultad, un karma y una riqueza interna. Algunos amigos bromean un poco y me comentan que la próxima vez seré astronauta. Quien sabe, suena interesante y si encuentro oportunidad seguro la tomo. Amo el aprendizaje y todo lo que las tareas me han dejado enriquecen mi vida. Sin duda han influido en la visión que tengo de las cosas, los problemas, la gente y los sistemas. La docencia, el análisis de sistemas, la contabilidad, los masajes, la edición; son universos completamente diferentes. El lenguaje, estilo de vida y personas tienen visiones muy diversas. Las ventas, la producción, el servicio, la calidad, los sistemas atienden diferente tipo de necesidades. Cada área de la empresa es indispensable y debe armonizar con las otras. Tristemente contadores, ingenieros, informáticos, administradores parecen querer imponer su visión o forma de trabajo a las otras áreas. Así los ingenieros hacen y no les importan los papeles, los contadores anotan, controlan y no les importa alentar el proceso productivo con trámites, requisitos y firmas, los sistemas no consideran a los directivos, el presupuesto y los usuarios solo la tarea u operación. Suelen olvidarse de la gente como tal. El cosmiatra y el artista enfoca a la gente y las cuestiones estructurales se vuelven secundarias. Pisar todas las áreas y vivir en carne propia las dificultades y retos de los diferentes puestos y tareas permite tener una visión mas completa del todo. Esa visión puede ser aplicada sin problema a cualquier situación de vida.

Las experiencias de vida

Vida en familia

El poder es grato sin duda. Tiene también sus ratos amargos, tiene mas retos de los que la gente puede imaginar. La responsabilidad y la toma de decisiones son una presión desgastante a todo nivel. No cualquiera tiene las tripas para hacer lo que hay que hacer. Es necesario tomar decisiones que sin duda afectarán a algún grupo de personas. Pero también se pueden hacer muchas cosas en favor de un gran número de personas. Las posiciones de servicio nos permiten conocer la naturaleza humana de los individuos, algunos se acercan con arrogancia, otros con sencillez. En el servicio aprende uno a leer los rostros, los movimientos, a respirar las intenciones de la gente. El miedo, la emoción y la rabia vibran y emanan en todo el ambiente.

Hay trabajos por los que estoy segura muchos estarían dispuestos a pagar con tal de vivir ciertas experiencias de vida. ¿Quien no estaría dispuesto a pagar por trabajar a lado de un director de cine un día?, ¿Quién no desearía ser parte del equipo de maquillistas en un desfile de modas de Chanel o Versace, por mencionar algún gran nombre?. ¿Quién no pagaría por estar presente en el cierre de una negociación millonaria entre dos grupos fuertes?. El número de experiencias es infinito y si alguien pudiera pensar que tener un día como barrendero en la calle no es una experiencia que valga la pena. Yo lo pongo en duda. Se que se conocería gente interesante, se aprendería algo valioso de la tarea, y nos enseñaría a valorar muchas cosas que damos por hecho en la vida. No solo las experiencias glamorosas dejan riqueza.

El cambio de visión o paradigmas

El perfecto balance tarda años y dura segundos
El perfecto balance tarda años y dura segundos

He comentado y reitero que cada profesión tiene un espectro de la vida y el sentido del trabajo. El lenguaje cambia mucho de una profesión a otra y tiene que ver con los conceptos de vida que dichos profesionistas manejan. Tener mil trabajos es tener mil vidas. Cantar en una opereta y sentir los nervios del escenario y el aplauso del público no tiene nada que ver con entrar a Quality Center y monitorear información hasta altas horas de la noche. Revisar las obras de Sor Juana Inés de la cruz para el Fondo de Cultura económica y recibir un ingreso por ello; es mágico. Te pagan por cultivar tu alma. Encargarte de que tus hijas preescolares se diviertan como enanas el día del niño y recibir un sueldo por ello suena a broma, pero es real. Ninguna situación laboral sin embargo es ideal, el sueño esperado. Trabajar desde casa, trabajar por comisión, con sueldo y prestaciones de ley. Cobrar varios ceros, cobrar casi nada y ver como la vida sigue y los que tienen muchos ceros se truenan los dedos igual que los que no cobran tanto te cambia la vida.

Definitivamente no trabajo solo por dinero. Espero de corazón ustedes tampoco. Pero deseo para todos la mejor remuneración posible en todos sentidos.

BESOS

Posted on: 1 Julio, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: