Contacto físico N E C E S A R I O. ¿Cómo tocas tu entorno? ¿Te dejas tocar?

pasion

ME DUELE EL CORAZÓN que alguien me abrace!. Siendo muy joven asistí a un orfanato para brindar ayuda a bebés y niños que habían sido rescatados del basurero. Solo escribir esto me hace llorar.

Algunos estaban mutilados pues ratas y perros los habían encontrado antes de que fueran rescatados, otros tenían retraso y daño motriz por la falta de oxigenación y la basura que tapaba su vías respiratorias por el tiempo que estuvieron ahí. Quienes íbamos, solo teníamos que ayudar a darles de comer y procurarles suficiente contacto físico para mejorar su estado de salud. Los bebés de cuna que no tenían suficiente contacto se golpeaban contra los barrotes. Los médicos nos explicaban que necesitamos contacto físico para crecer y desarrollarnos sanamente. Los bebés que se ven privados de este contacto lo buscan y en golpearse encuentran cierto “placer”.

A veces tenías que tomar la mitad de un pequeño des amarrarlo de una silla de ruedas para colocarlo en tus piernas y darle de comer en la boca mientras te miraba con alegría y agradecimiento. Nunca logré entrar,  permanecer y salir de ese sitio sin llorar como magdalena.  No es mi gracia tener esa fortaleza. Por la misma razón no pude hacer esto por mucho tiempo. Pero aprendí la importancia y la salud del contacto físico. Tocar, abrazar, sonreír es decirle a alguien  TU IMPORTAS.

Años después tuve que limitar mi afición porque me mal interpretaban como una coqueta. Siendo responsable de una área tuve que casi bloquearlo porque me mal interpretaban como débil, blanda, pero un buen día; afortunadamente no muchos años después me recuperé a mi misma haciendo ajustes para no ser mal interpretada

El contacto físico es energía de carga y descarga necesaria para vivir

Como cosmiatra aprendí otro aspecto importante del contacto físico y es que recibimos y transmitimos energía. Incluso las plantas necesitan que les hablen y las toquen para crecer lindas. Las personas también necesitan ser tocadas con piel, palabras y energía proyectada hacia ellos para desarrollarse sanamente.

Los jóvenes que son o se sienten ignorados tienen comportamientos inapropiados para llamar la atención y recibir aún que sea mala energía. Desgraciadamente algunas personas solo reciben golpes e insultos, pero por increíble que esto sea. Eso les mantiene vivos. Les carga de energía para seguir adelante. La transmisión y recepción de energía son un punto importante para balance interior, salud, estabilidad emocional, desarrollo. 

Ignorar a alguien puede ser casi tan violento como golpearle, por ello la energía proyectada hacia alguien es tocar a esa persona de alguna manera, darle vida a ese alguien, aún que sea para criticarle, para juzgarle. Obvio no es lo ideal ni lo esperado para sano desarrollo.

Nuestra forma de contactar con el mundo y con las personas se convierte en un sello personal. Así hay gente muy seria; no tan sonriente, pero con mucha calidez en su diálogo y palabras que elige, hay gente muy sonriente pero algo ácida e irónica en sus expresiones. Evaluamos esto de las personas en el lenguaje verbal y no verbal de las mismas.

Hay gente que cuando hablamos con ella o simplemente estamos cerca nos recarga de energía y otros que nos drenan energía. Esto es por las intenciones y palabras que las personas usan en sus interacciones. Puedes sentir que han abusado de ti sin que te hayan proferido ningún insulto. Ejemplo: “un te vez genial” puede sentirse muy bien o muy mal dependiendo de quien lo dice y con que intención lo ha dicho.

Tocamos y somos tocados a través del lenguaje

Explico un poco, nuestras palabras se acompañan de tono, lenguaje corporal e intención. Las palabras ; independientemente de las que se eligen, acompañadas de estos tres elementos emiten un mensaje que se recibe en mente y piel. La mente recibe el significado connotativo y denotativo y lo descifra. La piel recibe la energía de dichas palabras, y lo asimila o integra. Por ello es que el maltrato verbal puede ser tan cruel como el físico. Por ello los insultos realmente duelen. ¿Quién no ha tenido un pleito con alguien que no le altere estómago, piel, manos?. Algunos quedan temblando después de una discusión. Es ese intercambio de energías que recibimos. Y si alguien efectivamente te está agrediendo y tu observas, escuchas y tratas de descifrar  el mensaje sin asimilar la energía del mismo puedes dar una respuesta asertiva.

Por su puesto es muy difícil separar el mensaje de la carga emocional que lleva integrada, más aún cuando quien lo dice tiene una conexión emocional contigo. El canal emocional está naturalmente abierto de par en par para los individuos cercanos a nosotros; familiares, amigos, compañeros de trabajo. No así para los extraños, por esta razón, aún que pueda molestarte lo que un extraño te dice, es posible que solo digas: “vieja loca”, “viejo loco. Pero no te duele o te afecta, al menos no debería. Y si te duele. Seguro tienes un chakra rasgado. ( De manera simple un chacra es un punto emisor y receptor de energía vital de un tipo y cuando se daña es como la elecricidad hace corto circuito con los demás y con las otras partes de si mismo. Es cuando todo te pasa y solo falta que un perro te orine, y viene y te orina.)  Pero este es punto de otro articulo.

El punto importante aquí es; las palabras que elegimos son importantes, la intención con la que las decimos tiene independencia de las palabras seleccionadas. Por ello no digas nada a quien amas cuando estás enojado(a). Palabras e intenciones tocan físicamente nuestro entorno. Las personas recibimos la intención antes que el sentido de las palabras porque recibimos la energía por diferentes puntos focales antes de que el mensaje sea decodificado en el cerebro.

La energía de las palabras y las intenciones se queda en el ambiente y es responsable del ambiente y aire que respiramos. Nosotros estamos generando esa energía en nuestro entorno.

Tocar es intimar y requiere mucho respeto

Antes hablé de como fui mal interpretada. Sonreírle a un extraño del sexo opuesto puede ser interpretado como coquetería o flirteo. Existen personas que en su necesidad de contacto o validación personal interpretan los mensajes de manera equivocada. Por esta razón son muchas las personas en las grandes ciudades que evitan mirar a los ojos y sonreír. La sonrisa tiene efectos directos en el cerebro diciéndole que algo esta bien y todo el cuerpo reacciona a ese mensaje. Necesitamos sonreír y no debemos dejar de hacerlo por el riesgo de ser mal interpretados.

Conociendo los flujos de energía y las maneras variadas de tocar a una persona es posible hacer aproximaciones respetuosas sin invadir el espacio, intimidad y conceptos de dicha persona.

Observa e identifica los patrones y establece tus formas de contacto en los términos que esos patrones te permitan.

Para un asiático darle la mano es demasiado íntimo. Los latinos tenemos ventajas sobre muchas culturas en el aspecto del contacto corporal. Los rusos dan tres besos, los españoles dan dos besos, los mexicanos damos solo un beso en la mejilla. A veces damos el beso sin dar la mano, a veces damos la mano y el beso. Debemos saber que entre culturas hay diferencias incluso en la distancia para hablar con alguien. Esta misma regla de cultura a cultura aplica de persona a persona. Los norteños en México bailan apretando su púbis con el tuyo y esto no es cómodo para los mismos Mexicanos de otra región.  Bailando con un Veracruzano se molestó porque sentía que lo “empujaba” o “alejaba” con la mano derecha. Le expliqué que en el DF les damos la mano para que nos “guíe” la pareja de baile y con esta mano nos marca la dirección de vueltas, de paso, etc. Los Dominicanos por ejemplo bailan poniendo ambas manos en la cintura de la pareja y marcan el paso y ritmo con los movimientos de cadera y manos. Alguien que no lo sepa puede sentirse “manoseado(a)”. Obvio las manos no están en las nalgas, eso sí es manoseo.

Explica, pregunta, aclara todo lo necesario

Si sientes incómodo o invasivo cualquier toque de otra persona comunicarlo con la intención de paz armonía y entendimiento. Si te molesta o te invade aclara y marca lo que para ti es cómodo y posible. Se vale decir: en mi casa, en mi país , en mi familia, en mis estándares las cosas son así…. y dilo. Quien no habla dios no lo oye. No limites o cierres totalmente los canales, en Canadá traté con asiáticos(as) que al cabo de un tiempo terminaron abrazando y besando con singular alegría y me decían: “amo América es muy abierto(a)”.  Si entiendes que para ti puede ser invasivo que te besen en la boca incluso mujer-mujer, hombre-hombre. Puedes entender que a un asiático(a) le resulte invasivo dar la mano. También puedes sentir cuando lo hace por compromiso con incomodidad o morbo y cuando lo hace auténtica mente habiendo cambiado sus patrones.

El morbo emana de la intención y los conceptos

En más de una ocasión he dicho que un idioma te abre un universo a formas de vida nuevas; debido a los conceptos. Estos existen también de familias a familias aún dentro de una misma cultura. Para algunas culturas mostrar el cabello es provocación sexual. En otras mostrar los talones. No es un punto de estar bien y/o estar mal sino de conocimiento y respeto. Los saludos varían en las diferentes culturas y el contacto físico tiene implicaciones de honor y respeto. Pero el no saberlo puede producir el efecto contrario. En Estados Unidos no podía tocar a los adolescentes como tutora porque es considerado sexual harassment, mientras en México podemos abrazarlos sin problema. Los chicos nos pueden hacer preguntas personales de edad y estado civil y es natural. Pero las maestras americanas encontraban eso  irrespetuoso e invasivo. Nos conducimos de acuerdo con las normas que rigen en la cultura, en el hogar, en la sociedad en que vivimos. Para una mujer una auscultación por alguien de su mismo género puede ser terriblemente denigrante si quien la lleva a cabo lo hace con irreverencia como si estuviera ante un ejemplar de ganado vacuno.

Nuevamente como cosmiatra conozco y observo la desnudez del cuerpo humano con naturalidad. Pero sé y entiendo que para algunas personas resulta incomodo  mostrar su cuerpo a un extraño. Siempre hay maneras de reducir la incertidumbre, y darnos más el control de nosotros y de la situación.  Hay quien se estressa terriblemente al no saber lo que pasará o qué debe hacer.

Los masajes son una manera muy sana de obtener contacto corporal de calidad para balance, salud, equilibrio. Les recomiendo que antes de cualquier servicio pregunten todo lo que no saben. Como va a iniciar, de que manera se desarrolla, si el cuerpo esta o no expuesto y porqué, ¿qué partes del cuerpo estarán expuestas?. Saber, tener los conceptos claros hace una diferencia, nos da el control de lo que sucede y como sucede y los parámetros de lo que aplica y no aplica. Siempre podemos negociar y puntualizar lo que no queremos, no nos agrada. Si el paciente no pregunta un buen terapeuta debe saber guiar y/o encaminar dichas preguntas para garantizar la comodidad y el buen servicio.

Las malas intenciones existen, son realidades que no podemos evadir y ante eso, no podemos describir todas las posibles situaciones en que se dan. Pero el sexto sentido, la mirada y el lenguaje corporal nos dan la información que necesitamos para tomar decisiones que garanticen respeto a nuestra persona e integridad.

 

No te cierres por dolor y/o desconocimiento

Todos necesitamos contacto físico a cualquier edad. Es una de las razones por las cuales la gente acaricia a los animales. La misma razón por la cual los adultos cargan a los bebés, se dan abrazos, se baila, se saluda, se dan y reciben masajes. En la sociedad de hoy no tenemos suficiente contacto de calidad. Debemos tratar de garantizarlo en casa con familiares y amigos, hay que abrazar y sonreír suficiente.

Cuando no se tiene pareja y/o suficientes personas que nos abracen hacer ejercicio, bañarse, hacerse envolturas de algas, lodo, chocolate, mantas térmicas, bailar nos proporcionará el contacto físico que nuestro cuerpo requiere.

Quienes han sufrido maltratos requieren dosis doble de contacto físico positivo. Quienes están en condición de darlo a alguien; como yo traté de hacerlo en el orfanato, harán más por sí mismos que por los huérfanos. Les ayuda no solo a los huérfanos sino a todos los que entren en contacto con ellos.

Ayudar, amar y sanar a una persona en nombre de todos los que están en esa condición ayuda mucho más que a uno solo.

Ayudarnos a nosotros mismos cubriendo con inteligencia nuestras propias necesidades de contacto físico con salud y respeto hace  mucho por el mundo.

Déjate tocar, deja que te sonrían, siéntete cómodo cuando alguien te dice que eres especial porque es verdad. Todos somos especiales, todos somos únicos, todos somos dignos de amor y respeto.