Comunicación Efectiva en Social Media (Protocolos)

Social Media responde a ciertas normas de interacción diferentes a las de persona a persona
Social Media responde a ciertas normas de interacción diferentes a las de persona a persona

El Social Media tiene como objetivo compartir conocimiento bi-direccional y crear una red social. Tratándose de la marca personal nuestras interacciones deben en todo momento reflejar lo más claramente posible quienes somos y dejar en los interlocutores una idea de profesionalidad. Aquí algunas observaciones de prácticas útiles en los diferentes medios.   Logo de Linkedin

(Se Vale)

  1. Contactar a los contactos de tus contactos.
  2. Solicitar una presentación de alguien que no conoces a través de tus contactos.
  3. Si alguien vio tu perfil te abre una puerta para invitar a ese alguien a tu red.
  4. Enviar mensajes directos a quien te ha agregado poniéndote a sus órdenes en lo que respecta a tus áreas del conocimiento y en el momento que te agregan. No después.
  5. Rechazar a quien no conoces si a tu juicio no contribuye a tu crecimiento profesional.
  6. Recomendar a quien te ha recomendado.

(No se Vale)

  1. Ligar (es de muy mal gusto) y cero profesional usar esta herramienta para abordar con intereses personales.
  2. Enviar mensajes personales no enfocados como: “Hey nena! ¿y tu en que andas?. El perfil debe describir en que anda la persona y la pregunta es una manera poco creativa de iniciar una conversación no enfocada.
  3. Usar la herramienta para enviar propaganda a los contactos, vender afores, seguros, contactar gente para negocios multi-nivel. Los perfiles claramente tienen un apartado donde se indica con que objetivos profesionales se puede contactar a alguien. Los interesados usaran el medio de contacto descrito para solicitar cotizaciones de servicios y productos.
  4. Copiar descripciones, perfiles, usurpar identidad. Son faltas graves que también dejan huella del hecho y dañan la reputación de manera seria.

Teniendo en mente que el objetivo es compartir conocimiento bidireccional y crear una red social ante los “malos usos” el protocolo es puntualizar tu profesionalismo, como harían los políticos ante los medios de comunicación. A un mensaje como el del número 2 arriba se puede responder: “Agradezco el contacto y te re-itero que mis áreas del conocimiento son: marca personal, consultoría, pedagogía… etc. Si requieres alguno de estos servicios estoy a tus órdenes. Es decir: no se contesta la pregunta como tal y se encamina al interlocutor a lo que a “ambos” debe interesar. Lo mismo sería si te contactan para ventas multi-nivel.

  (Se vale)

  1. Chatwittear. Si bien no es el mejor medio para chateo. Los MD al inicio, final del día, a la hora de la comida para saludar a alguien siempre son una aproximación grata. Cuando se da por ambas partes de manera muy breve. No intrusiva.
  2. Hacer preguntas personales que vienen al caso como: ¿De dónde eres?. Algunos perfiles no lo indican y hay gente de todo el mundo. Un hola de donde eres es una forma perfectamente normal de interactuar con un nuevo contacto. No así en Linkedin.
  3. RT algo para apoyar una causa aún que sabes que puede no ser de interés de tu grupo. Ya verán si lo leen o no. Sin embargo no debemos abusar de esto para no saturar a nuestro grupo con ese tipo de Tweets.
  4. Invitar a gente que no conoces en absoluto con base en un área de trabajo, del conocimiento, o interés mutuo.
  5. Bloquear o dejar de seguir a quien te resulte intrusivo u ofensivo.
  6. Enviar mensajes directos a quien te sigue con promoción de tu libro, video, blog. Siempre y cuando no lo hagas de manera periódica pues resulta intrusivo.
  7. Tratar de comunicarse con alguien en su idioma aunque el lenguaje no sea “gramaticalmente 100% correcto”. Lo que importa es la comunicación. Es válido intentar y tener algún fallo. Si luego se corrige.
  8. Ignorar los MD generados automáticamente por aplicaciones

(No se vale)

  1. Ignorar un MD. Si bien no se espera la respuesta inmediata, se puede dar después de 72 horas o hasta 1 semana si es cuando programas tus publicaciones. Justo es una de las razones válidas por las que quienes tienen muchos seguidores no dan follow-back. Sabiendo de antemano que no podrían dar seguimiento a un número importante de MDs.
  2. Engancharte con los malos comentarios o críticas justificando o tratando de convencer. Como dice Jeff Jarvis en su libro “Partes Publicas” es darle de comer a los Trolls.
  3. Enviar un MD a quien te sigue y no sigues; no te podrá contestar. Eso es comunicación uni-direccional y es razón suficiente y muy valida para que dejen de seguirte.
  4. Colgar un post personal en el Twitter de otra persona. Ni siquiera garantiza que sus seguidores lo vean si esta persona no le da RT.
  5. Ofender, insultar. Si bien es muy válido expresar desacuerdo, inconformidad, incluso enfado, no es necesario agregar juicios de valor personales.

Aquí vale un paréntesis explicativo: En auditorías de calidad al revisar los procesos se piden documentos a los empleados. En ocasiones el empleado no encuentra el documento. En el reporte de hallazgos nunca decimos: “El encargado de almacén no encontró la orden de salida” Se redacta: “No se mostró evidencia de la orden de salida”. Esta segunda oración da lugar a la real posibilidad de que no se haya generado, de que la secretaria la haya archivado mal, de que el cliente no la haya presentado etc. Al continuar con la auditoría se hará evidente el meollo. El primer mensaje aún que reporta hechos precisos implica un juicio y señala un culpable. El segundo es efectivamente neutral. Este es el estilo, protocolo o uso del lenguaje propio de los desacuerdos, quejas o inconformidades. Hacer evidente los hallazgos de fallas sin involucrar juicios hacia las personas implicadas. Pues efectivamente no contamos con los elementos para dichos juicios. Recordemos que nuestra reputación va en ello, que el objetivo es intercambiar conocimiento bi-direccional, crear una red, no cerrar canales.

  1. Justificar errores. Si nos equivocamos y nos lo hacen ver, aceptar y corregir es lo más digno y apropiado.
  2. Citar sin dar crédito al autor.
  3. Mostrar criterios de selección excluyentes, discriminativos y/o elitistas. “Solo escritores”, “Solo Poetas”, Si bien por el área habrá siempre una mayoría de un área del conocimiento. Un buen balance en marca personal refleja más la realidad de los individuos. El que es famoso es famoso y les será imposible seguir a todos sus seguidores por el punto de la atención a los MDs entre otras cosas. Pero los usuarios regulares debemos mostrar un equilibrio. Sigo a quien me siga. La Guía de Usos y Estilo en las redes Sociales de la Generalidad de Cataluña considera que el no equilibrio es reflejo de mal uso. Por su puesto hablamos de un servidor público que se obliga a interactuar con los usuarios. Pero si lo pensamos en términos de marca personal nuestro objetivo es dar un servicio en nuestra área del conocimiento por lo que bien puede equipararse este criterio.
  4. Si bien es válido intentar en otro idioma que estamos aprendiendo . No es válido citar a un autor en otro idioma con errores. En este caso las citas deben apegarse a las palabras del autor por respeto al mismo y sus ideas.
  5. Insistir en querer conversar en línea con alguien que muestra no tener disposición de hacerlo. Hay que respetar el tiempo y ocupaciones de las personas.
  6. Hacer que la agencia de mercadotecnia que maneja tu cuenta envíe mensajes o saludos “personales” a alguien que sabe que una agencia maneja tu Twitter. Es confuso, y el receptor no sabe si agradecer al personal de mercadotecnia o al dueño de la cuenta. En este caso Hangouts o Whatsapp serían mejor para dicho efecto.

(Se vale)

  1. Gestionar tu cuenta cómo te de la gana siempre con la conciencia de que todo lo que publicas en ella permanece. Todo lo que digas es sujeto a escrutinio. Todo lo que publicas refleja algo de ti y ese algo debe ser lo más cercano a la realidad. Ese algo debe servir a un propósito en tu vida porque finalmente es tiempo que tomas en alimentarlo. Lo que hayas dicho o publicado es ya parte de tu huella digital y haz de ver hacia a donde te encamina.
  2. Compartir información de terceras personas; familiares y amigos. Nadie pide permiso para etiquetar, para publicar fotos de grupo tomados con tu cámara. Solo debemos tener en radar la corresponsabilidad de estar contribuyendo a la reputación para bien o mal de esas personas. También esto habla de nosotros. Lo que decimos de otros habla más de nuestro interior que del de ellos.
  3. Tener un Facebook Perfil, un Facebook página, y/o un Facebook Oficial. En el primero están más familiares y amigos cercanos. En el segundo quienes se afilian a una causa, tema, producto. En el tercero están los realmente famosos que se quieren diferenciar de sus homónimos y todas las páginas de sus fans abiertas con el mismo nombre.
  4. Poner la foto de perfil que quieras: tu cara del perro, una obra de arte, el artista famoso(a), un ojo, una uña, un dedo, las pompis, tu mejor foto de hace 10 años. Siempre y cuando entiendas y asumas los mensajes que comunicas con cada una de dichas elecciones y preguntándote que tanto refleja eso de tu real tú. Yo sé; no me veo tan bien como en la foto del Facebook ni tan mal como en la foto de la licencia de manejo. Pero al final soy yo con la mejor cara que daría en un evento público.
  5. Hacer invitaciones a amigos promoviendo productos y causas que aunque tengan muchos likes no garantizan ventas, entre tus contactos. Ni garantizan que lo compartan.

(No se vale)

  1. Compartir fotos del bebé desnudo mostrando genitales, haciendo berrinches, o cualquier cosa que pueda avergonzarles cuando crezcan.
  2. Etiquetar fotos de un tercero, desnudo o alcoholizado.
  3. Insistir en que alguien juegue Candy Crush… o el juego de moda. No todos tenemos tiempo para los juegos. Ni se vale poner en tu muro YO NO JUEGO CANDY CRUSH, no me inviten no me tageen en fotos.
  4. Poner mensajes públicos te digo Juan para que entiendas Pedro. Si hay algo que quieres decirle a alguien y es en teoría tu contacto. Un mensaje directo al interesado es lo más apropiado.
  5. Tener o aceptar a alguien en el FB por compromiso.
  6. Pensar que tu Facebook es personal y privado. Nada en la web lo es.
  7. Pensar que la información de tu FB no repercute en el ámbito laboral y/o profesional.
  8. Tener una cuenta de FB y alimentarla con información que no refleja quien eres o que daña seriamente tu reputación.

(Se vale)

  1. Agregar desconocidos que comparten información de tu interés.
  2. Agregar o ignorar a quien te agrega.
  3. Clasificar a los contactos por grupos
  4. Cambiar gente de un grupo a otro
  5. Enviar mensajes directos a desconocidos comentando sus publicaciones.
  6. Utilizar la video conferencia o Hangouts para tratar posibles oportunidades de negocio.
  7. Compartir solo bellas imágenes. Algunos quieren y pueden hacerlo. Los que no podemos realmente apreciamos ver algo hermoso. Una imagen es además universal.
  8. Compartir ligas, notas, eventos, videos, textos que consideramos relevantes
  9. Tener perfiles de personas y seguidores no uniformes: multiculturales, multi-generacionales, multi-disciplinarios. En general es más dispersa pero las clasificaciones la van enfocando por áreas de interés.
  10. Publicar varias veces durante el día o una vez a la semana, según te acomode. Quienes se conectan tienden a identificar sus grupos y de alguna manera identifican lo que publicas, cuando y con qué frecuencia.

(No se vale)

  1. Compartir información que no es relevante al área de interés de la persona que lo recibe.
  2. Compartir algo sin leerlo y darle 1+ solo por quien lo envía.

Un protocolo debe ayudarnos a que otros entiendan justo lo que queremos decir. Debe reflejar nuestro profesionalismo a todos niveles, debe promover la formación de comunidad basada en el respeto y la colaboración. Nada está dicho. Todas estas herramientas están en continuo desarrollo. Por lo que es necesario evolucionar con ellas.   Paréntesis Solo mencioné la cuestión de ligar en Linkedin y no en los otros medios. Debo decir y aceptar que hoy por hoy muchas personas se relacionan a través de estos medios. Los nativos digitales tienen formas totalmente naturales y creativas de aproximarse a la gente de manera casi instintiva y establecer relaciones. Es totalmente válido y funcional al cabo de un tiempo de interacción en línea por algún medio establecer contacto por otro medio hasta llegar a la interacción cara a cara. Cuando las personas en cuestión tienen a todas vistas intereses comunes, comparten información complementaria. Interactúan periódicamente, se identifican con los mismos valores o ideales. Es muy posible pasar a otro nivel de comunicación. No es el punto de la marca personal y sin duda responde a otras formas de interacción, estrategias de aproximación que no estamos discutiendo en este artículo. Conocí a mi esposo en linea… sé de lo que hablo.

Posted on: 25 Junio, 2014, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: