¿Cómo se concretan los sueños?

¿Soñar o hacer que suceda?
¿Soñar o hacer que suceda?

Ningún gran plan sirve de nada sin estrategia y acción. Podemos soñar en grande, podemos desear lo mejor y nada pasará mientras de entrada no tomemos en nuestras manos creyendo que somos capaces de lograr algo. Lo irónico es que todos nuestros miedos se convierten en hechos o realidades concretas independientemente de las acciones que llevemos a cabo. Debo decir: acciones conscientes. Porque es un hecho que llevamos a cabo “ciertas acciones” que sabotean la vida y cristalizan las fatalidades. ¿Porqué pequeñas acciones inconscientes cristalizan lo que tememos? y ¿Porqué las acciones concretas conscientes en función de lo que soñamos no materializan nuestros sueños?.

Tal vez tendríamos que pensar en lo que inconscientemente hacemos para llamar las desgracias y conscientemente hacerlo aplicándolo a los sueños para que estos tomen forma. Nada sencillo, pero “worth a try”  sin duda.

Energía que aplicamos a sueños y a fatalidades

Pensar en algo le fortalece

Yo confieso; no soy partidaria del manifestar nuestros sueños a través de la mente. No lo cuestiono del todo pues entiendo los principios de energía, que si conozco y manejo; pero estando yo misma lejos de esos niveles mentales no me atrevo a promocionarlos como hechos contundentes.

Hablo de lo que sé, entiendo y he manejado concretamente en mi vida. Todo tiene niveles de energía: las palabras, la intención con que las decimos, las miradas, los gestos, el lenguaje corporal, las plantas y animales, los lugares. Las múltiples combinaciones de dichos niveles de energía: una persona en un lugar, una persona con otra persona, una planta y una persona. Todas esas combinaciones generan campos que envían mensajes claros y el entorno reacciona y responde a los mismos. Las palabras que nos dañan o lastiman no nos lastiman por el sentido connotativo o denotativo de las mismas, como por la energía que llevan dentro. Gritar, maldecir mandan muchas señales no solo a la persona sino al ambiente y éste hace ecco y lo regresa multiplicado.

Ser impecable con la palabra nos beneficia por la energía, la voluntad, la inspiración que recibimos de ella. Un poema tiene el poder de levantarnos la piel, de estremecer el corazón. Es solo la energía de la combinación de ciertas palabras; porque no son cualquier combinación aleatoria, con alguna parte de nuestro interior. La música da poder a la palabra y la hace universal, la energía de las canciones independientemente del lenguaje toca las fibras mas sensibles de los individuos.

Cuando estamos enamorados y alegres oímos canciones alegres y exaltamos todos los sentimientos que nos invaden. Cuando estamos deprimidos, tronados, de capa caída oímos canciones tristes y queremos morir. Cualesquiera que sea el sentimiento; su energía se potencia con la música que escuchemos, con la letra de la misma y a ello los mensajes mentales que nosotros le agreguemos.

Se han hecho estudios con ratas del efecto que tiene en la vida el escuchar diferentes tipos de música y cierta música hace a algunas ratas vivir aceleradamente, procrearse, incluso suicidarse y otras ser longevas, y pacíficas. Algunos estudios con seres humanos han demostrado los efectos en la concentración y el aprendizaje. De ahí los CDs para las mujeres embarazadas y los bebés . No es tan mágico como lo ponen pero al final es energía potenciada. No es energía que viene de fuera, sino la misma energía que nosotros traemos y que en contacto con ciertos estímulos se potencia.

De esta manera cuando tenemos un problema, una depresión o tristeza y damos MIL y UN MILLÓN de vueltas a la misma idea preguntando ¿porque?. Lo único que estamos haciendo sin saberlo es darle fuerza a esa idea, la hacemos cobrar vida por el hecho de ser el centro de toda nuestra atención y los cinco sentidos.

¿Qué debemos hacer?

Mirar a otro lado, concentrar energía en algo otro que sea suficientemente fuerte para hacernos poner esa idea preocupante a un lado por lo menos por un momento. Si bailar hace esa magia, ir a bailar, si pintar, si platicar con los(as) amigos(as), leer un libro romántico, chatear con alguien, hacer ejercicio. Cada quien sabe lo que le hace click interiormente y le saca del “mundo” por los menos por unos instantes. Cuando regresamos a ese “mundo”, tenemos diferente actitud, diferente perspectiva.

La mente no es negativa o positiva

Los pensamientos como los niños solo son
Los pensamientos como los niños solo son

El pensar :”no quiero… tal” y “quiero… tal” es en teoría percibido igualmente por el cerebro. Por lo que decir “no quiero esta miseria”. Nos lleva a la miseria. Deberíamos pensar o decir quiero abundancia y bienestar en lugar de “no quiero miseria”. La mente tiene la consigna de dar respuesta a nuestros cuestionamientos y da repuesta a las preguntas que hacemos. Si repetimos n veces durante el día: mierda, miseria. Llamamos la mierda y la miseria a nuestras vidas sin realmente estar conscientes de ello. Si me pregunto: ¿Por qué me pasa esto?… las respuestas pueden ser infinitas y ninguna será grata ni cambiará la realidad. Sin embargo si me pregunto, ¿de que manera puedo cambiar esto?. La mente empieza a trabajar para contribuir. Dice Cohelo que el universo conspira; es un a manera de decir que nuestra mente se concentra al cien en encontrar donde sea que resulte la manera de concretar aquello que la invade. Si nuestra mente está invadida por la escasez y el desamor, lo ruin de algunas personas. Conectamos con eso donde quiera que esté. Recuerdo claramente cuando terminé con un novio muy querido, me sentía rechazada, menospreciada, sola. En la fila del transporte público me tocaba subir y un chico con su novia se adelantaron a la puerta y me bloqueó la entrada para darle paso a su novia y me miró con ojos de desprecio. Nada me ha lastimado tanto como ese echo por el momento en que se dio y la forma o energía con que ese chico me hizo a un lado para dar paso a su novia. El hecho en sí no tenía nada, pero la conexión que yo hice con el truene y mi soledad, mi auto-concepto en ese momento me confirmaron porqué yo estaba en esa situación.

¿Qué debemos hacer?

Debemos aprender a hacer las preguntas correctas y las conexiones correctas. En el momento que supe que lo que sea que pasara con alguien no alteraba mi yo me fortalecí. En el momento que empecé a preguntarme ¿Cómo esperaba que fuera mi pareja y mi familia?, de pronto empecé a relacionarme con personas adecuadas. ¿Cómo podía lograr a mi edad concretar los sueños que mi mente abrazaba?. Es importante considerar nuestras circunstancias. Muchos piensan que por su edad, por su situación económica o nivel de educación o lo que sea que consideren un límite no podrán lograr equis. Hay que pensar… en mi condición ¿Cómo puedo hacer esto posible?. Y realmente surgen caminos a modo en nuestra condición y bajo nuestros parámetros.

Agradecer lo que se tiene y vivir como si estuviéramos en proceso de lograr lo que deseamos

Vibraciones
Vibraciones

He hablado antes de las vibraciones de la iluminación, la paz, la alegría, el amor. Mientras más agradecemos mas alegría y paz tenemos. Mientras más sentimos el control de nuestro aquí y ahora, y nuestro  nivel de incidencia en el futuro más paz y claridad mental nos inunda. Viví seis años con una relación a larga distancia y todos los días en el comedor del trabajo pensaba lo que sería compartir la mesa con el mientras comía sola. Caminando por los pasillos lo imaginaba caminando hacia a mí por uno de ellos. La vida me concedió ambas cosas, compartimos la mesa y nos encontramos varias veces por los pasillos después de varios  años.

Se, me dirán: “yo no puedo esperar 6 años”. Yo les puedo decir, que seis años no son nada y se van como el viento. En un abrir y cerrar de ojos se nos va la vida entera envueltos en apatía, culpa, miedo, deseo, orgullo. ¿Cuántos años tienen ahora sin haber concretado 1 o 2 o 3 de sus mas preciados sueños?. Bien pueden abrazar uno de ellos y dedicarle 6 años mentales, cuando imaginamos es como soñar despiertos. Parece tan real y se disfruta de tal manera que en el momento que se vuelve un hecho parece que siempre lo hubiéramos tenido. Suerte entonces para concretar su sueños

 

BESOS