¿Cómo redactar un objetivo estratégico?

¿Que es un objetivo estratégico personal?

Un objetivo es una declaración de los propósitos. Los objetivos dirigen el resto de las actividades por lo que son clave dentro del plan estratégico. Sin importar si el objetivo es cuantitativo o cualitativo debe poder ser medible. Es decir: debo tener un parámetro para decir que avancé, que llegué al 100% o al 50% o al 40%. Debe existir un tiempo determinado para la consecución del objetivo y  debe ser bien claro lo que quiero lograr.

Es muy común confundir: Misión, Visión, Metas, Objetivos y Estrategias

Un objetivo dirige todas las acciones.
Un objetivo dirige todas las acciones.

La Visión nos habla del futuro y nos indica ¿a dónde queremos llegar?/¿Cual es la transformación esperada?

La Misión nos habla del presente y nos dice ¿a qué nos dedicamos hoy en día?

Los Objetivos son declaraciones de lo que queremos concretar en nuestra vida

Las Metas son las acciones que nos llevan a la consecución de objetivos

La Estrategia es el conjunto de acciones organizadas sistemáticamente para la consecución de objetivos.

Si hablamos de objetivos estratégicos buscamos cubrir áreas prioritarias de nuestra vida: familia, profesión, salud, economía, espíritu.

Errores más comunes en la redacción de objetivos

Además de confundir objetivos, misión, meta, visión y estrategia. Es común redactar objetivos no medibles, inalcanzables, o demasiado sencillos para implicar cualquier reto. No alineados a la misión y/o visión de manera armónica. Un verdadero plan estratégico tiene Unidad y Armonía Integrales.

Abstracción no posiblemente medible

“El año que entra voy a comer mas sano”, “El año que entra voy a pasar mas tiempo con la familia.” Este tipo de objetivos de entrada no nos ayudan a enfocar acciones o lograr metas que nos den sensación de haber logrado algo. La medición es un punto importante en cualquier objetivo para saber que se ha alcanzado y determinar el porcentaje de alcance. (40 %, 90%, 100%). Esto último nos da pauta para determinar acciones que concreten dicho alcance. En esta misma tónica puede ser mas concreto. “El año que entra voy a reducir en un 50% el consumo de refresco”, “El año que entra voy a dedicar 2 horas a la semana para jugar o platicar con mis hijos(as)”. Palabras como mejor y mas deben ser claramente expresadas. Ser mejor mamá es para ti:…..jugar…. horas con mis hijas todos los días. Hablar…. tiempo 3 veces a la semana de lo que les preocupa en la escuela. Leer… minutos una historia juntos todos los días. Mas tiempo para la familia, ser mejor papá o mamá debe aterrizarse. Igual que ser mejor profesionista o tener mejor salud, etc. En el mas hay que definir cuanto es mas, cuanto mas de que con relación a que. Mas tiempo para la familia significa cuantos minutos, horas, días, concretamente haciendo que con la familia.

No son Posiblemente Alcanzables

“Voy a ser millonario(a) el año que entra”, ” El año que entra voy a fundar mi imperio”, “El año que entra voy a dejar de fumar” Estos objetivos tienen implícita la medida. Ser millonario, por lo menos un millón en un año. Si son los hijos de un gran empresario y tienen camino andado. Es posible, pero si toda la vida han dependido o sobre-vivido del trabajo y se están proponiendo hacerse millonarios en un año. El año que entra, se requiere mucha estrategia para lograrlo. Por alguna razón no hay tantos millonarios. Todas esas metas son definitivamente alcanzables y medibles, no necesariamente posibles dentro del tiempo establecido para ellas. En cada caso depende de las circunstancias de cada caso. No se trata de establecer objetivos fácilmente alcanzables. Se trata de fijar objetivos posibles que nos marquen directrices claras de acción. “Voy a obtener un préstamo de ……para duplicarlo en un plazo de…..”, “Voy a invertir …….. dinero en ……”, “Voy a reducir gradualmente lo que fumo hasta llegar a media cajetilla diaria.”;  porque probablemente fuma 2 cajetillas diarias. Nuestro objetivo es estructurar un plan estratégico personal  en una semana. Objetivos muy ambiciosos que pueden ser perfectamente válidos y posibles requieren auténtica investigación y estrategia para concretarlos. Obtener un préstamo requiere una investigación sobre tasas de interés, estudios de mercado sobre tazas de recuperación. Si de manera total y absoluta quieren volcarse en esto. Hay que contratar un asesor financiero para ir sobre pasos seguros y la contratación del asesor requiere también una buena investigación para encontrar al asesor adecuado. Los pasos siguientes siempre están en función del lugar que pisamos en el momento, la experiencia con que contamos y el camino que hemos andado. Estos elementos nos dan de manera concreta objetivos posibles y medibles. Tratándose de gestión de marca personal no pondría “me voy a convertir en referente en diseño en el año que entra”. Puede ser una perfecta vision: llegar a ser referente en el área de diseño. Pero el objetivo inicial puede ser “voy a duplicar el número de mis seguidores en el transcurso del año”, “mi blog de diseño va a estar entre los 10 primeros del premio bitácora”, “mi blog de diseño va a entrar en la terna”. “voy a crear mi blog de diseño”. Si no se cuenta con blog no se puede pensar que en un año recibirás el premio equis por el mismo. Un paso a la vez, un grupo de objetivos bien enfocados, una estrategia; acciones sistematizadas para lograr metas, nos llevan al cabo de un tiempo a la consecución de cualquier objetivo.

No implican suficiente Reto o Crecimiento

Si bien no debe ser muy ambicioso el objetivo. Tampoco debe ser tal que no nos empuje al crecimiento a la creatividad de acciones para lograrlo. Debe retar nuestro potencial y habilidades. En este punto es importante considerar nuestra instrucción académica, los intereses personales. Lo que nos motiva o impulsa interiormente a lograr algo. Aquí si se vale soñar en grande visualizando lo mejor que podemos esperar para nosotros y quienes amamos. Luego establecer fases o etapas para llegar a eso y concretamente tratar de alcanzar lo mas que sea posible en las circunstancias y con los recursos existentes.

No considerar los recursos y retos

Fijar objetivos soñando en grande es una buena idea en concepto. Conducir las acciones con base en ellos es el camino directo a la frustración y el fracaso. Este es el error que nos lleva a tirar la toalla a la primera que encontramos obstáculos que consideramos insalvables. Es difícil mientras se está haciendo la planeación poder visualizar los recursos exactos que se requerirán. En ocasiones no tenemos ni la menor idea de lo que necesita invertirse en una empresa. No es hasta que estamos en ella que nos damos cuenta de los recursos y retos que debemos afrontar. El punto aquí no es poder listar todos los retos ni asignar con precisión matemática los recursos. El objetivo es saber que en algún momento necesitaremos echar mano de recursos para concretar lo que tenemos en mente. En todo caso tener claro nuestro haber tanto de recursos materiales, humanos, tecnológicos, los que nos harán falta y la manera en que en su momento los conseguiremos. La estrategia que llevaremos a cabo para hacernos de fondos o aprovechar los recursos existentes al máximo y hacer que duren lo suficiente. El plan B cuando las cosas no funcionan como esperábamos debe estar siempre planteado y el plan C si es posible también.  Y debemos siempre saber que en algún momento deberemos improvisar y tomar decisiones rápidas. Es clave saber que no todos los recursos deben venir de nuestro bolsillo, podemos tener patrocinios, subsidios que no requieran pago, eso nos quita presión sobre la recuperación de la inversión y maximizan la ganancia. Estos pueden provenir de asociaciones o de empresas que de alguna manera tengan beneficios publicitarios o reducción de impuestos al ayudarnos si tenemos una asociación civil. En fin si no se tienen recursos financieros hay que echar mano de tecnología y recursos humanos que puedan facilitar el trabajo. Un grupo de amigos asociados que puedan tener horas libres e intereses comunes. En este punto la unión hace la fuerza y la tenacidad para solventar las necesidades emergentes.

No basados en información confiable

Aún después de cierta experiencia, investigación tendremos sorpresas. Si escribimos objetivos porque escuchamos alguien que le fue bien con tal o cual. Nos estamos arriesgando a estar en la cuerda floja por no conocer el mercado en el haremos la inversión, el profesionista a quien le pagaremos el programa de entrenamiento, el coach que guiará nuestras acciones durante el año. La dieta que seguiremos, el programa de entrenamiento en el que nos enrolaremos. Vimos un video que nos hizo click a una necesidad vital y nos enganchamos con todo. Nos piden miles de dolares y nos dicen que seremos ricos con un negocio por internet en casa. Todo tiene sus matices y su parte de verdad. Nadie nos engaña, nos engañamos nosotros mismos. Vemos lo que queremos ver en función de las necesidades que tenemos y reaccionamos a ellas. Pero debemos estar alertas y saber que muchos conocen y estudian esa parte de la naturaleza humana para usar la vulnerabilidad a su favor. Intenet no es la única fuente del conocimiento, los libros, los artículos, las revistas especializadas, la experiencia de un grupo de personas, los profesionistas especializados en una área determinada. Recolectar información es siempre útil, evaluar el origen de la misma es muy importante, tomar decisiones basados en un grupo de datos bien analizados nos protege. 

Contienen más de un objetivo implicito

Hay objetivos que tienen mas de una acción implícita. “Voy a gestionar mi marca personal en el 2015”. Este objetivo debe idealmente partirse en: cada una de las redes sociales, si hay o no blog, objetivos para el mismo, si hay o no diseño e imagen; cambio, actualización y o mantenimiento. Existen acciones que queremos llevar a cabo y por su puesto desconocemos todo lo que implica hasta que estamos en ellas. Un objetivo inicialmente debe enfocarse a una meta, camino. Vimos en el artículo de ayer que existen caminos complicados.

Ruta Crítica vía @virginiog
Ruta Crítica vía @virginiog

Pero finalmente la meta es una. Aún que nos parezca la gestión de marca personal como una meta única. En este caso estamos hablando de una variedad de rutas. Por fortuna no hay solo un camino sino n variedad de caminos dependiendo de la profesión, el nivel de conocimiento que tenemos y las habilidades con que contamos para ciertas actividades. Hay a quien se le da naturalmente estar frente a la cámara; estos podrán manejar YOUTUBE sin problema, hay quienes prefierimos escribir. El blog es nuestra punta de lanza, pero en algun momento deberemos considerar otros medios. Dijimos antes que los objetivos tienen como fin encaminar las acciones para poder concretar lo que deseamos. Este punto nos lleva al siguiente y es que todo objetivo debe poder ser modificable.

No considerar modificaciones

“Mi blog va a ganar los premios bitácora en mercadotecnia”. En este caso puede haber una buena variedad para este objetivo que seria: entrar la terna de los premios bitácora, ocupar alguna de las primeras 20 posiciones, 10 posiciones, 5 posiciones; si se ha ganado anteriormente. No es el único premio puede participar en otros premios, puede tener menciones. Algunas personas piensan que verlo de otra manera es mediocre y no lograrlo es ser perdedor. Por ello no se dan a si mismos permiso de modificar porque eso es “hacerse trampa”. No en realidad hemos dicho que todos los objetivos deben implicar esfuerzo, trabajo, crecimiento, deben dejar claras las acciones que por lo general no serán pocas ni fáciles como muestra el camino de arriba. En papel pensamos en una línea recta, pero ningún objetivo real la tiene así. Es útil y sano a lo largo del camino partir los objetivos grandes en metas pequeñas. No estamos renunciando a ganar el premio bitácora en mercadotecnia. Estamos desarrollando una estrategia para lograrlo una vez en el menor tiempo posible. Pero con realismo, esfuerzos enfocados que nos nos frustren ni nos hagan sentir chinche. Es real tener inexactitudes en tiempo, recursos, acciones necesarias para la consecusión de un objetivo. Porque no podemos saber al cien por ciento lo que necesitaremos para lograr los objetivos. En el camino vamos descubriendo y agregando otras metas: escribir en un blog, crear un blog propio, escribir un libro, abrir y alimentar otras redes sociales, crear productos y ponerlos a la venta, armar talleres y promoverlos en línea y fuera de línea en fin. Una acción nos lleva a otra.

Un ejercicio práctico a llevar a cabo

  1. Piensa en tu ideal de vida y escribe su nombre (alguien a quien admiras, sigues, amas)

  2. Enlista de 5 a 10 cosas admirables de esa persona que te gustaría integrar a tu vida

  3. Enlista el estado actual de esas 5 o 10 cosas en tu propia vida y visualiza el gap

  4. Enlista las acciones requeridas que te llevarían de donde estás al lugar donde quieres estar

  5. Seleccionea de esas 5 a 10 cosas admirables las que más alegría y “completeness” (perdón) traigan a tu vida según tu estado actual.

  6. Conviértelas en objetivos

  7. El resto de las cosas que tal vez quedaron fuera, ve dentro de lo que hay en tu vida hoy que puede solventar aún con mucha diferencia pero que existen de otra manera; mas modesta, lo que hay hoy en tu vida que cubre eso.

Ejemplos:

Oprah Winfrey regala sus 10 cosas favoritas; que son de lujo a miles de personas gracias a patrocinios. Te gustaría hacer eso,pero no eres Oprah y no fácilmente pueden patrocinarte. Pero alguna vez fuiste a un bazar y tienes cupones de descuento por ser buena compradora en ….X. Puedes tomar esos cupones y regalarlos a niños de la calle o a mamás solteras que viven en barrios pobres. No te va a convertir en Oprah, pero tendrás la satisfacción y seguro las bendiciones de un número de personas que recibirán eso.

Tonny Robbins Da conferencias masivas y la gente quiere tocar su mano y le agradecen la ayuda que ha traído a sus vidas. Nosotros no estamos en ese nivel de transmisión de conocimiento, pero seguro hay comentarios en tu blog, algún tweet, algún o varios mensajes de correo electrónico que te agradecen lo que haces y compartes porque les ha dejado bastante. Eso ya es parte de lo que te puede llevar un día a estar entre masas transmitiendo lo que sabes como lo hace Robbins.

Los ejemplos podrían ser muchos. El punto focal es que mucho de lo que vemos admiramos y deseamos está de alguna manera presente en nuestras vidas en forma modesta. El plan y los objetivos básicamente deben enfocar crecimiento sistematizado y direccional.

BESOS

 

UA-52471928-2

 

 

Posted on: 30 Diciembre, 2014, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: