¿Cómo incrementar nuestra red de contactos?

Mi cuenta de Twitter tuvo 8 seguidores y el huevote por varios años hasta que tomé la gestión de mis redes en serio.  Yo empecé la gestión de marca desde cero; y con esto quiero decir que tenía casi todas las redes sociales sin mucha actividad y al buscar en Google mi nombre: Graciela Valdez Vera. No salía nada. Ni siquiera tenía un Linkedin completo; tal vez 4 o 5 contactos en el mismo. De hecho fue la primera herramienta que tomé en mano para gestionar. Me tomó varios meses completar el perfil  y otros meses más acumular contactos. La gente que conocía de toda la vida, increíblemente ignoraban la invitación. Fueron más bien los contactos generados a través de redes sociales gracias al libro Una Historia para Comaprtir  que poco a poco fueron levantando mi red de contactos. La comunidad de escritores es generosa, gentil, acogedora, colaborativa, cálida. Fueron mi primer grupo de contacto con las redes sociales y no pudo ser mejor. Estar entre escritores con trayectoria, un nombre y un gran haber me hacía sentir tan pequeña y  su cálida acogida me impulsaba a ponerme a la altura.

Al entrar a la comunidad bloggera supe lo que era amar a Dios en tierra ajena. Después de la bienvenida con los escritores, me di frentazo a plomo con los bloggeros. Es una comunidad cerrada, recia, difícil a todo nivel. No se siente uno bienvenido. No es fácil obtener respuestas, puede ser muy desmotivante la mínima y lánguida respuesta que a ratos se obtiene.

Tuve 8 seguidores por 4 años
Tuve 8 seguidores por 4 años

Lo importante no es el número sino la composición de nuestras redes

En inicio podemos tener muy pocos contactos pero muy cercanos. Tener una comunidad con la que verdaderamente inteactuamos nos da mayor alcance que una gran comunidad de gente que no nos lee, y con quienes no tenemos ningún contacto en absoluto. Cada quien maneja sus criterios de seguimiento de manera muy seria y contundente. Algunos se manejan por tema; como yo comenté empecé por el grupo de escritores, pero los escritores necesitamos periodistas, diseñadores, radio y televisión, especialistas en redes sociales. En fin el punto es que independientemente del inicio lógico del grupo donde encajamos. Poco a poco es importante abrir ese grupo hacia las áreas que nos pueden abrir camino como consumidor o prestador de servicios.

Es absolutamente intimidante entrar a una comunidad con 8 seguidores cuando todos los que te rodean tienen cientos, miles. Lanzarnos al rollo de las redes sociales para posicionar una marca no es como  estar en campaña; es comprometerse con un propósito, un sentido productivo. Ante esto no es el tema lo que nos une sino los valores que impulsan nuestras acciones. Como comento en un artículo anterior el impacto que podemos ejercer en la vida de los otros es siempre una responsabilidad, un plus por sí solo.

En una comunidad puede haber: zombies (quienes siguen pero no leen, no comparten , no interactúan,), trolls (quienes provocan el escándalo para captar atención), detractores (claros enemigos dispuestos a destrozar ),  referentes (especialistas en su campo, con gran trayectoria, e influencia), ciudadanos del mundo. Estos últimos les llamo hermanos de sueños grandes porque es eso lo que une varias culturas, idiomas, edades. Ante los sueños y las grandes metas no importan las culturas, la edad, el área del conocimiento. Las necesidades primarias humanas son internacionales. Los valores que nos unen son más fuertes que las muchas diferencias de edad, religión, idioma.

El primer paso es entonces abrir los criterios, darnos cuenta que dentro de una auténtica comunidad todos somos necesarios y útiles. Todos pueden aportarnos algo. Me dirán ¿que aportan los zombies?… Números, hay quienes pagan solo por eso. No es una comunidad ideal pero sirve a nivel personal tener un mejor número. Los trolls y los detractores ¿para que te sirven?. Wikipedia nos dice que “…A pesar de que los trols afirman luchar contra el pensamiento grupal, pueden en realidad fomentarlo al cimentar opiniones contra ellos….”. Los detractores deben significar un reto para mejorar y superar por mucho las expectativas de los clientes insatisfechos.

¿Para que sigo referentes si nunca me van a seguir?

La primera razón es su información y nuestro buen juicio.  Dice mucho de nosotros el seguir a un adolescente con miles de seguidores y tweets llenos de gimmicks, caritas o seguir a un especialista en su campo; independietemente de la edad. Demuestra que sabemos quien sabe. Por otro lado la vida nos puede sorprender con el seguimiento de algún grande. Un día alguien me dijo: “…escribes puras pendejadas..”. Claro eso molesta. Ese mismo día me siguió en Twitter:  Andrés Perez Ortega; referente en Marca Personal quien por su puesto, no sigue a quien escribe pendejadas. No me percaté del seguimiento sino hasta varios días después, porque era lo menos que esperaba. Vi el correo del aviso del seguimiento y fue justo el día que recibí el tan poco grato comentario.  Ese tipo de experiencias no tienen precio. Cuento con el favor de un sólido grupo de personas a quienes admiro por sus publicaciones, su trayectoria. No los enlistaré por no omitir involuntariamente a alguno. Para mi todos ellos son referentes. Antes mencioné que la comunidad bloggera es difícil y cerrada. Recibir seguimiento de GRANDES bloggeros, en verdad es una satisfacción que hay que vivir para entenderla.

Twitter Andrés Perez Ortega
Twitter Andrés Perez Ortega

 ¿Como para que me sirve uno o 1000 contactos de China estando en América?

Nuevamente en mi artículo de Ciudadanos del Mundo comentó como algunos campos laborales hoy en día llevan a cabo proyectos desde diferentes localidades. Además del crecimiento cultural, lingüístico que nos implica saber de lo que nuestros ojos no han visto a través que quienes lo ven todos los días. Si existe una área apasionante de interacción es la que se da entre culturas. Dos culturas en contacto encuentran la forma de comunicarse entre si. El idioma en verdad no es barrera. El fenómeno de pidginización lo hace patente. Hice un viaje de Ottawa al Niagara con 2 búlgaros y 2 Koreanos sin hablar un idioma común. Pudimos interactuar todo el viaje, al llegar armar nuestras tiendas de campaña y disfrutar de una gran convivencia durante todo un fin de semana. Todos aprendimos un poco de los otros idiomas. La interacción se vuelve prioridad en el encuentro de culturas y todo funciona: actuar, cantar, dibujar, señalar objetos. Sonreír y carcajearse.

El respeto y el seguimiento se gana con trabajo y compromiso

Antes comenté que el compromiso inicial puede ser un tema, pero en fondo y en realidad es con ciertos valores: El respeto, el amor al conocimiento, la colaboración, el dolor,  la vulnerabilidad. Todo eso se demuestra y proyecta con trabajo constante y coherente con dichos valores. Hay que identificar las causas que necesitan y merecen la pena ser promovidas y hay que promoverlas con auténtico convencimiento y defenderlas como si fueran propias.

La empatía es clave

En este proceso mostrar empatía con el trabajo de otros y ayudar a impulsarlo y promoverlo gana credibilidad al propio trabajo. Nuevamente se muestra buen juicio y criterio selectivo para las causas que nos mueven a apoyarlas. Las ideas y la información que compartimos se vuelve parte de nuestro haber en huella digital. Nos enriquece y ayuda. Así las redes sociales toman un propósito productivo más allá de perder el tiempo y hacer clicks, o tener gente solo por ganar visibilidad.

La constancia da resultados

La gota de agua constante puede perforar la roca. Estoy retomando entrenamiento después de varios años de maternidad. Soy delgada y pequeña. Hace años cuando entré por primera vez al Gimnasio de la Universidad de Kentucky un hombre fuerte se acercó y me dijo con una risa un poco burlona. “This is for big men”/ heavy weight.  (Esto es para hombres grandes / muy pesado). Volteé y con una sonrisa le dije: “thanks for the tip” (gracias por el consejo). Yo cargaba sin problemas 80 kilos en barra; para sentadillas. Tomé primero la barra  e hice un poco de calentamiento.  El “hombre grande” sonrió cuando vió que no me detuve ante su advertencia. Fui subiendo 10, 15, 20  en cada lado. Cuando me vió cargar la barra con dos discos de 20 sin romperme. Abrió la boca y se fue a continuar su rutina.

A mis casi 48 años sin haber entrenado por largo tiempo sería insensato intentar levantar lo mismo que en mis años mozos. Empecé corriendo solo 10 minutos, luego hice acondicionamiento general sin una verdadera rutina. Luego agregué una rutina muy ligera pero ya bien establecida. En cuanto me sentía cómoda con el peso empecé a subir poco a poco. No tengo mucho tiempo para entrenar así que los 20 o 30 minutos que entreno son intensos sin descanso y con mucho foco. Los Lunes siempre está lleno a más no poder y para el Viernes hay menos del 50 % de los que van el Lunes. Al cabo de varios meses se da uno cuenta del respeto que te van dando los asistentes. Tanto los hombres grandes como los no tan grandes. Cuando ven que no fallas, que poco a poco vas incrementando en peso, en intensidad, en resultados. Lo mismo con las redes sociales.  Poco a poco construyes una comunidad ganando seguidores diarios, interactuando, compartiendo, con disciplina, con constancia. La gente lo ve, lo reconoce y lo respeta.

¿Y después del choro mareador qué con los números?

Estrategia, constancia, trabajo, compromiso con propósitos y/o valores de vida universales convivencia y las siguientes acciones puntuales:

Una foto de perfil que muestre ojos y sonrisa te gana seguidores

Graciela Valdez Vera
Graciela Valdez Vera

El día que puse mi foto de perfil gané 300 seguidores. Tener el huevote no ayuda en nada. La gente quiere por lo menos ver los ojos de quien está al otro lado. Quienes me han argumentado que no quieren seguidores que se guían por una foto porque son gente superficial. Les puedo decir: En los ojos está el alma y en la sonrisa el corazón. No hay nada de superficial en ello. Hay que hacer a un lado los prejuicios y simplemente dar la cara. No poner la cara del perro. Cierto que algunas partes corporales ganan muchos seguidores. Pero ahí si se relacionan con esa parte y no con el todo. El rostro con un nombre y un objetivo claro dan confianza para seguimiento.

Seguir a los que saben y si corres con suerte de que te sigan seguir a sus amigos

(Eva Collado Durán )Cercanía, Gentileza, Autoridad
(Eva Collado Durán )Cercanía, Gentileza, Autoridad

Seguir gente valiosa, que aporta, que comparte, que promueve pensamiento, que genera actitud mental, que concreta e interactúa. Por lo general estos son referentes. Si alguno de ellos te sigue inmediatamente seguir a sus “amigos”. Verán que un referente te sigue y eso te da mejores probabilidades de seguimiento. NO garantías. Así que si no te siguen “tranquis”. Pero muy probablemente de 100 amigos de un grande que sigas 5 te pueden dar seguimiento y de otro modo tal vez ninguno te lo daría. No descartes al 100% alguien a quien hayas seguido sin seguimiento de regreso. Es probable que más adelante te den “follow back”. Sin embargo algunos usuarios se molestan seriamente si les dejas de seguir al no tener “follow back” y te bloquean el seguimiento. En ese caso se ahorran y te ahorran el problema de un seguimiento  no deseado. Cuando empezamos a construir una comunidad no podemos darnos el lujo de seguir a muchas personas que no nos sigan pues eso limita nuestras oportunidades de seguir a otros que si pueden seguirnos.

Tweepi.com es una buena herramienta de seguimiento

Te loggeas con tu cuenta de Twitter y te permite eliminar a las personas que no te dan seguimiento. También puede poner un candado a los referentes que sigues para no darles el unfollow involuntario. Por otro lado igual te permite poner candado a los que seguiste y no te siguieron y se molestaron porque los dejaste de seguir. De este modo no volverás a darles seguimiento involuntario.  Te permite ver el número de seguidores que tiene, el resumen de su Bio, el porcentaje de seguimiento que tienen. Así identificas las probabilidades que tienes de follow back. Te permite seguir de manera selectiva a los amigos de un referente. Para este propósito no convienen los referentes con “pocos amigos”; esos a quienes les siguen miles y siguen a 6 o 10. Convienen más los referentes con una comunidad rica.

Cada referente arma una tribu con características muy particulares

Con esta herramienta puedes seguir a lo mejor de los mejores. Nada te garantiza que te den seguimiento. Pero los pocos que puedan dártelo son garantía de una comunidad afin única. Hay referentes que se caracterizan por su sapiencia, otros por su vitalidad y ánimo, otros por sus herramientas. Las comunidades que los integran comparten características semejantes y nos aportan parte de esas características enriqueciendo nuestra propia comunidad.

Si armaste una comunidad sin mucha planificación y requieres una limpieza puedes hacerlo

Es posible que en principio la presión por los números haya llevado a alguien a seguir a los que siguen.  Pero ese grupo no aporta mucho a la comunidad. La información que comparten no es afin. O definitivamente en un punto es contraria a tus valores, e identidad. En tal caso vale la pena eliminar el seguimiento. Recuerdo en principio seguí a un escritor que escribía con ironía de la gracia de ser un hombre soltero y la bendición de no tener una mujer a lado. Me pareció una posición auténtica y tenía humor. Pero en un punto empezó a publicar mucha información misógina, que no me parecía nada grata y dejé de darle seguimiento.

Interactuar con lenguaje natural, y uso de hashtags pensando en la comunidad

Quiero aquí comentar sobre el perfil de un usuario que usa todos estos elementos con maestría. El joven politólogo Emilio del Carmen Lopez con 787 seguidores en su comunidad de Twitter logra sin ningún problema numerosos RT.  Este es el ejemplo claro de una comunidad bien pensada y estructurada  independientemente de la cantidad de seguidores.  Tiene lento pero siempre contínuo crecimiento que en función de los resultados bien prueba estar planeado estratégicamente.

@EmilioDelCarmen  Favstar
@EmilioDelCarmen Favstar

Recordemos que a mayor alcance, mayor influencia, podemos tener una comunidad pequeña pero mejor alcance que en una gran comunidad con poca influencia de nuestra parte en ella. Cuando logran conjuntarse todos los elementos: gran comunidad, con gran alcance estamos en la posición de impactar más vidas. Necesitamos planeación estratégica en la composición de nuestra comunidad, constancia y trabajo que nos respalde, y herramientas adecuadas para conseguir seguidores.

 

Abrazos

Posted on: 2 Marzo, 2015, by : gracielavaldezvera
A %d blogueros les gusta esto: