¿Como conectamos con el mundo de las posibilidades?

El mundo “real” es un constructo. Einstein afirmó que no tenía sentido forjar teorías basándose únicamente en datos observables. La teoría decide lo que podemos observar.

La “realidad” depende de las percepciones. Una realidad contundente e incuestionable es cuando muchos comparten la misma percepción. Se dice que lo que muchos “ven” es real. Existe un gran variedad de cosas tácitas que decimos ver, otras abstractas que decimos entender. Lo cierto es que no hay consenso en los conceptos determinantes de la vida: amor, libertad, paz, éxito, felicidad, bien, mal. En mi artículo ¿Que es realmente real? hablo de los sentidos: lo que cada uno de nosotros vemos, oímos, creemos ver, oir, sentir; y de la intuición.  Pero si a eso le agregamos lo que otros ven, oyen, sienten e intuyen. El constructo se hace mas y más complejo. Se dice que podemos “manifestar” una realidad conectando con la fuente. Pero no es solo una voluntad y una fuerza aislada.

Yo personalmente tengo mi perspectiva que con gusto comparto:

Primero hay que abrir el mundo de la posibilidad

Aquí no me refiero a simplemente afirmar que es real o posible lo imposible. Aquí me refiero a estar dispuestos a ir mas allá de los límites. Saber y estar conscientes que no tenemos nada y vamos por todo. Es decir: un contraste de realidades donde todo lo que está en nuestras manos se pone en la mesa con voluntad, elección, decisión y firmeza. Esto me prepara para lo difícil, los obstáculos, las burlas, las fuerzas contrarias, lo que sea que esté en medio que represente un alto en la realización de lo imposible. No importa, yo haré todo lo que esté en mis manos.

 

¿porque o cómo funciona esto?

Nos pone todos los sentidos en alerta para buscar oportunidades y en medio de ellas es que surge la posibilidad. En mas de una ocasión a lo largo de mi vida me ha funcionado. Tal vez suene estúpido pero compré un calendario de embarazo  20 años antes de embarazarme. También compré ropa de embarazo tal vez cinco años antes de embarazarme. Tal vez comprar el radio del auto antes de comprar el auto mismo. Tengo las semillas del árbol que estará en el jardín de mi casa; que aún no tengo.

Esto es mindset puro. Quiero…. (esto)…. voy a hacer todo lo que esté en mis manos para lograrlo y no me detendré. Ya la vida dirá hasta donde llego con esto. Hay acciones o planes que cambian efectivamente porque al empezar a concretar tal vez nos damos cuenta que no era tan mágico como creíamos, esperábamos o deseábamos. Alguna vez comenté que el Inglés era mi coco y lo odiaba. Finalmente terminé aprendiéndolo, enseñándolo, viviendo muchos años del idioma y convivir con gente de habla Inglesa de varias nacionalidades. El Italiano y el ruso se quedaron a medias. Porque me surgieron otras prioridades. Hay quien de entrada se niega la posibilidad de aprender un idioma y se dicen “negados” para el mismo. Cuando apenas empezaba a aprender el idioma alguien me llamó “maestra” por equivocación y yo me dije: “si me agrada….¿porqué no?”. Años mas tarde lo fui. Alguien en una ocasión me dijo: “no vas a aprender inglés para ir a enseñarles a los nativo-hablantes su idioma”… ¿y que créen?. Trabajé con super-dotados en Western Kentucky. Di conferencias sobre enseñanza de Inglés en Canadá y Estados Unidos. Fué posible. Me tomó años, esfuerzo, reprobé varias veces el nivel uno, varias veces el dos, el tres. Pero al final permiti que la posibilidad se diera en mi vida.

Nuestro interior nos habla y mueve el mundo
Nuestro interior nos habla y mueve el mundo

Dirigir lo que está en nuestras manos en la dirección correcta

Mi percepción, mis acciones, mis afirmaciones, los entornos que elijo. Todo va encaminado al objetivo establecido. Ningún objetivo puede ni debe ser aislado o integrado a la vida fuera del todo al que pertenecemos. Es decir; cualquier objetivo se integra a un plan de vida. Se consideran recursos, medios, prioridades. Se integra sin afectación de otros objetivos personales. La armonía y correcta percepción de nuestros objetivos es mucho mas importante de lo que pueda parecer. Nuestra familia, los que amamos y nos aman también tienen que ver lo que vemos o de lo contrario vamos con fuerzas opuestas y es un desgaste.

Lo que otros piensan hacen, creen o dicen no esta en mis manos. Solo lo que yo creo, pienso, hago. En funcion a esto me muevo. No perdemos tiempo tratando de convencer o vender las ideas. Vivimos lo que creemos y con resultados la gente nos da el credito necesario.

Pregonar con nuestra propia vida lo que creemos, lo que buscamos y esperamos al nivel que nos sea posible es la major forma de dirigir lo que esta en nuestras manos en el camino correcto.

Agua en cualquier presentación es lo que necesitamos
Nuestros objetivos y metas deben entrar en armonia con el todo

 

Mover a nuestro favor o mantener al margen lo que no esta en nuestras manos

crisis6

 

Nosotros no controlamos las percepciones de la gente a nuestro alrededor. Pero si podemos influir sus percepciones dando suficientes elementos para ser correctamente percibidos, interpretados. Justamente la marca personal toma un papel importante en este sentido haciendo evidente a propios y extraños nuestras capacidades, y nuestro alcance.

No siempre somos correctamente percibidos. No siempre contamos con el apoyo, energía y voluntad de la gente alrededor. Necesitamos estrategia para llamar la atención en el sentido que nos favorece. Necesitamos talento para mostrar lo que queremos que vean. Necesitamos acción enfocada para generar sinergias y conectar con las personas apropiadas en el momento oportuno.

Lo que no podemos controlar. Lo que nos rebase se mantiene al margen. El punto no es ignorar, sino mantener a suficiente distancia para evitar afectacion en los avances que estamos teniendo. Si en esta categoría entra una persona importante que amamos es posible mantenerlo al margen sin afectar la relación misma. Con quienes amamos hablamos de lo que a ambos nos interesa y conectamos a traves de lo que a los dos nos funciona. Lo que nos separa o discrepa lo mantenemos al margen. No tocamos el tema de conflicto o si lo hacemos, lo hacemos en respeto. Mantenemos claro que tenemos puntos opuestos, evitamos intentar convencer o argumentar. Difícilmente se coincide al 100% con alguien en todo sentido.

Lo mismo sucede con las realidades de la vida. No todas las realidades nos hacen click interiormente. No todas las situaciones favorecen nuestros planes o forma de pensar. Las que discrepan totalmente y pueden de alguna manera interferir con lo que estamos trabajando o tratando de alcanzar se mantiene a distancia. Siempre que sea posible evitar ir contra corriente hay que hacerlo. Cuando no es posible; antes de navegar contra corriente hay que tomar fuerza con la fe, el amor, el equipo, el sentido de vida. De otro modo es un desgaste inútil.

Es un hecho que dentro del universo de posibilidades puede haber comunión y armonía en algún punto. En mi casa no aceptaban la unión de evangélico-católica. Hicimos matrimonio ecuménico y ha sido posible sin romper con la familia. Con dificultades iniciales, pero al final posible.

 

BESOS