5 tips del proceso de escritura creativa a nuestro alcance

Escritura creativa
Escritura creativa

Creatividad es sinónimo de pensamiento original o divergente. Todos tenemos necesidad de escribir correos, mensajes, tareas, documentos de trabajo y si les damos nuestro sello personal se vuelve especial, original, “nuestro“. La personalidad se proyecta en las palabras que elegimos, las ideas que planteamos y el tono con que las compartimos. Mientras más recursos tengamos a la mano para plasmar nuestras ideas mas fluido será el proceso de escritura, más satisfactorio y más cercano a nuestra realidad interior.

Todos los textos muestran “algo” del interior del escritor incluso aquellos que describen las ideas o teorías de un tercero pues muestran la posición o nivel de conocimiento o dominio. El conjunto de sus escritos nos marca una línea de pensamiento, un estilo, y al final bosquejan la marca personal. Esto hace del proceso algo importante a considerar en todo momento. Pero no debe complicarlo de tal modo que nos paralice o bloquee.

Proceso de escritura
Proceso de escritura

Este es un proceso académico que honestamente no aplicamos al escribir correos o documentos de trabajo. Lo que hacemos de manera natural se parece mas a lo siguiente:

1.Inspiración

Ante la hoja en blanco siempre nos surge el ¿que? y el ¿cómo?. No sé que decir, no se como decirlo. En este punto es valioso “llenarse para poder plasmar”. Hacer investigación rápida: un par de artículos, un par de libros, un par de revistas. Esta parte del proceso merece el tiempo necesario hasta tener en la mente una idea con un enfoque claros de lo que necesitamos.

Si el escrito es un correo que urge “ya” y es la primera vez que escribimos algo así. No tenemos la menor idea de la estructura del mismo: ya sea una carta de recomendación, una carta introductoria para nuestro currículum, una queja al departamento de servicio al cliente, buscamos machotes en la red y tomamos las “frases pre-establecidas” de inicio, y final, el contenido intermedio debe ser “nuestro”.

Si el escrito nos permite tiempo y no es algo que urge vale la pena pensar la idea varias horas, varios días o varias semanas antes de iniciar la escritura. En ese inter hay que hacer buenas lecturas que enriquezcan la idea, un par de conversaciones con expertos en el área, observación profunda de casos, referencias de expertos en el tema. El tiempo invertido en este proceso se ve reflejado en el producto final.

2.Enfoque

El ánimo con que escribimos se plasma en el escrito. Si es una queja y estamos muy molestos vale la pena pensar el objetivo del correo antes de escribirlo a fin de no convertirlo en una válvula de escape del disgusto. No debemos perder enfoque de la intención y alcance que puede tener lo que escribimos.

Las intenciones pueden ser: convencer, entretener, exponer,  explicar , instruir, comparar, demostrar, analizar. En función a ellas determinamos las palabras, la estructura o formato del escrito. Los escritos explicativos pueden valerse de esquemas, pasos. Los de entretenimiento requieren fotos, imágenes literarias o verbales.

La personalidad marca enfoques: la ironía, el optimismo, el humor, la sobriedad, la juventud o la experiencia también dan enfoques distintos que se notan en los escritos.

3.Estructura

El enfoque nos determina un formato: la narrativa utiliza ciertos elementos de orden y conexión diferentes a los de la persuasión. Pero todos los escritos sin excepción tienen una introducción, un cuerpo con puntos principales y una conclusión. La conclusión debe llevarnos al planteamiento inicial con síntesis de lo planteado. Estos elementos ayudan a guiar la lectura rápida y a seleccionar los puntos importantes a digerir o poner atención.

Cuando navegamos en la red con tiempo limitado; es decir, casi siempre. Con frecuencia leemos solamente la primera parte, los subtítulos, tal vez las negritas de los párrafos y el final. Algunos solo leen el título, ven las fotos y se salen. De aquí que las infografías hayan resultado tan cautivadoras. En mínimo tiempo sintetizan una cantidad grande de información. Muchas veces incluso puede retenerse en la mente por mas tiempo debido a las ilustraciones y secciones numeradas, secuenciadas, coloreadas y diferenciadas. Esto se organiza en el cerebro más fácilmente y sirve como estrategia de mnemotecnia.

4.Forma

Además de las infografías, los textos, están los cuadros sinópticos, diagramas, fotografías, fuentes, títulos, subtítulos, bullets que visualmente generan un todo integrado.

la atención. Los colores, las fuentes, las fotografías; todo es importante, incluso los espacios entre las letras.

.

.

Tanto la forma como la estructura y el enfoque nos dejan una sensación, un mensaje, un tipo de conexión. Hay textos que conectan con la mente, otros que conectan con el corazón o algún nivel de emoción. Esto depende de las palabras que seleccionamos y las intenciones con que las conectamos.

5. Secretos Personales

Compartir la experiencia, dejar parte de nosotros que pueda enriquecer el tema, plasmar una parte del individuo conecta cuando al plasmarlo tenemos enfoque o intención sobre otro individuo (el lector). En el proceso de inspiración que comentamos se analiza el ¿que? y el ¿como?. En el enfoque se analiza el ¿para que?. La estructura y la forma nos dan una materialización de lo antes planteado que también debe conectar con cierto tipo de audiencia.

  • Escribir “ever Green material” garantiza larga vida de los textos. Cualquier temática, cualquier escrito debe de alguna manera tener un punto actual presente. Pero los textos que marcan situaciones de vida generales aplicables a través del tiempo y de una variedad de situaciones se convertirán en clásicos. Hay autores cuyos libros fueron escritos hace muchos años y al leerlos hoy las ideas o planteamientos siguen vigentes, siguen siendo aplicables. A esto se refiere escribir “ever Green material”.
  • Plasmar  ideas valiosas que incluso a nosotros nos ayuden cada vez que las leemos. Si el texto vuelve a aclarar nuestra mente, a inspirar, a llevarnos a imaginar, a entretenernos cada vez que lo leemos. Ha sido un buen texto y lo seguirá siendo. Hay textos que valen la pena leer y re-leer tantas veces como sea necesario. Hay libros que podemos leer en diferentes épocas en nuestra vida y definitivamente percibiremos cosas nuevas al volver a leerlos. En función de nuestras nuevas experiencias de vida.
  • No dar paso sin huarache en México decimos para hablar del mayor provecho de nuestras acciones. Todo lo que hacemos tiene que llevarnos a donde queremos llegar. Un buen planteamiento, con un enfoque, claro, suficiente inspiración, una estructura coherente, un formato apropiado no solo cumple un objetivo sino que conecta y satisface tanto al lector como al escritor. Se habla mucho de pensar en el lector, de ser auténticos. Lo que sea que hagamos tiene que cubrir ambas y además algún tipo de sentido productivo enriquecedor en ambas direcciones.

Quería comentar un poco las herramientas del escritor. Pero eso será punto para otro artículo.

BESOS