3 factores insospechados que bloquean nuestro desarrollo

Lo creamos o no; las personas que nos aman, que amamos. Los que dependen de nosotros, son un factor determinante para impulsar o detener nuestro desarrollo. No solamente nuestros conceptos limitantes. Las expectativas, los miedos y dependencias de nuestros seres amados nos encuadran en un patrón, un rol a cumplir. Son lazos fuertes que no se pueden romper o que no queremos romper. Conozco varias mujeres solteras profesionistas que limitan su desarrollo personal por hacerse cargo de sus padres ancianos, o de los hermanos menores o de los hermanos que nunca se casaron. Nadie les ha pedido que lo hagan, nadie les obliga a hacerlo. Ellos(as) sienten la obligación moral.

Nuestra vida está en nuestras manos
Nuestra vida está en nuestras manos

Nuestra primera y única responsabilidad es nuestra vida

Es solo de nuestra vida que debemos rendir cuenta. Las mejores intenciones con respecto a los otros son válidas pero no son nuestra responsabilidad. Cada quien es responsable de su propia vida. Los padres de Kyle Maynard  y de Nick Vujicik los educaron para hacerse cargo de su vida. Eso es lo que todo padre y todos los que somos suficientemente generosos y amorosos debemos hacer con quienes amamos. No podemos ni debemos crear dependencias  creer que somos responsables de alguien, de su bienestar de su desarrollo, incluso de su felicidad es por demás arrogante. Desgraciadamente todos somos un poco arrogantes. Nos gusta sentirnos necesarios. Nada tan especial como un hijo que nos mira y con una sonrisa nos pide un abrazo. Se ven tan frágiles, queremos hacer todo por y para ellos. Pero lo que realmente necesitan es solo ser amados y permitirles ser.

Nadie se protege del amor, la responsabilidad y el deber cumplido

Nos da tanto miedo soltar a los que amamos. Recuerdo a mi primera hija aprendiendo a caminar. No quería que se cayera y nunca permití que lo hiciera. Con la segunda no tenía ni el tiempo ni la energía y con la tercera menos. Mi hija mayor tiene mucha destreza para pintar, crear, pero no para correr o llevar a cabo actividades físicas. La segunda es casi una atleta y la tercera no se diga.  Nadie tiene la intención de bloquear el desarrollo de quienes amamos. Pero nuestros miedos les ponen límites que no los dejan ser todo lo que podrían ser. Siempre que siento inseguridad, miedo, límites pienso invariablemente en Nick o Kyle y tomo fuerza. Eso es lo que quiero para mis hijas y todos los que amo. Que vuelen, que crezcan, que reten sus límites y los límites que la vida les ha impuesto yendo mas allá de lo que ellos mismos pueden imaginar. El infinito es el límite.

Es triste pero mas común de lo que imaginamos ver parejas co-dependientes. Alguien que no escala porque el sueldo modesto les acomoda y así no es mucha responsabilidad, es mas fácil. Alguien que no estudia porque su negocio no va mal. Alguien que nunca ha viajado porque tiene muchas obligaciones que no le permiten “abandonar”  el changarro.

Igual que los conceptos limitantes inconscientes con respecto a nosotros mismos. Los hay, con respecto a los que amamos. Creemos que si tienen éxito no nos amarán igual o no tendrán tiempo para nosotros.

1. El amor ¿Como puedo protegerme del amor de mi familia o pareja?

No necesitamos compartir todo el proceso. Solamente el resultado final. Esto, por su puesto implica riesgos que debemos asumir como todo en la vida. En mi libro Una historia para compartir  comento que nadie en mi casa supo por 6 años de la relación a larga distancia. ¿porque?. No habrían estado de acuerdo y hoy yo no tendría la familia que tengo. La familia ejerce una influencia fuerte en nosotros, nuestras decisiones y percepciones. Escuchar opiniones en diferentes sentidos nubla nuestro propio criterio. Es bueno e importante considerar a todos en el momento de decidir pero no podemos tomar en cuenta las opiniones de cada uno.

2. La responsabilidad ¿Debo abandonar a los que amo a su suerte… es eso humano?

Por duro o fuerte que parezca cuando la muerte de quienes amamos llega. Todos quedamos así; a nuestra suerte. Y mas vale que estemos listos porque ese momento es inevitable. Lo mas triste del mundo es ver a alguien que no puede levantarse tras la pérdida de un ser querido. Teniendo dones tan preciados como la vida y la salud. Esas dos cosas llanas y sencillas llevaron a Viktor Frankl; que había perdido todo, a rehacer su vida tras el holocausto.

3.Las expectativas del grupo social

Todos pertenecemos a una familia, una colonia o pueblo que nos ve crecer desde pequeños. Una empresa en la que llevamos a cabo un rol “típico” por el que somos juzgados. Estas personas que “creen conocernos”. Nos ponen límites en lo que podemos llegar a ser. En un barrio bajo o medio no entran autos de lujo y si entran no salen o salen en pedazos. Algunos motivadores y coaches considerando esto sugieren hacerse de un grupo de “ganadores”, “gente bien” para poder encumbrar.  En el trabajo una secretaria, una maestra, una cultora de belleza tienen típicamente cierto nivel académico y cierto “estatus”. Yo he llevado a cabo todas esas profesiones y muchas personas en el trabajo se sorprenden al ver mi trayectoria profesional y la cantidad de cosas que hago a nivel independiente.

El currículum encuadra la experiencia que alguien ha tenido y eso determina los trabajo que nos pueden ofrecer.  Cambiar de profesión es un proceso que requiere “orientación eductativa”, “capacitación” , “tiempo”. Yo sin embargo he saltado de la docencia a los los sistemas, al área editorial. La gente ve la cara lee un papel y desconoce totalmente las capacidades. Por esta razón es que yo promuevo la “marca personal”. Con ella es un poco mas completo lo que se puede ver de las capacidades de los individuos. Lo que cada quien es capaz de hacer con suficiente calidad. Con auténtica destreza y profesionalismo.

Rompamos todos los modelos

No podemos permitir que nadie nos diga lo que somos y podemos ser en función del título que tenemos. Una maestría, o un doctorado en lo que sea dan habilidades de investigación, análisis, y síntesis que pueden aplicarse en todas las áreas del desarrollo. ¿Quien dice que no puedes ser piloto ? como Carmen Jorda. Fui cantante de Opera en Bellas Artes; estudiante. Nadie lo pensaría; nunca canto en público.

Carmen-Jorda-Lotus-F1-15

Me agradan los pantalones de Kyle para decir: “quiero escalar “; sin importar su condición y hacerlo con escaladores profesionales hombro a hombro con él. Eso es lo que hay en cada uno de nosotros que ahogamos porque los “roles imponen” a una ama de casa estar en la cocina y atender a los hijos y a una persona sin brazos y piernas permanecer en una silla de ruedas dependiendo de toda la familia.

Amar auténticamente es soltar

Se que no es fácil, pero lo entendí cuando estudiaba música y amaba tanto escuchar el violín, o algunas piezas de piano, algunas notas me hacían vibrar. Entendí que la nota dentro de toda la melodía tomaba sentido y debía fluir para formar la melodía. Así es con nosotros y la vida. Cada uno somos una nota que tiene su parte en la gran obra. Si no fluímos se pierde toda la pieza. Cada uno tenemos nuestra parte y en el todo damos sentido a la gran obra. “The master piece” de la que somos parte. No permitir que la nota dé todos los graves o agudos que le van destruye la nota misma de entrada y la gran obra de paso.

BESOS